Sala de prensa

X
10.03.16

A partir de los 40 años es necesario realizarse un examen de salud anual

La prevención permite un diagnóstico precoz de la enfermedad


Los exámenes de salud deben ser personalizados según sexo y edad, pero también según hábitos de vida

Es muy importante revisar los factores de riesgo cardiovascular

Tradicionalmente hemos entendido el concepto de salud como la ausencia de enfermedad, pero actualmente entendemos la salud como la prevención de la misma. Esta idea no solo es clave a la hora de mejorar la salud general de la población, sino también a la hora de mejorar los costes de los sistemas sanitarios, puesto que es más coste efectivo hacer una revisión periódica, que tener que tratar una enfermedad cuando está en un estado más avanzado. 

Así lo defiende el responsable de la Unidad de Prevención del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, el doctor Enrique Ciria: “Aunque no hay nada establecido en la literatura médica, y dependerá de la patología del paciente, lo ideal es que a partir de los 35 o 40 años comencemos a realizarnos un chequeo anual, que deberá de ser semestral en el caso de que tengamos factores de riesgo cardiovascular o haya habido algún evento isquémico”.

Si bien esta es la recomendación general, el experto sí que especifica que  entre los 40 y los 50 años “es necesario realizar un chequeo cardiológico al menos una vez”, puesto que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en la población occidental. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados Vithas Salud.

Las pruebas básicas de un examen de salud

Otra idea a aclarar es qué es exactamente un examen de salud, que según el doctor Ciria, “va más allá de un chequeo estándar y debe de ser personalizado según las características de cada paciente”. Para empezar es importante que estos exámenes sean personalizados según variables como la edad, el sexo, pero también los hábitos de vida. Por ello, tal y como explica el doctor Enrique Ciria “es importante que el médico conozca los datos epidemiológicos de cada persona, incluyendo sus hábitos laborales y sociales”.

Respecto a las pruebas a realizar, es conveniente que estas sean supervisadas y puestas en común por un médico internista, el médico general de referencia en el hospital, pero que en cada uno de sus apartados sean realizadas por el experto en cada especialidad. Si bien son básicas pruebas como una analítica, un electrocardiograma o una espirometría, también es conveniente hacer una revisión por parte del otorrino, del oftalmólogo, un chequeo ginecológico o urológico, así como una ecografía abdominal, evitando la radiología simple de entrada. 

Asimismo, resulta clave vigilar también factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión, diabetes, displemias, sobrepeso y tabaquismo. En este sentido el chequeo ideal, según el doctor Ciria, es el que incluye pruebas de función cardiaca. “Es decir, se pone al paciente a correr en una cinta y observamos qué respuesta tiene su frecuencia cardiaca, su tensión arterial a ese esfuerzo y los cambios en su registro de electrocardiografía”.

Perfiles que deben vigilar más su salud

Si bien toda la población debería realizarse un examen de salud de forma periódica, hay ciertos perfiles que son más susceptibles, como es el caso, por ejemplo, de los deportistas, que deberán realizar chequeos más personalizados según el ritmo y condiciones de sus actividades físicas. Sin embargo, el doctor Enrique Ciria también destaca la figura de los directivos medios y altos, “ya que por el grado de estrés innato a su profesión, tienen un mayor riesgo cardiovascular, sobre todo en varones, de manera que habría que hacer un chequeo antes incluso de los 40 años”.

Por último también destaca la necesidad de hacer chequeos específicos en aquellas personas que tengan antecedentes familiares de enfermedades oncológicas o con carga genética.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.000.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks