Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
23.04.13

Nuevo tratamiento para niños alérgicos a leche de vaca y huevo en el Hospital Vithas Virgen del Mar

Primer centro hospitalario privado de Almería que ofrece este tratamiento

Entre un 6-8% de la población infantil puede verse afectada por la alergia a los alimentos

Dolor abdominal, nauseas, vómitos, erupción cutánea, rinitis y dificultad respiratoria son algunas de las consecuencias de esta alergia

El Hospital Vithas Virgen del Mar lanza un nuevo tratamiento para niños alérgicos a la leche de vaca y huevo denominado técnica ITO (inducción oral de tolerancia). Vithas Virgen del Mar se convierte así en el primer centro hospitalario privado que ofrece este procedimiento terapéutico en la provincia de Almería.

La Inducción Oral de Tolerancia (ITO), que persigue modificar la historia natural de la alergia a alimentos y adelantar la instauración de tolerancia, consiste en la administración por vía oral de cantidades progresivamente crecientes del alimento al que es alérgico hasta lograr que el paciente tolere una cantidad estipulada por el alergólogo que se utilizará como dosis de mantenimiento y que el paciente deberá ingerir de forma regular y mantenida.
 
Los beneficios de la técnica ITO para el niño son muy relevantes: mejora su calidad de vida y su nutrición, limitada por la dieta de exclusión; elimina el riesgo de sufrir una reacción alérgica por ingestión accidental del alimento al que es alérgico; y por último, mejora la calidad de vida de las familias de los pacientes, que deben controlar estrictamente la alimentación de sus hijos y que tienen dificultades para que reciban una dieta segura y adecuada a sus necesidades nutricionales en guarderías y comedores escolares.
 
Para establecer la indicación de este tratamiento en un niño, es imprescindible la consulta previa con el alergólogo para conocer pormenorizadamente el historial alérgico y realizar las pruebas necesarias para establecer el grado de sensibilidad frente al alimento. El tratamiento no está libre de riesgos y debe ser realizado en entorno hospitalario por personal sanitario con experiencia y con los recursos necesarios para tratar posibles reacciones adversas de mayor o menor gravedad.

En los países occidentales, la alergia a alimentos es una enfermedad común que puede afectar entre un 6-8% de la población infantil. En la actualidad, el único tratamiento para la alergia a alimentos se basa en la evitación, en el control del grado de sensibilización al mismo mediante revisiones periódicas y en esperar a que la tolerancia al alimento se establezca de manera espontánea con el tiempo.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks