Saltar al contenido principal
Contacta con nosotros
Unidad de Medicina Hiperbárica

Descripción

La Medicina Hiperbárica ofrece un tratamiento médico no invasivo y altamente beneficioso para el organismo que se basa en la administración de oxígeno en altas concentraciones dentro de un medio presurizado.

Habitualmente respiramos en torno a un 21% de oxígeno puro. Cuando introducimos al paciente en la cámara hiperbárica el porcentaje se incrementa hasta alcanzar un 94% de pureza. Esto es posible, además, porque la cámara se somete a una presión mayor a la atmosférica (entre 1.45 y 1.48 atmósferas).

Lo que se consigue de este modo es un incremento en la concentración de oxígeno en el plasma sanguíneo, con el consecuente efecto antiinflamatorio y regenerativo.

La Unidad de Medicina Hiperbárica del Hospital Vithas Nuestra Señora de América cuenta con cámaras de última generación y ofrece tratamientos totalmente personalizados para cada paciente y siempre bajo supervisión médica.

Para iniciar la terapia es necesario realizar una primera visita médica en la que se establecerán, de forma individualizada, las pautas a seguir:
 
  • Número de sesiones recomendadas (puede fluctuar entre 5 y 30, según cada caso)
  • Periodicidad de las sesiones (el promedio habitual son 3 sesiones semanales)
  • Duración de las sesiones (pueden durar 60 o 90 minutos)

Es un tratamiento coadyuvante, que se puede combinar con otras terapias, totalmente indoloro y apenas presenta contraindicaciones.
 

Beneficios de la Medicina Hiperbárica


El tratamiento con oxigenación hiperbárica (TOHB) ofrece múltiples beneficios, entre ellos:
 
  • Vasoconstricción: disminuye el edema consiguiendo un efecto antiinflamatorio.
  • Neovascularización o Angiogénesis: producción de nuevos vasos sanguíneos, acelerando la cicatrización, reparación y recuperación de tejidos.
  • Disminución del estrés oxidativo: la hipoxia genera radicales libres y mediante la hiperoxia (incremento de oxígeno en sangre) se regula la formación de los mismos.
  • Estimulación Fibroblástica: incrementa la síntesis de colágeno para la cicatrización y reparación de heridas y tejidos.
  • Estimulación de células madre: participa en la formación de nuevos vasos sanguíneos y de tejido.
  • Regulación de neurotransmisores: actúa directamente sobre la secreción y regulación de los mismos.
  • Incremento de la actividad inmunológica celular: estimula la acción bactericida de las células blancas de la sangre.
 

¿Qué tratamos?


La Medicina Hiperbárica está especialmente indicada en el caso de las siguientes patologías:
 
  • Dolencias clínicas: fatiga crónica y fibromialgia, acúfenos o tinnitus, migrañas y cefaleas, mareos y vértigos, apneas del sueño, mal de altura.
  • Lesiones traumatológicas: lesiones y recuperaciones posquirúrgicas, artritis, artrosis.
  • Pacientes oncológicos: lesiones post-radioterapia.
  • Heridas y cicatrices: quemaduras, injertos, úlceras y vasculitis, tratamiento del pie diabético y lesiones en personas con diabetes, cicatrización de heridas (postquirúrgicas, accidentes, etc.).
  • Medicina del deporte y laboral: aceleración en la recuperación muscular, de tendones o de ligamentos, heridas, contusiones, esguinces, aclimatación y prevención de lesiones profesionales.
  • Neurología, tanto infantil como para adultos: Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), accidentes cardiovasculares (ACV), enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple y otros cuadros neuronales como parálisis cerebral.

De forma genérica, se recomienda para personas mayores en general ya que ayuda a la recuperación de la movilidad de articulaciones y músculos y mejora deficiencias circulatorias.