Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
31.08.15

Consejos prácticos para afrontar la depresión postvacacional…. y la vuelta al cole

Algunas recomendaciones para que la vuelta al trabajo no sea tan fatigosa.


Las vacaciones sirven para desconectar de la rutina, descansar y huir del estrés diario, tanto para los mayores como para los más pequeños. Pero ese tiempo de relax es limitado. Para ayudarnos a afrontar de nuevo la “cruda” realidad, ya sea por la reincorporación al trabajo o por la vuelta al cole, María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, perteneciente al grupo Vithas, que cuenta en España con 25 centros, 12 hospitales y 13 centros altamente especializados denominados Vithas Salud, nos aporta una serie de consejos prácticos para sobrellevar ese momento.

“El síndrome postvacacional, también conocido como depresión postvacacional, se refiere a la ansiedad o estrés emocional que aparece cuando tenemos que reincorporarnos a nuestra rutina diaria. No se considera una enfermedad, pues no existe un consenso de especialistas que haya definido este fenómeno. Más bien se trata de un proceso de adaptación a un ritmo diario que, en ocasiones, puede resultar duro y cargante”, afirma Ferrero.“Tener esa sensación de cansancio, de pesadez, de estrés es normal y habitual. Hay que aprender a convivir con ello y conocer las causas que lo producen, para así proponer soluciones rápidas y conseguir hacerle frente”.

En época vacacional, y principalmente en verano, nos gusta tener un ritmo de vida más relajado. Pero cuando nos reincorporamos al trabajo y al resto de obligaciones diarias tras las vacaciones, tenemos que hacer frente a una rutina más estricta. Todo se vuelve más pesado y requiere una mayor concentración y esfuerzo. De esta forma, María Rosa Ferrero afirma que “volver a batallar con las presiones y obligaciones diarias también puede aumentar la producción ansiedad. Esta ansiedad se suele manifestar a través de una serie de síntomas psíquicos y fisiológicos como trastornos del sueño, de la memoria y del aprendizaje, debido a que las reacciones normales de estrés suponen un desgaste de recursos, que hay que reponer con el descanso para poder volver a responder a las demandas del medio. Si la intensidad de esta demanda es muy grande y las reacciones de estrés muy intensas o se mantienen mucho tiempo, los recursos que tenemos se irán gastando y podemos  llegar a una situación de agotamiento. Si no se pone solución, los síntomas se intensificarán y aparecerán otros nuevos, pudiendo llegar a desarrollar alguna enfermedad física o mental.”

¿Cómo podemos afrontar y superar la depresión postvacacional?

María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, nos aporta algunos consejos prácticos para afrontar y superar la depresión postvacacional.

• Lo mejor es siempre prevenir. Por ello, durante las vacaciones, hay que mantener ciertos hábitos y rutinas. Es muy importante no alterar nuestro reloj biológico, manteniendo unos horarios de sueño más o menos estables durante el periodo vacacional.

• Es importante planificar con antelación la vuelta de las vacaciones. Para que la reincorporación al puesto de trabajo sea más llevadera, deberemos regresar de nuestras vacaciones al menos tres días antes para que, de modo progresivo, vayamos habituándonos a nuestra rutina diaria. Recuperar con antelación nuestros horarios habituales de sueño, de comidas, etc. nos permitirá adaptarnos con mayor facilidad al primer día de trabajo, que si optamos por volver de las vacaciones el día anterior a nuestra reincorporación.

• La actitud también es primordial: aceptar el día con optimismo y alegría pensando en las cosas buenas de día; charlar con los compañeros para así socializar y amenizar las horas de trabajo; estar animado y tener planes para cuando finalice la jornada laboral que nos permitan desconectar de nuestras tareas.

• Practicar yoga o meditación, así como algún deporte puede mantenernos la mente ocupada y relajarnos para no sentir tanta presión. El mecanismo biológico principal en la respuesta de estrés es el eje hipotálamo-hipofisario-adrenal (eje HHA). En la regulación de la actividad de este eje están implicados el hipocampo, la amígdala y el córtex prefrontal medial. El hipocampo y el córtex prefrontal son inhibidores de la actividad del eje HHA, mientras que la amígdala está implicada en la activación del eje HHA. Durante la meditación se atenúa la actividad de la amígdala; se incrementa la actividad en la parte izquierda del lóbulo frontal: lo que hace que se cree un estado afectivo positivo y disminuya la ansiedad y la cólera; se produce una estimulación del sistema límbico: lo que aumenta la receptividad emocional y la visualización de imágenes y estimula la producción de endorfinas; y se produce una estimulación del hipotálamo: lo que reduce las frecuencias cardíacas y respiratoria y la tensión arterial y aumenta la producción de serotonina, un neurotransmisor cuyo déficit está asociado a la depresión. Además, la práctica de la meditación aumenta las ondas cerebrales Theta, que en condiciones normales sólo se alcanzan antes de dormir.

Por otra parte, el deporte nos ayuda a liberar endorfinas (drogas producidas por el organismo con las que se reduce el miedo, se produce sensación de felicidad y euforia) y hace que nuestra mente se libere del estrés al concentrarse en la práctica del ejercicio físico.

Para los pequeños, que vuelven al colegio

Los niños también pueden padecer su particular depresión postvacacional, entendida como la vuelta al cole. Los síntomas en los más pequeños no difieren en demasía de los de los padres: cansancio, pesadez, desgana…María Rosa Ferrero, psicóloga del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, aporta algunas ideas para hacer más llevadera la vuelta al cole que, para los niños, también puede ser muy estresante.

• Empezar a mentalizarse del cambio con tiempo suficiente, adaptándose a los horarios y rutinas diarias de modo progresivo. Es recomendable comenzar con ese proceso de adaptación por lo menos una semana antes del inicio del curso escolar.

• Fomentar la participación del niño, sobre todo de los más pequeños, en los preparativos del material escolar: mochila, estuche, libros y cuadernos… Esto deberá hacerse de modo progresivo y es recomendable empezar en torno a una semana antes. Permitirá al niño concienciarse del cambio de hábitos tras las vacaciones y su involucramiento les motivará de cara al inicio del curso.

• Recordar a los niños los aspectos positivos de la vuelta al cole, minimizando los negativos: volverá a ver a sus compañeros y profesores, podrá compartir con ellos las experiencias vividas en las vacaciones, algo que fomentará las relaciones sociales y le permitirá estrechar lazos; aprenderá cosas nuevas. Hay que mantener un espíritu positivo y alegre y nunca olvidar que el colegio no es solo obligatorio, sino esencial para aprender, crecer y descubrir.

Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de América

El Hospital Vithas Nuestra Señora de América inició su trayectoria en 1972.Desde entonces trabaja diariamente para ofrecer a los pacientes y familiares la atención más personalizada y las mejores prácticas sanitarias. De hecho, ha sido elegido como mejor hospital privado de España, según el programa de evaluación hospitalaria ‘TOP 20’, durante cuatro años consecutivos.

En sus 8.000 metros cuadrados, repartidos en dos edificios, el hospital y el policlínico, Vithas Nuestra Señora de América cuenta con 11 Unidades Especializada, 90 camas, 7 quirófanos, 9 puestos UCI y 60 consultas externas. Al año atiende a más de 280.000 pacientes.

Las inversiones planificadas para el Hospital Vithas Nuestra Señora de América constituyen un buen ejemplo del compromiso de Vithas para mejorar las prestaciones sanitarias en beneficio de la comunidad. En este sentido, el hospital pondrá en marcha unidades interdisciplinares especializadas que, coordinadas con las del resto de hospitales del grupo, permitirán a Vithas ofrecer respuestas integrales y globales que se anticipan a las necesidades de una sociedad en constante evolución.

El compromiso de Vithas: estabilidad, inversión permanente y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados en Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y Pontevedra. La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones. Para más información: www.vithas.es

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks