Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
06.06.13

La enfermedad renal crónica conlleva malnutrición y pérdida corporal progresiva de proteínas y reservas energéticas

El curso “Nutrición Renal Avanzada” se centrará en el manejo de la nutrición en los pacientes renales, y tendrá lugar en el Hospital Vithas Perpetuo Socorro de Alicante

La prevención, diagnóstico y tratamiento precoz de las alteraciones nutricionales en la enfermedad renal crónica disminuyen las hospitalizaciones y mejoran los resultados del trasplante

El próximo 10 de Junio se celebrarán en el Hospital Vithas Perpetuo Socorro de Alicante, perteneciente al grupo Vithas que cuenta en España con 10 hospitales, las II Jornadas de revisión del 5º Curso sobre Nutrición Renal Avanzada.

El hospital alicantino será sede por segunda vez de unas jornadas de revisión que se celebran desde el año pasado en España y que están avaladas por la SEN (Sociedad Española de Nefrología) y patrocinadas por Abbott, compañía biomédica al cuidado de la salud
 
La doctora Lola Arenas, jefe de servicio de nefrología del Hospital Vithas Perpetuo Socorro, Juan Jesus Carrero, doctor en Farmacia e investigador en el departamento de Nefrologia del Instituto Karolinska, y el doctor Pablo Molina, nefrólogo del Hospital Peset de Valencia, trasladarán a los profesionales sanitarios los conocimientos que se pusieron en común en el mes de marzo en el instituto sueco.
 
A lo largo de su ponencia, el doctor Juan Jesús Carrero tratará aspectos de gran relevancia como el desgaste proteico-energético que sufren los pacientes renales y la influencia del estado inflamatorio en esta enfermedad. La doctora Arenas y el doctor Molina hablarán de los tipos de dieta más aconsejables así como del uso de los suplementos nutricionales que pueden mejorar el estado nutricional y en qué momentos se pueden beneficiar de ellos.
 
La malnutrición y la pérdida corporal progresiva de proteínas y de reservas energéticas es una más de las complicaciones típicas asociadas a la enfermedad renal crónica y uno de los factores que predicen la mortalidad en estos pacientes. Aproximadamente un tercio de los pacientes en diálisis sufre desnutrición, de ahí la importancia de conocer y tratar esta patología.

El manejo de la nutrición en la enfermedad renal crónica es complejo, pero es más sencillo y más  fácil si se aborda de forma precoz, con el objetivo de prevenir y tratar.

Lo ideal es que se realice de forma interdisciplinar, con equipos donde participen nefrólogos, enfermeras y auxiliares, nutricionistas, endocrinos y farmacéuticos, etc. para lo cual han sido invitados a esta reunión personas de diferentes especialidades. La prevención, diagnóstico y tratamiento precoz de las alteraciones nutricionales en la enfermedad renal crónica, disminuyen las hospitalizaciones, mejoran los resultados del trasplante y reducen los gastos asociados al paciente.
 
Otro tema novedoso, que la doctora Arenas tratará en esta reunión, será el papel del ejercicio en estos pacientes. El ejercicio físico se recomienda para la población general: The Lancet ha publicado recientemente un artículo titulado «Physical inactivity kills» («La inactividad física mata»). La inactividad física puede ser la responsable de una de cada diez muertes prematuras al año en el mundo.

Los pacientes con enfermedad renal crónica y en especial los pacientes en terapia renal sustitutiva (TRS) presentan tendencia al sedentarismo que va a influir negativamente en su supervivencia. Por todo ello, en esta reunión se avanzará también en la definición de cuál es el mejor ejercicio (aeróbico, de resistencia o combinado) para mejorar la capacidad física funcional del paciente con enfermedad renal.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks