Sala de prensa

X
01.09.14

El Servicio de Psiquiatría del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima recomienda ser consciente del carácter “pasajero” de las molestias postvacacionales

El psiquiatra Tiburcio Angosto aboga por una incorporación paulatina a la rutina laboral y cree “exagerado” hablar de síndrome o depresión postvacacional


Sensaciones de irritabilidad, apatía, cansancio inapropiado, insomnio o sensaciones de tristeza inadecuada, principales síntomas.

El hospital recomienda acudir a un profesional de salud mental si los síntomas derivan en tristeza excesiva o ideas extrañas e inadecuadas. 
 
Vigo, 1 de septiembre de 2014.- El Servicio de Psiquiatría del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, de Vigo, cree importante tomar conciencia del carácter “pasajero” de las molestias que pueden derivarse del fin de las vacaciones y la consiguiente vuelta a la rutina laboral.

Así lo afirma el psiquiatra Tiburcio Angosto en un post publicado en el recientemente estrenado blog del Hospital (hospitalvithasfatima.com) perteneciente al grupo sanitario Vithas, formado por 12 hospitales en toda España así como 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud.
 
En su texto, Angosto Saura asegura que resulta exagerado hablar de síndrome o de depresión postvacacional, ya que en realidad se trata “de un malestar que aparece cuando una persona abandona una situación placentera, como en este caso son las vacaciones, y se debe incorporar obligatoriamente a otra situación más estresante, aunque lo realmente grave sería que el cambio de esas situaciones tan distintas, descanso-actividad laboral, no fuera percibido por las personas”.
 
El psiquiatra del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima asegura que no todas las personas van a sentir estas molestias, cuyos síntomas “pueden ir desde sensaciones de irritabilidad, apatía y cansancio inapropiado a insomnio o sensaciones de tristeza inadecuada”. Según su larga experiencia profesional, este malestar se produce “con más frecuencia entre personas con trabajo poco satisfactorio, muy estresante o en una situación de mal ambiente laboral”.
 
Así, el doctor Angosto recomienda realizar una “incorporación a la intensidad laboral paulatina si es posible”, “recuperar cuanto antes el ritmo sueño-vigilia de la cotidianidad laboral y las actividades placenteras de ocio anteriores a las vacaciones”.
 
Otros consejos importantes son “tomar conciencia de  la causa pasajera de estos malestares” y “entender que, para la mayoría de las personas que padecen este cuadro, suele repetirse mientras se conserven las condiciones de trabajo”.
 
Por último, el citado psiquiatra advierte que “si aparecen síntomas más severos como tristeza excesiva o ideas extrañas e inadecuadas probablemente no tenga que ver con el estado postvacacional, aunque coincida en el tiempo, y sea preciso la consulta con un profesional de la salud mental”.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks