Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
17.11.16

Rehabilitar el suelo pélvico tras el parto puede evitar la incontinencia urinaria y las disfunciones sexuales

Es esencial preparar la pelvis y el periné de la mujer durante el embarazo ya que evita desgarros y facilita el parto


El embarazo y el parto entrañan una serie de modificaciones en el organismo del que muchas mujeres no consiguen recuperarse completamente. Persiste una debilidad abdominal y perineal, así como un cambio pélvico y postural que acaban derivando en problemas como la incontinencia urinaria, descensos de órganos, disfunciones sexuales y problemas posturales.

Sara Esparza, fisioterapeuta especializada en rehabilitación del suelo pélvico en el Hospital Vithas San José de Vitoria, afirma que el parto es un factor de riesgo a la hora de que el suelo pélvico quede debilitado. Por eso hace hincapié en la necesidad de seguir un proceso de rehabilitación de músculos que forman el suelo pélvico.

El suelo pélvico son los músculos que cubren por debajo la pelvis y que sujetan la vejiga, el útero, el recto, etc. Cuando estos músculos se debilitan, los órganos tienden a caer y pueden aparecer pérdidas de orina, peso en la vagina, estreñimiento e incontinencia a gases o heces, entre otras.

Según los estudios, 1 de cada 3 mujeres presenta pérdidas de orina tras tener al bebé. Que esto ocurra muy frecuentemente no quiere decir que sea lo normal, y es que, según Esparza, este problema tan común se puede evitar “si recuperamos de forma eficaz la musculatura abdominal y perineal”.

Para realizar un trabajo de tonificación abdominal, Esparza recomienda la práctica de las técnicas hipopresivas, que tonifican para el abdomen, el periné y para normaliza las tensiones musculares. Además, recomienda comenzar de forma precoz a hacer ejercicios de contracción y relajación perineal respetando los tiempos de descanso. Es decir, 2 segundos de contracción y 5 de relajación, o 5 de contracción y 10 de relajación, llevando a cabo este proceso 3 o 4 veces al día entre 10 y 20 repeticiones.

En ocasiones se hace necesaria la aplicación de técnicas fisioterápicas instrumentales, tales como la electro-estimulación, radiofrecuencia, biofeedback, u ondas de choque para obtener los resultados óptimos. “Más del 80% de los casos solucionan así sus pérdidas de orina y en general desde las primeras sesiones hay una mejoría evidente”, afirma la especialista.

Esparza anima a las mujeres a acudir a consulta en el momento en el que noten una debilidad perineal, “cuyos síntomas son pérdidas de orina, peso en la vulva, aire en la vagina, problemas con la sujeción de los tampones higiénicos o dificultad a la hora de llegar al baño a hacer sus necesidades”, aconseja la especialista.

Sobre el Hospital Vithas San José

El Hospital Vithas San José dispone de dos centros de actividad: el propio hospital y el Centro de Especialidades Beato nº3. A través de ambos se articulan algunos de los programas especializados más innovadores del País Vasco, entre los que se encuentra la aplicación de técnicas endoscópicas avanzadas.
Con una inversión de 7 millones de euros para el período 2013-2016, la innovación y el servicio personalizado al paciente se sitúan en el centro y se ponen en marcha a través de nuevos servicios: la Unidad Materno-Infantil que inició su actividad el 2 de diciembre de 2013, la Unidad del Sueño (febrero de 2014) y Unidad de Cirugía Artroscópica (abril de 2014). La Unidad de Asistencia a Lesionados de Tráfico, la Unidad de Obesidad, son otras de las unidades especializadas del centro vitoriano. Además, es pionero en España en el tratamiento de carcinomatosis peritoneal con un equipo de profesionales expertos en tratar los tumores malignos gastrointestinales.

Actualmente, el Hospital Vithas San José pone a disposición de los pacientes 63 camas, 5 quirófanos, 4 puestos UCI y 56 despachos de consultas externas, entre otras instalaciones sanitarias. Trabaja con las principales compañías de seguros nacionales e internacionales y cuenta, entre otras especialidades, con las siguientes: Anestesiología, Aparato Digestivo, Medicina Interna, Cardiología, Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Cardiaca, Cirugía Estética, Plástica y Reparadora, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Maxilofacial, Dermatología, Ginecología, Oftalmología, O.R.L., Urología, Traumatología y Cirugía Ortopédica.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.9  00.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros monográficos especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, Caldas de Reis y Vigo.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks