Sala de prensa

X
29.11.16

Trastornos Alimentarios (TCA) ¿Cuándo actuar?

Hoy se celebra el Día Mundial de los Trastornos Alimentarios (TCA)


Hoy, en el Día Mundial de los Trastornos Alimentarios (TCA) nos gustaría contaros en qué consisten los síntomas más frecuentes que nos pueden alertar de un posible TCA.

Su frecuencia oscila entre un 3-5% y la edad de inicio varía entre los 12 y los 22 años, aunque cada vez aparecen más casos a menor edad y por encima de los 30-40 años. Suelen afectar con más frecuencia a mujeres  aunque se están incrementando en varones.

En general las personas que presentan un TCA tienen una relación alterada o patológica con la comida, están obsesionadas con el peso y el contenido calórico de los alimentos

La familia y su entorno, los notan más irritables, menos comunicativos, más nerviosos y tristes. Muchas veces evitan las comidas familiares y las situaciones sociales donde hay comida, etc.

Como rasgos de personalidad característicos encontramos frecuentemente a personas autoexigentes, perfeccionistas, impulsivas sobre todo en Bulimia Nerviosa y obsesivas en ambos casos (Anorexia y Bulimia). Es frecuente la coexistencia con Trastornos de la Personalidad, Depresión, etc.

A la base de los TCA siempre hay una baja autoestima, un” no quererse”, una mirada hacia sí mismos negativa y a veces autodestructiva, incluso con autolesiones y/o ideas de muerte.

El índice de mortalidad es bastante alto, de un 5 a un 10%, por eso son enfermedades potencialmente graves, donde el diagnóstico y el tratamiento precoz es fundamental y mejora el pronóstico.

En la Anorexia Nerviosa hay una restricción voluntaria de alimentos, que les lleva a un bajo peso, alarmando a la familia, que observan cómo van adelgazando cada vez más. Hay un tipo de Anorexia que puede cursar con atracones (ingesta de gran cantidad de comida en poco tiempo) y vómitos. Existe un miedo intenso a subir de peso, incluso estando en un peso bastante bajo.

Sus hábitos alimentarios cambian y se altera tanto el tipo de comida (alimentos poco calóricos, a la plancha, verduras, dejando de comer alimentos como pastas, salsas, dulces, pan, fritos, etc.) como la forma (troceo menudo de alimentos, esconder comida, masticar mucho, comer lento, etc.).

En la Bulimia Nerviosa, el peso puede ser normal o elevado y los pacientes presentan atracones con o sin vómitos u otro tipo de conductas purgativas (laxantes, diuréticos, ayuno, ejercicio físico, etc.).

Los TCA tienen en común una autoevaluación muy influenciada por el físico, depositan su propia autoestima en el peso y en su aspecto físico.

Piensan que estando delgados les irá mejor en la vida, serán más aceptados y ellos mismos se sentirán mejor, pero claro, nada de esto ocurre cuando la enfermedad los atrapa.

Una dificultad añadida para el diagnóstico de los TCA es que muchas veces los pacientes no tienen conciencia de enfermedad y niegan muchos de los síntomas que presentan, los minimizan o normalizan.

El Trastorno de atracones es cada vez más frecuente y consiste en atracones de comida que les llevan a presentar sobrepeso u obesidad, de hecho un alto porcentaje de personas con obesidad tienen realmente un trastorno alimentario. No suele haber conductas compensatorias como un la bulimia, es decir no hay vómitos, restricción alimentaria, ayuno o ejercicio físico pero sí existe un gran malestar respecto a su aspecto físico. Es el más frecuente en varones.

En la Unidad de trastornos de la conducta alimentaria del Hospital Vithas la Salud llevamos 20 años atendiendo de forma especializada a personas de toda España con Trastornos Alimentarios, siendo pioneros en Andalucía de un modelo de tratamiento multidisciplinar médico, nutricional, psicológico y psiquiátrico en régimen de Hospital de Día. Somos un equipo de profesionales especializados en TCA formado por psicóloga, psiquiatra, médica nutricionista, monitora ocupacional y un personal sanitario extraordinario. Nuestra formación en trastornos Alimentarios se realizó en el prestigioso Hospital Niño Jesús de Madrid.

Este tratamiento intensivo, especializado e individualizado para cada paciente y sus circunstancias, consiste en restablecer hábitos alimentarios saludables a través de realizar desayuno, media mañana, almuerzo y merienda en comedor terapéutico, con todas las comidas supervisadas.

Se realiza Terapia de Grupo dos días a la semana, donde se aborda el manejo de las emociones, los vínculos familiares y sociales, habilidades sociales, autoestima, etc.

Existen intervenciones psicoterapéuticas, psicofarmacológicas y nutricionales individuales, así como intervenciones familiares para asesorar e informar a la familia de la evolución y del manejo de la enfermedad, ya que tanto los pacientes como la familia tienen un alto nivel de sufrimiento…

Disponemos de Talleres de Arteterapia, edición de la revista Pan de Molde, videoforum, talleres de nutrición, etc.

El horario de Hospital de Día es de 9 a 18 hrs y es flexible según las necesidades individuales de cada paciente.

Realmente la rehabilitación tanto a nivel psicológico como nutricional de nuestros pacientes hace que tengamos una alta tasa de recuperación clínica, llegando hasta el 80% a lo largo de estos años, donde hemos ido adquiriendo gran experiencia en el manejo de esta compleja enfermedad.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks