Sala de prensa

X
28.09.16

Deporte y corazón: la prevención sí importa

El ejercicio moderado es el más adecuado desde el punto de vista cardiosaludable


Para la práctica de deportes de alta resistencia es recomendable realizarse un chequeo cardiológico previo

El 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón

Siempre hemos escuchado que el ejercicio es bueno para el corazón, que contribuye a mantener el tono muscular, ayuda a que el corazón envejezca más lentamente y, por tanto, a que tengamos menos riesgo de padecer problemas cardiovasculares en el futuro. Sin embargo, conviene conocer cuál es la cantidad y calidad adecuada de deporte para obtener estos beneficios. Como apunta la doctora Ana Alegría, especialista en Cardiología del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “el ejercicio cardiosaludable es aeróbico, es decir, continuado en el tiempo y de intensidad moderada. El ejercicio de alta resistencia o intensidad, si bien puede ser una práctica estupenda para mantenernos sanos, debe conllevar ciertas precauciones y realizarse con una buena preparación previa".

Tanto para aquellos deportistas que van a elevar notablemente la intensidad o resistencia del ejercicio que realizan, como para aquellas personas que nunca han practicado deporte y quieren iniciarse, lo más conveniente es llevar a cabo una prevención básica. La doctora Alegría afirma que un corazón sano puede tolerar un nivel de ejercicio importante sin ningún tipo de problema, pero en caso de deportes extremos es necesario llevar a cabo unas pautas de prevención. “Lo ideal sería realizar un estudio cardiológico previo para descartar cardiopatías familiares, problemas coronarios o cualquier otro tipo de cardiopatía”.

Chequeo preventivo básico

Este chequeo cardiológico abarca una serie de pruebas básicas como son un electrocardiograma, un ecocardiograma doppler color y una prueba de esfuerzo con o sin consumo de oxígeno, según las características de la persona o el tipo de ejercicio que vaya a realizar. En función de los resultados se puede plantear la necesidad de realizar otro tipo de técnicas de imagen o invasivas como complemento al estudio. Desde la Unidad del Corazón del Hospital Vithas Nuestra Señora de América afirman que el chequeo preventivo básico, compuesto por una entrevista médica, exploración física y pruebas sencillas, se puede realizar en una única consulta y los resultados se obtienen sobre la marcha. “Permiten descartar problemas cardiológicos antes de que den la cara y nos dan pistas sobre qué entrenamiento le puede ir mejor a la persona para, así, poder optimizarlo”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 19 centros especializados denominados Vithas Salud.

Atención ante determinados síntomas

Aunque por norma general el ejercicio es bueno para el corazón, no se puede generalizar. “A un paciente que ha sufrido un infarto normalmente se le prescribe ejercicio, pero a un nivel moderado que es el que, desde el punto de vista cardiológico, resulta saludable. Sin embargo, pueden darse casos aislados, por ejemplo, cardiopatías eléctricas congénitas, en las que el ejercicio pudiera estar restringido. Cada caso es único y hay que valorarlo de manera particular”, apunta la doctora Alegría. En cualquier caso, cuando hablamos de ejercicio de alta resistencia, la recomendación es “hacerlo con cabeza, revisarse y mantener una alimentación muy equilibrada y unos niveles de hidratación óptimos”.

Respecto a cuáles son los síntomas de alarma que podrían ser indicio de un problema cardiológico durante la práctica del ejercicio físico, los más importantes son la sensación de presión en el pecho, molestias u hormigueo en el brazo, muñeca o mandíbula, sensación de mareo o síncope durante el esfuerzo, notar palpitaciones raras, arrítmicas o muy rápidas; “todos ellos son síntomas que es necesario controlar y la recomendación sería acudir a consulta para que un profesional los valore y evalúe”.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Benalmádena, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Tenerife, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Pontevedra, Sanxenxo, Vilagarcía, Vigo y Vitoria-Gasteiz.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks