Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
02.03.16

La falta de síntomas de las enfermedades renales esconde problemas crónicos en el sistema urinario

El Día Mundial del Riñón se celebra el segundo jueves de marzo


Según el Ministerio de Sanidad, cada año 6.000 españoles se ven obligados a comenzar tratamientos para frenar las insuficiencias renales

El cuidado de los riñones, junto con el mantenimiento de revisiones médicas periódicas, evitará el desarrollo de enfermedades crónicas

Al contrario de lo que ocurre con otros órganos, los riñones se deterioran de forma paulatina y silenciosa, sin que haya síntomas de ello. En la mayoría de los casos, el diagnóstico de enfermedades renales se realiza de forma tardía y con consecuencias negativas para los afectados. En defensa de la importancia del cuidado de los órganos excretores, la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF) han instaurado el segundo jueves de marzo como el Día Mundial del Riñón.

En España, 4 millones de personas sufren de enfermedades renales crónicas. Es por ello que la doctora Mª Dolores Arenas Jiménez del Hospital Vithas Perpetuo Socorro Internacional de Alicante defiende la importancia de los tratamientos y cuidados adecuados para evitar un daño profundo de los riñones. El Hospital Vithas Perpetuo Socorro Internacional de Alicante pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta con 25 centros en toda España: 12 hospitales y 13 centros monográficos denominados Vithas Salud.

Qué provoca las enfermedades renales

Los riñones forman parte del aparato excretor: son los encargados de filtrar la sangre para eliminar los productos de desecho y formar, junto con el agua sobrante, la orina. Cuando los riñones no funcionan de forma óptima, las sustancias de desecho no son eliminadas en su totalidad del organismo.

Las enfermedades renales dañan de forma periódica las nefronas, que son las unidades que componen los riñones, hasta conducir al aparato urinario a un estado crónico.

Estas enfermedades pueden estar provocadas por problemas genéticos, lesiones o medicamentos. Según la doctora Arenas “las personas con diabetes, presión alta y familiares con problemas de riñón tienen una mayor predisposición a desarrollar dolencias renales”. A ello hay que sumar que, a mayor edad, mayor predisposición a que los riñones dejen de funcionar.

Enfermedades que pueden pasar desapercibidas

Al no ser apreciable ningún síntoma, sólo es posible diagnosticar una enfermedad renal a través de análisis de sangre y de orina. Este silencio es lo que conduce a que la salud de esta pareja de órganos se pase muchas veces por alto.

El ejemplo más cercano de irregularidades en el funcionamiento de los riñones es la formación de cálculos o piedras renales. Estas piedras, de tamaño variable, pueden ser expulsadas de forma natural por el organismo o quedarse atascada en los riñones y provocar un cólico nefrítico. En cualquier caso, la acumulación de sustancias de desecho será prueba de que el sistema excretor no está haciendo bien su trabajo.

Cuando los problemas no se detectan a tiempo, y los riñones presentan un estado avanzado de deterioro, se hace necesario poner en práctica tratamientos de diálisis. Será en los casos extremos cuando los pacientes se sometan al trasplante de los órganos atrofiados para mejorar su calidad de vida.
 
Al no ser los riñones capaces de ejecutar el filtrado y depuración de la sangre, esta labor es realizada de forma artificial en las unidades de diálisis.

Según afirma la doctora Arenas “la diálisis permite vivir a pesar de la falta de funcionamiento de los riñones con una calidad de vida adecuada”. La diálisis ha evolucionado en los últimos años con la aparición de nuevas técnicas que permiten depurar sustancias que antes no se podían depurar, son sustancias más grandes que requieren filtros y monitores especiales, denominados hemodiálisis online, de las que Vithas Perpetuo Socorro Internacional dispone desde hace ya años.

La Unidad de Diálisis de Vithas cuenta con monitores de hemodiálisis de última generación que extraen la sangre del organismo y la filtran, para luego devolverla limpia al torrente sanguíneo. Según la necesidad de cada paciente, el nefrólogo adapta los parámetros de los monitores, así como la periodicidad de las sesiones y el tiempo de las mismas.

Consejos para el cuidado de los riñones

Siendo conscientes de la cautela y silencio con que se desarrollan las enfermedades en los riñones, la prevención es clave para evitar situaciones irreversibles. Unas sencillas pautas de la doctora Mª Dolores Arenas, facilitarán el mantenimiento de la salud renal y reducirán los factores de riesgo a los que está expuesto el organismo:

  • Revisión médica regular con la periodicidad que su médico le indique controlando la función renal, el nivel de azúcar en sangre y la presión sanguínea
  • Mantener una dieta equilibrada donde se controle el consumo de sal y el nivel de azúcar en sangre.
  • Establecer un programa de actividad física regular, con el objetivo de incrementar la fuerza, resistencia muscular y activar las articulaciones
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Evitar la automedicación, especialmente los medicamentos antiinflamatorios (por ejemplo: ibuprofeno, Aspirina, diclofenaco, Voltarén,...)
  • Extremar las precauciones con las personas mayores, que son las que más riesgo tiene de tener insuficiencia renal: 1) mantener una adecuada hidratación. Un anciano puede estar deshidratado y no tener sed,por lo que hay que asegurar que beben adecuadamente durante el día. 2) Ajustar la dosis de los medicamentos a la edad.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks