Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
03.02.14

El Hospital Vithas Virgen del Mar incorpora el Fibroscan a su equipamiento tecnológico

Es una avanzada técnica de imagen, rápida e indolora, que permite conocer la salud del hígado

Elimina la realización de biopsias dolorosas en pacientes con hepatitis B y C

El Hospital Vithas Virgen del Mar, perteneciente al grupo Vithas que cuenta en España con 10 hospitales y 2 centros especializados denominados Vithas Salud, acaba de incorporar un moderno método diagnóstico denominado Fibroscan, especialmente indicado para medir el grado de lesión del hígado en pacientes con enfermedades hepáticas.

El Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Vithas Virgen del Mar, Gastrum, dirigido por el Dr. Bravo Castillo y por la Dra. Daza García al frente de la Unidad de Hepatología, es el único hospital privado de Andalucía Oriental que cuenta con esta novedosa técnica diagnóstica.

Sólo en España, se estima que existen al menos 800.000 personas infectadas por el virus C de la hepatitis (VHC) y se considera que se hará crónica entre un 50% y 70% de los casos. Además, se estima que aproximadamente un 20% de éstos pacientes acabarán desarrollando un cirrosis hepática en 10 años, si no se trata el virus y se detiene la evolución del daño hepatocelular.

El tratamiento para el virus C de la hepatitis no está exento de efectos secundarios (fiebre, malestar general, cuadros depresivos y, en ocasiones, diabetes e hipertiroidismo).

Por este motivo el hepatólogo debe asegurarse de que la infección está realmente dañando el hígado, antes de indicar el tratamiento. Hasta hace unos años, el único modo de conocer el estado del hígado era a través de la biopsia hepática, es decir, pinchar este órgano para extraer una muestra, ocasionando esta prueba en muchos casos, dolor al paciente.

El Fibroscan es una técnica de imagen revolucionaria que evita a muchos enfermos de hepatitis C la realización de una biopsia hepática, o lo que es lo mismo, tener que pincharse el hígado antes de comenzar la terapia antiviral.

Es un método rápido e indoloro, similar a la ecografía, que valora la salud del hígado en función del grado de rigidez o fibrosis del tejido, permitiendo decidir si los portadores del virus C de la hepatitis necesitan tratamiento.

También para los trasplantados de hígado
Otro grupo de pacientes en los que el Fibroscan resulta particularmente útil es en los trasplantados de hígado, en los que se ha visto que aplicando el Fibroscan de forma periódica (cada cuatro o seis meses), se obtiene información sobre cómo evoluciona el nuevo órgano.

Muchos estudios en curso afirman la utilidad del Fibroscan y gran parte de los especialistas en hepatología aseguran que su uso se extenderá a otras enfermedades crónicas hepáticas, como las hepatitis de etiología autoinmune o la cirrosis biliar primaria.

Aunque en ciertos casos de estas patologías la realización de la biopsia hepática es ineludible para el diagnóstico de certeza, sí se puede utilizar esta técnica no dolorosa para realizar el seguimiento periódico del estado de salud del hígado.


Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks