Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
09.07.13

El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, primer privado en aplicar un tratamiento mínimamente invasivo a un aneurisma aórtico abdominal

El equipo médico responsable de aplicar esta nueva técnica está dirigido por el jefe del Servicio de Vascular, Juan Vidal Insua

La técnica permite reducir la estancia hospitalaria de los pacientes y facilita su recuperación, y tres días después de la intervención el enfermo puede abandonar el hospital por su propio pie

La aplicación de esta técnica en Vigo permite evitar traslados de pacientes con  un elevado riesgo de sufrir la rotura de un aneurisma

Con este nuevo hito, el hospital del grupo Vithas en Vigo renueva su carácter innovador en tratamientos médico-quirúrgicos 
 
El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, perteneciente al grupo Vithas que cuenta en España con 10 hospitales,  es el primer centro hospitalario privado de Vigo que aplica un tratamiento mínimamente invasivo a un aneurisma aórtico abdominal.

El doctor Juan Vidal Insua, responsable del Servicio Vascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, y su equipo,  han aplicado por primera vez un tratamiento mínimamente invasivo para subsanar un aneurisma de aorta abdominal con implante de endoprótesis bifurcada.
 
El aneurisma aórtico es una patología vascular potencialmente mortal consistente en una dilatación de la pared de la arteria aorta, la principal del cuerpo humano, ya que es el tronco principal del que nacen las demás arterias que componen el sistema circulatorio.
 
La técnica empleada por el equipo del doctor Juan Vidal Insua en el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima consiste en el abordaje del aneurisma a través de dos pequeñas incisiones inguinales de tres centímetros de longitud. A través de ellas se implanta una prótesis que preserva la zona afectada ante una hipotética rotura que, en caso de producirse, provocaría el fallecimiento casi inmediato del paciente. La intervención, mínimamente invasiva, duró dos horas y media, bastante menos que una cirugía abierta convencional para tratar estas dolencias.
 
El abordaje de un aneurisma de aorta abdominal (es decir, situado en la aorta entre el diafragma y la zona pélvica) se realizaba hasta ahora de manera abierta. Con la colocación de una endoprótesis, la cirugía puede ser cerrada, sin necesidad de abrir el pecho o el abdomen, no es necesario retirar ningún tejido aórtico y el tiempo de recuperación para un tratamiento endovascular es más rápido.

De hecho, el primer paciente sometido a esta técnica en el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, un coruñés de 67 años de edad, dejó el hospital por su propio pie tres días después de la intervención quirúrgica, frente a la semana de recuperación hospitalaria tradicional.
 
Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no todos los aneurismas aórticos son susceptibles de ser tratados con esta técnica, ya que hay algunos que presentan una morfología no apropiada a este tipo de intervenciones quirúrgicas. El Servicio Vascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima espera poder abordar aproximadamente la mitad de los casos con esta técnica.
 
Gracias a este avance, el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima revalida su condición de centro innovador en cirugía y demuestra, una vez más, la elevada calidad y complejidad de los tratamientos médico-quirúrgicos que ofrece a sus usuarios.
 
Con la generalización de esta técnica para abordar los aneurismas aórticos, los pacientes de seguros privados y privados de la provincia de Pontevedra evitarán traslados a otros lugares de España, que suponían en ocasiones un riesgo añadido de rotura de la pared aórtica.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks