Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
11.03.16

Una prueba diagnóstica de 10 minutos puede detectar el glaucoma a tiempo

El 12 de Marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma


La prevención es el arma más importante para luchar contra esta enfermedad que, de no detectarse a tiempo, puede producir ceguera total
 
El glaucoma es una enfermedad que afecta al nervio óptico: produce alteraciones del campo visual y puede llegar a ocasionar ceguera. Aunque es incurable, especialistas de Vithas recuerdan en su Día Mundial que se pueden reducir sus consecuencias con la ayuda de un diagnóstico precoz y el tratamiento médico adecuado.

Según afirma la doctora Amparo Carrero, especialista en polo anterior, cataratas y glaucoma del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “mediante una exploración oftalmológica de diez minutos podemos atajar y evitar la aparición del glaucoma, mejorando notablemente la calidad de vida del paciente”. 
 
El glaucoma por tanto, es prevenible. “Es la segunda causa de ceguera prevenible en el mundo, después de las cataratas”, afirma la doctora Carrero.

Gracias al diagnóstico precoz, el paciente con glaucoma puede mantener una buena calidad de vida con tratamientos sencillos, a base de colirios hipotensores y en algunos casos cirugía, aunque no con finalidad curativa, sino para evitar la progresión del daño en el campo visual. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta con 12 hospitales y 13 centros monográficos altamente especializados denominados Vithas Salud en España.
 
Cuándo debemos hacernos una revisión

“El glaucoma es una enfermedad silenciosa, por lo que lo conveniente es mentalizarnos de que hemos de hacernos una revisión oftalmológica completa cada 1 o 2 años”, apunta la doctora Carrero. La revisión consta de una tonometría, una prueba indolora y no invasiva, que consiste en conocer la presión intraocular. Además, es importante valorar el estado de la retina y del nervio óptico.

La realización de pruebas complementarias no invasivas, como la campimetría, es importante porque permiten la exploración del campo visual mediante una perimetria computerizada, o un escáner del nervio óptico llamado O.C.T (tomografía de coherencia óptica) que ofrecen un análisis con una precisión de micras para detectar cualquier alteración inicial.

“No se tarda más de diez minutos en hacer esta revisión y puede suponer una importante diferencia en nuestra calidad de vida si se detecta a tiempo”, comenta la doctora del Hospital Vithas Nuestra Señora de América. Los mayores de 40 años, miopes y quienes tengan familiares con glaucoma son la población con más probabilidad de padecer esta enfermedad.
 
Por qué se produce el glaucoma

El principal factor de riesgo para padecer glaucoma es la hipertensión ocular: si la presión en el interior del globo ocular aumenta, se comprime el nervio óptico y se dañan las neuronas que lo forma, produciendo al muerte celular de estas y disminuyendo el campo visual del paciente. Pero además de la hipertensión ocular, hay otros factores que influyen como anatomía del ojo, alta miopía, traumatismos previos, antecedentes familiares, etc.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks