Sala de prensa

X
27.02.15

Verdades y mentiras sobre las varices

Por el doctor Agustín Arroyo, angiólogo y cirujano vascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de América

La insuficiencia venosa crónica, comúnmente conocida como varices, según su grado de gravedad, puede llegar a afectar hasta al 60% de las mujeres y en torno al 30 por ciento de los hombres. Si consideramos sólo los casos más severos, como varices colaterales y varices tronculares –las que afectan a un tronco safeno-, la incidencia se reduce hasta aproximadamente el 15% de la población. Por sexos, la incidencia es mayor en mujeres que en hombres, debido fundamentalmente a factores hormonales y de fragilidad capilar.

Aunque a muchas personas sólo les preocupa el aspecto estético de las varices, la insuficiencia venosa crónica es una patología que evoluciona en el tiempo con riesgo de tromboflebitis, o trombosis venosa, aparición de manchas, de úlceras, etc. Tanto si presentan su sintomatología característica, como molestia o dolor, sensación de pesadez en las piernas o calambres, como si son asintomáticas es recomendable su tratamiento temprano para evitar posibles complicaciones en el futuro.

El doctor Agustín Arroyo, Angiólogo y Cirujano Vascular del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, perteneciente a Vithas, grupo sanitario que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados, analiza las verdades y mentiras más comunes en el tratamiento de las varices.

1-    Es mentira que cualquier profesional puede tratar las varices. Por lo general, la insuficiencia venosa crónica suele asociarse casi exclusivamente con un problema estético y, por tanto, tiende a considerarse como un problema de salud que no requiere una atención médica urgente. El diagnóstico y tratamiento de las varices, en sus diferentes grados, debe realizarse por un profesional adecuadamente formado y con experiencia acreditada, un especialista en Angiología y Cirugía Vascular. La proliferación de centros estéticos, en los que personas que no disponen de la cualificación adecuada dicen que pueden tratar esta patología, supone un serio riesgo tanto para la salud como para la estética del paciente.
 
2-    Es mentira que el tratamiento quirúrgico convencional es el que mejores resultados ofrece. La safenectomia, o stripping, es una modalidad de tratamiento muy agresivo y que implica un post-operatorio demasiado complejo y extenso en el tiempo para el paciente. La evolución que han experimentado las técnicas para el tratamiento de las varices en los últimos años ha tenido un triple objetivo: conseguir los mismos resultados que el tratamiento quirúrgico convencional, utilizando procedimientos mínimamente invasivos y reduciendo el periodo de recuperación del paciente.

3-    Es mentira que cualquier tratamiento sirva para cualquier paciente. El diagnóstico y tratamiento realizado por profesionales cualificados debe ser personalizado. El primer paso para definir las características específicas de cada paciente y, posteriormente, la opción de tratamiento más adecuado para cada caso, es la realización de una ecografía Doppler, o eco-Doppler, que permite conocer el estado en el que se encuentran las venas y las arterias de esa persona.
 
4-    El tratamiento de las varices puede requerir el uso combinado de diversas técnicas. Hay profesionales que defienden una sola opción para el tratamiento de los diferentes tipos de varices. Es fundamental que el profesional conozca y domine todas las técnicas disponibles para saber diferenciar, elegir y aplicar la que será más beneficiosa para el paciente. Es más, múltiples estudios aconsejan la combinación de varias técnicas (por ejemplo, la ablación por radiofrecuencia asociada a la escleroterapia con microespuma) para obtener resultados más satisfactorios para el paciente.
 
5-    Es mentira que el láser sea la técnica más adecuada para el tratamiento de las varices. El tratamiento de las varices con láser es una de las técnicas ablativas endovasculares –no se practican incisiones, sino que el cirujano ‘navega’ por el interior de la vena- disponibles. Cuando hace años apareció el láser para tratar las varices tronculares, supuso una revolución pero actualmente considero que hay otras técnicas similares más eficaces como la radiofrecuencia o el dispositivo Clarivein. En el caso de las varices estéticas, como varículas o telangiectasias (arañas vasculares), el láser percutáneo, que suele utilizarse en muchos centros estéticos tanto para la depilación como para el tratamiento de las varices, provoca mucho dolor al paciente, lesiona la piel y no siempre elimina la variz.  
 
6-    El tratamiento de las varices no requiere ingreso hospitalario. Las nuevas técnicas para el tratamiento de los casos más severos de varices, como la ablación por radiofrecuencia, el Clariven o la escleroterapia con microespuma, se practican de modo ambulatorio, es decir, no requieren ingreso hospitalario del paciente. Esto permite al paciente retomar su actividad socio-laboral de modo inmediato.
 
7-    El procedimiento para tratar las varices puede hacerse en varias sesiones. El tratamiento de las varices puede compararse con la visita al dentista en lo referente al número de sesiones necesarias para solucionar el problema. Cuando vas al dentista no es necesario que te empasten varias muelas en la misma sesión. El tratamiento quirúrgico de las varices puede hacerse de modo escalonado, lo que no impide al paciente llevar una vida normal. No hay que obsesionarse con eliminar todas las varices en la misma sesión, puesto que, por lo general, requieren retoques en sesiones posteriores sin que ninguna de ellas implique una baja laboral.
 
8-    Puedo tratarme las varices en cualquier época del año. Tradicionalmente siempre se ha vinculado el tratamiento quirúrgico de las varices con épocas frías del año. Se debe a que la safenectomía, o tratamiento quirúrgico convencional, está asociada a la utilización en el post-operatorio de un grueso vendaje que da mucho calor y provoca mucha incomodidad en los pacientes si el tratamiento se realiza en verano.  Las nuevas técnicas disponibles y la evolución experimentada por los materiales utilizados en ese tipo de vendaje, permiten tratar las varices en cualquier época del año. La única recomendación, en el caso de que se haga en épocas de mucho sol, es tapar los posibles hematomas y pequeñas manchas que puedan aparecer. No les puede dar el sol.
 
Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de América
El Hospital Vithas Nuestra Señora de América inició su trayectoria en 1972. Desde entonces trabaja diariamente para ofrecer a los pacientes y familiares la atención más personalizada y las mejores prácticas sanitarias. De hecho, ha sido elegido como mejor hospital privado de España, según el programa de evaluación hospitalaria ‘TOP 20’, durante cuatro años consecutivos.

En sus 8.000 metros cuadrados, repartidos en dos edificios, el hospital y el policlínico, Vithas Nuestra Señora de América cuenta con 11 Unidades Especializada, 90 camas, 7 quirófanos, 9 puestos UCI y 60 consultas externas. Al año atiende a más de 280.000 pacientes.

Las inversiones planificadas para el Hospital Vithas Nuestra Señora de América constituyen un buen ejemplo del compromiso de Vithas para mejorar las prestaciones sanitarias en beneficio de la comunidad. En este sentido, el hospital pondrá en marcha unidades interdisciplinares especializadas que, coordinadas con las del resto de hospitales del grupo, permitirán a Vithas ofrecer respuestas integrales y globales que se anticipan a las necesidades de una sociedad en constante evolución.

El compromiso de Vithas: estabilidad, inversión permanente y largo plazo
Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y Pontevedra. La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones. 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks