Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
16.09.15

Tratamiento del cáncer de próstata: ¿hacia dónde vamos?

Los últimos avances en el diagnóstico precoz de esta enfermedad han incrementando la posibilidad de curación, han mejorado los tratamientos y la calidad de vida del paciente


Hoy se celebra el Día Europeo de la Salud Prostática. Con este motivo el doctor Enrique Lledó y el doctor Ramón Durán, de la Unidad de Urología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, trasladan cuáles son los últimos avances en el tratamiento del cáncer de próstata. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 25 centros: 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud.

El cáncer de próstata constituye una de las enfermedades malignas más frecuentes en el varón. Hasta hace unos años, el diagnóstico solía ser clínico, especialmente en base a sintomatología local (obstrucción del tracto urinario) o a distancia (metástasis óseas, ganglionares). Progresivamente, la aparición de marcadores tumorales sanguíneos (PSA, antígeno prostático específico), la posibilidad de biopsias prostáticas por vía transrectal y las técnicas de imagen (TAC, resonancia nuclear magnética, gammagrafía ósea) posibilitaron el diagnóstico precoz del cáncer de próstata. Esto significó un importante aumento de los casos de enfermedad localizada y potencialmente curable.

El avance en los tratamientos también ha sido clave en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata. La evolución del conocimiento anatómico prostático (inervación, vascularización) y de las técnicas quirúrgicas (cirugía laparoscópica y robótica, preservación de fascículos neurovasculares, adheridos a la cápsula prostática, esfínter uretral) “ha conseguido conservar mucho mejor la anatomía y reducir los casos de morbilidad tras la cirugía prostática radical”, apuntan los especialistas en urología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América.

Identificar correctamente la patología es un paso fundamental para aplicar el tratamiento más adecuado. Respecto a los tumores, pueden ser muy leves o llegar a ser altamente agresivos “lo importante es ser capaces de identificar el estadio de la patología”, afirma Lledó, “porque el cáncer de próstata puede ocupar un lugar concreto de la glándula. Esto facilita que, en algunos casos, se pueda tratar (mediante diversos tipos de energía localizada y dirigida: criocirugía, ultrasonidos de alta intensidad) exclusivamente la zona enferma y respetar el resto de la próstata, conservar la anatomía zonal, la inervación de los cuerpos cavernosos peneanos (fascículos neurovasculares) y las estructuras esfinterianas”, concluye.

El resultado, resalta el doctor, “es la llamada terapia focal del cáncer de próstata: curar la enfermedad actuando únicamente sobre el foco tumoral sin producir grandes efectos colaterales en el paciente”. Evidentemente, el estudio del caso precisa de pruebas especiales: resonancia nuclear magnética prostática multiparamétrica con estudio de difusión, biopsia dirigida mediante un software de fusión de imagen de resonancia y ecografía transrectal, volumetría del tumor…..tecnología del siglo XXI al servicio de la mínima invasividad de los tratamientos quirúrgicos, con pocas secuelas y máxima eficacia oncológica. Tratamientos repetibles y de efecto duradero o definitivo. La Food and Drug Administration (FDA) norteamericana está a punto, este año, de aprobar la terapia focal prostática como una opción de tratamiento aceptado para determinados casos de cáncer de próstata, pudiendo llegar a constituir más del 40% del total de pacientes. Incluso algunos pacientes pueden llegar a ser tratados simplemente mediante observación periódica (watchfulwaiting).

En suma, la cirugía ha seguido la misma evolución tecnológica en todas las especialidades: curar al paciente a través de accesos mínimos y con pocas secuelas. “El cáncer de próstata ha pasado de ser una enfermedad diagnosticada en fases avanzadas e incurable a ser diagnosticada tan precozmente que pueda ser convertida en una enfermedad tratable y curable en menos de 45 minutos. ¿A dónde podemos llegar con estas expectativas?: solamente la imaginación es capaz de resolver esta pregunta”, afirma Enrique Lledó.

Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de América

El Hospital Vithas Nuestra Señora de América inició su trayectoria en 1972. Desde entonces trabaja diariamente para ofrecer a los pacientes y familiares la atención más personalizada y las mejores prácticas sanitarias. De hecho, ha sido elegido como mejor hospital privado de España, según el programa de evaluación hospitalaria ‘TOP 20’, durante cuatro años consecutivos.

En sus 8.000 metros cuadrados, repartidos en dos edificios, el hospital y el policlínico, Vithas Nuestra Señora de América cuenta con 11 Unidades Especializada, 90 camas, 7 quirófanos, 9 puestos UCI y 60 consultas externas. Al año atiende a más de 280.000 pacientes.

Las inversiones planificadas para el Hospital Vithas Nuestra Señora de América constituyen un buen ejemplo del compromiso de Vithas para mejorar las prestaciones sanitarias en beneficio de la comunidad. En este sentido, el hospital pondrá en marcha unidades interdisciplinares especializadas que, coordinadas con las del resto de hospitales del grupo, permitirán a Vithas ofrecer respuestas integrales y globales que se anticipan a las necesidades de una sociedad en constante evolución.

El compromiso de Vithas: estabilidad, inversión permanente y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados en Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y Pontevedra. La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks