Sala de prensa

X
01.12.16

Abordaje psicológico del diagnóstico de SIDA

La atención psicológica es fundamental en el tratamiento de personas diagnosticadas de VIH y contribuye a la aceptación de la enfermedad


La familia puede convertirse en un apoyo fundamental para el paciente

La terapia cognitiva-conductual es la más común en estos casos

Las personas que se enfrentan a un diagnóstico positivo en la prueba de VIH suelen mostrarse turbadas y desconcertadas en el momento inicial. Es frecuente la incertidumbre y las dudas relativas a la afectación que va a tener esta enfermedad en su vida personal y familiar, así como en el entorno en el que se mueven.

Como afirma Pedro Adrados, psicólogo clínico del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “es habitual que surjan sentimientos de temor al rechazo, a la marginación, sentir vergüenza, culpa, tristeza. Este estado puede durar semanas o meses; lo normal es que, transcurrido un período de entre 6 meses y un año, la persona se adapte a la nueva situación, sin embargo, en algunos casos la aceptación del diagnóstico se demora más”.

Todas las personas diagnosticadas de SIDA deben recibir atención psicológica. “Es necesario evaluar qué ideas tienen sobre la enfermedad, conocer sus expectativas y temores, informarle sobre la enfermedad y las reacciones normales que pueden tener, todo ellos a través de la psicoeducación”, señala Adrados. “De esta manera el profesional acompaña a la persona afectada en un proceso de revisión de sus concepciones y emociones actuales, ajustándolas al nuevo estilo de vida que implica la enfermedad”.

La información resulta esencial para que el paciente acepte el diagnóstico. La asistencia a centros de apoyo y a la consulta psicológica son esenciales para revertir las conductas negativas. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.

Apoyo y colaboración familiar

Aunque, evidentemente, la persona afectada tiene completa libertad para decidir si quiere compartir su diagnóstico con su entorno más cercano, lo ideal es que lo comunique a su familia para que cuente con su apoyo. Previamente se puede hacer una evaluación, con el objetivo de buscar vínculos equilibrados y estables, para fomentar esta colaboración.

En caso de tener pareja, ésta también debería de conocer el diagnóstico, de modo que además de proporcionar su apoyo, pueda tomar las medidas necesarias para evitar un contagio.

Como afirma Adrados, “superar el diagnóstico de SIDA requiere de apoyos constantes hacia la persona afectada y la familia puede ser un punto importante. Fomentar la colaboración del entorno como apoyo y sostén emocional contribuye a la aceptación por parte del paciente”.

El tratamiento más común desde el punto de vista psicológico incluye la terapia cognitiva-conductual (TCC), “un tipo de psicoterapia mediante la cual se posibilita que las personas cambien los estilos de conductas y pensamientos negativos”.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Benalmádena, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Tenerife, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Pontevedra, Sanxenxo, Vilagarcía, Vigo y Vitoria-Gasteiz.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks