Sala de prensa

X
01.10.13

El Hospital Vithas San José, primer hospital privado de Álava en incorporar la ecoendoscopia

Es de especial utilidad para clasificar y determinar la gravedad de procesos tumorales

También conocida como ultrasonografía endoscópica (USE), además de permitir la visualización de los órganos internos, incorpora un ecógrafo y un canal de trabajo que permite tomar muestras para biopsias en el mismo momento de su visualización

Su principal ventaja consiste en que, gracias a una visualización ecográfica de los órganos internos adyacentes al tubo digestivo, facilita un diagnóstico temprano y evita pruebas adicionales innecesarias
 
Especialistas de aparato digestivo, cirugía general, oncología y medicina interna del Hospital Vithas San José son los facultativos que prescribirán esta prueba

El Hospital Vithas San José, perteneciente al grupo Vithas que cuenta con 10 hospitales en España, continúa ampliando los servicios disponibles para el diagnóstico personalizado y posterior tratamiento de enfermedades relacionadas con el área de aparato digestivo, cirugía general y medicina interna del centro.

La última técnica incorporada es la ecoendoscopia o ultrasonografía endoscópica (USE) de carácter mínimamente invasivo que permite la visualización ecográfica de los órganos internos adyacentes al tubo digestivo y la punción ecoguiada en tiempo real, evitando pruebas adicionales innecesarias.

El hospital Vithas San José es el primer centro privado de la provincia en incorporar este servicio. El doctor Carlos Marra-López (www.digestivomarralopez.com), especialista en Aparato Digestivo y Endoscopia Intervencionista, es el profesional que desarrollará esta técnica.

Otros tratamientos endoscópicos intervencionistas relacionados que pueden realizarse en el Hospital Vithas San José son la resección endoscópica de tumores digestivos, la implantación de prótesis gastrointestinales por vía endoscópica, la colangiografia retrograda endoscópica (CPRE) y el tratamiento endoscópico de la obesidad (POSE).

La USE ofrece al médico una información mucho más completa que la endoscopia tradicional ya que permite una exploración de dentro hacia afuera de todas las capas que componen el aparato digestivo, desde el esófago hasta el ano y tanto del interior de su pared como de las estructuras y vísceras que lo rodean (pulmón, hígado, páncreas, vesícula o la cavidad pélvica, entre otras).

Esto es posible gracias a que el tubo ecoendoscópico lleva incorporado, además de una cámara endoscópica, un aparato de ecografía en la punta que permite la visión endoscópica y ecográfica del entorno en un solo tiempo. El avance facilita la visualización no sólo de la zona afectada sino de todos los órganos que se encuentran alrededor de la misma y ofrece al médico que realiza la prueba una información completa del área afecta.

Utilizada para el estudio de órganos y tumores, tanto benignos como malignos, aporta información clave sobre la estadificación local (clasificación por su extensión y gravedad). Además, permite determinar con gran precisión la profundidad que alcanza el tumor, como saber si invade órganos vecinos y si afecta a ganglios próximos al tumor; información de crucial importancia para decidir el mejor tratamiento para cada paciente.

De manera complementaria, y con ayuda de una aguja especialmente diseñada, permite la punción y toma de muestras para biopsias directamente de la zona afectada en estudio, obtiene material para su estudio en el laboratorio y ofrece un diagnóstico preciso al paciente.

Preparación para la prueba
La realización de una ecoendoscopia es similar a la necesaria para pruebas menos avanzadas como la gastroscopia o la colonoscopia. Así, si la prueba a realizar es alta (por la boca), habrá que mantenerse en ayunas al menos 6 horas antes de su realización. En el caso de que sea baja (por el ano), el paciente deberá aplicarse o ingerir el día anterior enemas o laxantes que faciliten la limpieza del intestino grueso.

Además, para la realización de la prueba, el paciente recibirá una sedación que facilite su relajación. Asimismo, el especialista le informará del tiempo aproximado de la prueba (variable según el caso), le proporcionará al paciente algunos consejos prácticos para facilitarla y le informará de los riesgos que conlleva, generalmente leves y que afectan a menos del 1% de los pacientes.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks