Sala de prensa

X
20.10.14

El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima implanta, por vez primera en España, un catéter subcutáneo que reduce casi un 70 por ciento las posibilidades de infección en diálisis

La intervención realizada el pasado jueves estuvo dirigida por el responsable de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital, el Dr. Juan José Vidal Insua


El primer paciente en recibir este dispositivo en España, un hombre de 84 años residente en un municipio próximo a Vigo, está ya en su domicilio tras 24 horas de observación

La técnica facilita la diálisis de los pacientes con lesiones venosas centrales y que no pueden contar con un dispositivo ordinario

El implante tiene que realizarse en un quirófano radiológico con una técnica híbrida endovascular y de cirugía abierta

El responsable de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, el Dr. Juan José Vidal Insua, ha dirigido una operación para implantar, por primera vez en España, una fístula de diálisis subcutánea que permite reducir casi un 70 por ciento las posibilidades de infección. El Hospital Vithas Fátima pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros altamente especializados denominados Vithas Salud.
 
La intervención consiste en implantar una fístula –denominada comercialmente HeRO de Medcor- que permite realizar una conexión subcutánea entre la vena cava superior  y la arteria braquial en brazo. Esta técnica está indicada para pacientes con lesiones venosas centrales. Este dispositivo sustituye a los catéteres normales externos, por lo que, además, permite reducir casi un 70 por ciento las posibilidades de infección.
 
Esta operación debe de realizarse en un quirófano radiológico que permita realizar una técnica híbrida endovascular y abierta al mismo tiempo. Precisamente esta intervención quirúrgica abierta es la que aconseja un ingreso de 24 horas en observación de los pacientes sometidos a esta cirugía.
 
El primer paciente en recibir este dispositivo es un varón de 84 años de edad, residente en un municipio próximo a Vigo. Ya ha recibido el alta hospitalaria y se encuentra en su domicilio, a la espera de continuar con su tratamiento de diálisis que, de otra forma, no podría atender con regularidad.
 
Este dispositivo se utiliza desde 2008 en Estados Unidos, donde lo han recibido ya más de 5.000 pacientes. En 2011 recibió la pertinente autorización para su empleo en los hospitales Europeos. Sin embargo, hasta ahora no se ha distribuido en España.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks