Sala de prensa

X
17.07.13

El Hospital Vithas San José ofrece un innovador test de diagnóstico de intolerancia a la lactosa

Utilizará una técnica no invasiva, sin efectos secundarios y casi infalible

Especialistas de aparato digestivo y medicina interna del Hospital Vithas San José, serán los facultativos que prescribirán esta prueba
 
Se estima que la hipolactasia, que es como se denomina esta enfermedad, podría afectar a entre el 40% y el 60% de la población española, puesto que muchos casos no están correctamente diagnosticados

El Hospital Vithas San José, perteneciente al grupo Vithas que cuenta en España con 10 hospitales, fiel a su compromiso de incorporar las últimas técnicas disponibles para el diagnóstico de diferentes enfermedades, ha comenzado a aplicar en el centro un nuevo test de diagnóstico de la hipolactasia, patología comúnmente conocida como intolerancia a la lactosa.

El valor añadido que proporciona este nuevo test frente a los que actualmente se están utilizando, radica en tres factores fundamentales para el paciente: es una técnica no invasiva, no presenta efectos secundarios y los resultados que se obtienen permiten diagnosticar la enfermedad de modo prácticamente infalible.

Estos tres aspectos no son baladíes, si se tiene en cuenta que la hipolactasia es una enfermedad actualmente infradiagnosticada, puesto que según las estimaciones que manejan los expertos, en torno al 50% de la población mundial desconoce que padece esta enfermedad, mientras que en España la estimación se sitúa entre el 40% y el 60% de la población en lo que a pacientes afectos se refiere.

Un correcto diagnóstico se antoja, por tanto, imprescindible para adecuar el tratamiento a las peculiaridades del enfermo. Para ello, los especialistas en aparato digestivo y medicina interna del Hospital Vithas San José, se encargarán de prescribir la realización de estas pruebas de intolerancia a la lactosa.

Beneficios del nuevo test de diagnóstico
La hipolactasia se caracteriza por una deficiencia de la enzima lactasa intestinal. Este déficit se traduce en una reducción de la capacidad del paciente para digerir la lactosa, también conocida como azúcar de la leche, presente en numerosos alimentos. Su sintomatología coincide con dolores abdominales, diarrea o gases, entre otros; factores todos ellos que pueden afectar al ritmo de vida habitual del paciente y a su calidad de vida.

Hasta ahora, los médicos han utilizado diferentes técnicas para diagnosticar esta enfermedad como: el test de aliento (hidrógeno), el test de glucosa capilar, la realización de una biopsia intestinal o el uso de test genéticos. Sin embargo, muchos de estos métodos o tienen un índice de sensibilidad y especificidad limitado, o son invasivos o pueden producir efectos secundarios muy molestos para el paciente.

El nuevo test de diagnóstico que ha comenzado a aplicarse en el Hospital Vithas San José, se basa en la administración por vía oral de un compuesto similar a la lactosa, la gaxilosa, que está formado por galactosa y xilosa. El organismo absorbe este último y lo expulsa por la orina. La cantidad de xilosa en orina es proporcional al nivel de actividad de la lactasa en el intestino del paciente, con lo que ofrece un grado de fiabilidad cercano al 100% para poder medir su grado de hipolactasia, sin necesidad de someterlo al método de “ensayo error” ni a biopsias de seguimiento, técnicas utilizadas hasta ahora. 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks