Sala de prensa

X
09.03.16

Contar con un otorrino en las rinoplastias aporta resultados más naturales

Las rinoplastias van a ser una de las cirugías más solicitadas este año


Los hombres se suelen intervenir por motivos más funcionales y las mujeres más por motivos estéticos

Los resultados mejoran si se combinan con otros retoques faciales

Una rinoplastia consiste en modificar quirúrgicamente nuestra nariz de múltiples formas. Esta modificación puede pasar por un aumento o reducción del tamaño, por cambiar el ángulo del puente nasal,  o por estrechar la apertura de los orificios nasales.

Los motivos para realizarla pueden ser o bien estéticos, es decir, que no estemos conformes con el aspecto de nuestra nariz y acudamos a un especialista en cirugía estética para cambiarla, o bien funcionales, sobre todo si tenemos algún problema respiratorio. Así, muchas veces una rinoplastia puede ser la solución a malformaciones congénitas, a una obstrucción nasal intensa o a una desviación del tabique.

La cuestión es que si bien se piensa que estas dos visiones son opuestas, la mejor rinoplastia es la que combina la funcionalidad con la estética.

El doctor César Colmenero es especialista en Cirugía Maxilofacial y Otorrinolaringología en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, y desde su experiencia asegura que el hecho de contar con estas dos visiones “permite obtener resultados mucho más naturales y mucho menos artificiales que un cirujano plástico”, ya que “pensamos mucho más en la función, porque gran parte de nuestros pacientes tienen algún problema funcional considerable”. 

Otra cuestión a destacar es que muchas veces el paciente necesita retocar alguna otra parte de su rostro para que el resultado sea el deseado, por lo que es importante contar con un equipo multidisciplinar para ello.

Así, el doctor Colmenero explica que “lo que hacemos es cirugía del tabique, pero  lo podemos combinar con procedimientos, como con la cirugía del mentón y de las orejas”.

De hecho, cuando se considera realizar una intervención en toda la cara, es común la combinación de técnicas como la mentoplastia, o cirugía del mentón, con una rinoplastia para conseguir que el paciente obtenga un buen perfil, además de poder retocar otros aspectos como las bolsas de los ojos.El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Una de las cirugías más solicitadas

Según declaró la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (AECEP)  las rinoplastias, en conjunto con las liposucciones, serán las intervenciones que marquen la cirugía estética este 2016.

En cuanto a los pacientes que suelen optar por este tipo de operación, el doctor César Colmenero apunta a que “el  30% de los pacientes que atendemos son varones, donde el componente funcional es muy importante, el otro 70% son mujeres jóvenes, de entre 25 y 40 años con una alta demanda estética”.
En estos casos, el procedimiento habitual, según el experto, es “quitar el caballete, hacer la nariz más delgada y en ocasiones corregir el tabique nasal a través de una septoplastia”. 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks