Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
26.01.16

¿Por qué no consigo adelgazar pese a hacer dieta y ejercicio?

Existen grasas de depósito que son resistentes a las dietas


La única solución en estos casos es optar por la liposucción

La mejor época para realizar una liposucción es entre otoño e invierno

Uno de los objetivos más comunes de la cuesta de enero es reducir no solamente los gastos, sino también la ingesta de grasa. Sin embargo, tras un tiempo haciendo una dieta estricta y ejercicio físico de forma regular, no siempre observamos los resultados esperados, sobre todo en algunas zonas donde parece que nuestra grasa está más localizada.

“Hay zonas que no se movilizan a pesar de las dietas, puesto que son grasas de depósito, y la única opción para reducirlas es la liposucción”, explican desde el equipo de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Vithas Nuestra Señora de América. Tal y como detallan los expertos “la liposucción lo que hace es romper el adipocito y aspira la grasa que hay dentro, de manera que nuestro número de adipocitos disminuye, lo que lo convierte en el tratamiento perfecto del contorno corporal”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Detallando un poco más esta técnica, la doctora Teresa Távora relata que “los adipocitos no son sino las células grasas. Estas se desarrollan durante la infancia y al crecer llegan a un número fijo que ya no se multiplica. Lo que ocurre es que las células grasas tienen la capacidad de engordar, multiplicando su tamaño”. En estos casos, la única opción posible es reducir la grasa que guardan los mismos. Es por ello que tras una liposucción no solo perdemos esa grasa acumulada, sino que también disminuye nuestro número de adipocitos, por lo que, aunque se volviera a engordar “el número de adipocitos siempre será menor al que tenías, de manera que aunque volvamos a coger peso, no volveremos a engordar de la misma forma”.

El invierno la mejor época para la liposucción

La decisión de realizar una liposucción debe consultarse con un especialista, pero sitras varios fracasos con el cumplimiento de dietas observamos que esta puede ser la opción adecuada para reducir grasa de forma localizada, la mejor época para planificar la intervención será entre el otoño y el invierno.

La doctora Teresa Távora añade además que “llevar una prenda de presoterapia durante el postoperatorio resulta fundamental”. Dicha prenda de compresión debe llevarse durante varias semanas después de la cirugía, por lo que siempre es preferible tomar la decisión durante el invierno y no antes del verano, ya solemos llevar un tipo de ropa más ligera.

Tras someterse a una liposucción, lejos de lo que se podría pensar, no se recomienda hacer ejercicio físico durante las primeras semanas, pero tras el postoperatorio el paciente puede llevar un ritmo de vida totalmente normal.
En cuanto a las zonas que son más susceptibles de someterse a dicha intervención, la doctora Távora señala que los mejores resultados se observan sobre todo en “lo que comúnmente se conoce como cartuchera, en los muslos, el abdomen y la cara interna de las rodillas”, sobre todo cuando la persona mantiene un peso estable. Para un mayor éxito, lo mejor es realizar una consulta que ofrezca un tratamiento global al paciente para mejorar su imagen y salud corporal.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks