Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
25.02.16

Combatir la celulitis es una tarea continua cuyos efectos se aprecian a medio y largo plazo

Consejos prácticos de especialistas en fisioterapia y cirugía estética de Vithas Medimar Internacional


El 95% de las mujeres tiene celulitis según la Sociedad Española de Medicina Estética

Una alimentación equilibrada, ejercicio físico y la cirugía estética permiten controlar la acumulación de grasas

Termina febrero, muchas mujeres van pensando en la “operación bikini”, y uno de los aspectos que más preocupa es la aparición de la celulitis: la acumulación de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo, en especial piernas y nalgas.

Desde el Hospital Vithas Medimar Internacional de Alicante se aconsejan distintas alternativas para combatir la también conocida como “piel de naranja” antes de que llegue el verano. El Hospital Vithas Medimar Internacional pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta con 25 centros en toda España: 12 hospitales y 13 centros monográficos denominados Vithas Salud.

Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) casi el 95% de las mujeres, después de la pubertad, desarrollan celulitis en algún grado. Una alteración de las células adiposas, encargadas de acumular grasas, que es más común en las mujeres latinas que en las nórdicas o asiáticas. En comparación, el porcentaje de hombres que tiene celulitis es muy bajo, son muy raros aquellos varones que presentan piel de naranja.

Según el fisioterapeuta Héctor Huerta del Hospital Vithas Medimar Internacional: “las diferencias hormonales entre hombres y mujeres son uno de los factores que definen la mayor incidencia de la celulitis en el cuerpo de la mujer”.

Para combatir la piel de naranja, los expertos de Vithas Medimar Internacional recomiendan tres posibles caminos a seguir: regular la alimentación, practicar ejercicio físico, masajes drenantes y/o la cirugía estética. Estas tres vías no han de ser opuestas, al contrario, son compatibles las unas con las otras.

En cualquier caso, se trata de ser constantes, dado que no hay pruebas sobre la total eficacia de ninguna práctica. Aún no es posible eliminar la celulitis e impedir que vuelva a aparecer.
 
 
Alimentación libre de grasas

Los alimentos afectan a la totalidad del organismo, por lo tanto también a las células adiposas. Será necesario mantener una dieta equilibrada para evitar la acumulación de grasas en piernas y glúteos.

La conocida como “comida basura”, así como las bebidas gaseosas y alimentos con alto contenido en azúcares, son captados por la sangre y se acumulan en la piel en forma de grasa.

El consumo de productos sanos como frutas y verduras impide que se continúe acumulando tejido adiposo en ciertas zonas del cuerpo.

También será positivo limitar el consumo de sustancias perjudiciales como el alcohol, el café o el tabaco, y reducir el consumo de sal, dado que provoca retención de líquidos y una mala circulación. Además, la ingesta diaria de colágeno, silicio, ácido hialurónico y vitamina C contribuirá al control de la acumulación de grasas.

Rutina de ejercicio físico

A unos hábitos de alimentación saludables habrá que sumar la puesta en práctica de una rutina de ejercicios útil para quemar la grasa que se acumula en las células adiposas.

No basta con practicar ejercicio el mes antes de las vacaciones, sino que se debe crear el hábito de practicar diariamente una actividad física, además de los beneficios físicos se logra reducir y controlar la producción de estrógenos, una causa muy común en la aparición de celulitis.

Entre los ejercicios recomendados, los expertos del equipo de fisioterapia de Vithas Medimar Internacional abogan por rutinas aeróbicas de bajo impacto y de larga duración (natación, caminar, elíptica, montar en bici o correr) y combinarlos con ejercicios de tonificación para luchar contra la flacidez mayormente del tren inferior, zona más vulnerable a la aparición de la celulitis.

Una correcta rutina de ejercicios para combatir la celulitis en piernas y abdomen debe incluir ejercicios de tonificación y ejercicios aeróbicos. Es importante adaptar las rutinas a cada persona: si se tiene mucha celulitis y menos flacidez deberás hacer más aeróbicos y menos de tonificación y si es al contrario, más de tonificación y menos aeróbicos.

Es también muy importante cambiar ciertos hábitos de la vida diaria, subir por las escaleras y no por el ascensor. Si el trabajo obliga  a pasar muchas horas sentado, es importante levantarse cada hora para activar la circulación, afirman desde el Hospital Vithas Medimar Internacional

Masajes drenantes y exfoliación con arena o sal gruesa

“Los fisioterapeutas somos expertos en todo tipo de masajes (circulatorios, terapéuticos, deportivos, drenajes linfáticos y relajantes) y recuperaciones. Ayudamos a eliminar esa grasa localiza, favorecer el retorno venoso y eliminar el exceso de líquido de piernas y abdomen”, afirman los especialistas de Vithas Medimar Internacional.

“Además de los masajes, es importante mantener muy hidratada y exfoliada la piel”, afirman los especialiastas de Fisioterapia. No es necesario gastarse mucho dinero en cremas “milagro”, tales no existen. “Simplemente utilizando arena o sal gruesa mezclándola con tu gel de baño para exfoliar la piel será suficiente para quitar la piel muerta. Puedes masajear tus piernas durante 10 o 15 minuna o dos veces a la semana. Mientras que los masajes drenantes deberían hacerse a diario”, aconsejan.

Intervención de cirugía estética: liposucción y cirugía láser

El camino más corto para reducir los efectos de la celulitis en la piel es la liposucción. Esta técnica elimina las acumulaciones de grasa localizadas.

Sin embargo, una intervención quirúrgica tampoco garantiza que no se vuelva a acumular la grasa en el futuro y reaparezca la piel de naranja, solamente se mejora el estado de la piel. La práctica de una liposucción deberá ir acompañada por cambios en los hábitos de consumo y ejercicio físico si se esperan resultados a largo plazo.

La segunda posibilidad, menos invasiva, es la cirugía laser. Con esta intervención la grasa acumulada se destruye por acción del láser y se estimula la liberación de colágeno, aumentando así la elasticidad de la piel.

A estas tres alternativas habría que sumar las cremas, creadas específicamente para intensificar la eficacia del ejercicio en la destrucción de grasa acumulada, y la mesoterapia.

Esta práctica consiste en la infiltración de sustancias que estimulan el organismo para reducir las grasas y que se eliminan a través de la orina. Las sesiones de mesoterapia están indicadas para personas que, aún practicando deporte y manteniendo una alimentación equilibrada, no consigan eliminar ciertos cúmulos adiposos. 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks