Sala de prensa

X
26.12.16

Las revisiones en el oftalmólogo son claves para prevenir la pérdida de visión

Se calcula que en España 800.000 personas padecen glaucoma pero la mitad de ellas lo desconoce.


El lema de este año 2016 que termina ha sido “Juntos somos más fuertes”. El Hospital Vithas San José se suma al esfuerzo mundial para prevenir la ceguera iniciado por la OMS y traslada a sus pacientes la importancia de la prevención e identificación de las patologías oculares más frecuentes en cada etapa de la vida. El Hospital Vithas San José pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos Vithas Salud.

Las revisiones en el médico oftalmólogo son la clave para la detección y tratamiento de las enfermedades oculares. “Sin duda una revisión médica es la forma más segura de permitir el diagnóstico precoz de numerosas enfermedades oculares y así aplicar el tratamiento oportuno que permita recuperar la visión o evitar una situación de pérdida visual irreversible”, afirma la doctora Clara Marcos Beltrán, oftalmóloga del Hospital Vithas San José de Vitoria.

Existen enfermedades oculares graves e irreversibles que en los estados iniciales habitualmente pasan desapercibidas porque no producen alteraciones visuales que perciba el paciente”, apunta la doctora Marcos Beltrán. Por ejemplo, en España se calcula que 800.000 personas padecen glaucoma pero la mitad de ellas lo desconoce.
 
Hay que tener en cuenta que la incidencia de las patologías oculares es diferente según la edad y por tanto cada edad precisa una atención especial.
 
En la edad pediátrica. Los más pequeños se ven afectados con mayor frecuencia por estrabismo y ojo vago, sobre todo si tienen antecedentes familiares. Un elevado porcentaje de niños españoles que necesitan gafas no las llevan, por desconocimiento de sus padres de sus problemas visuales. Solo 3 de cada 10 niños europeos se somete a revisiones visuales anuales, cuando se sabe que muchos casos de fracaso escolar son debidos a un problema de visión.
 
En la juventud. Lo más frecuente son los defectos de refracción; la miopía, hipermetropía y astigmatismo son cada vez más frecuentes entre los jóvenes, pero son fácilmente tratables con gafas, lentillas o cirugía refractiva con láser Excimer. Asimismo, es importante tratar los síntomas oculares de las enfermedades más comunes, como la alergia primaveral o el ojo seco debido al uso continuado de pantallas de visualización.
 
En la edad adulta. A partir de los 40 años, la principal causa de pérdida visual reversible son las cataratas, que se deben al envejecimiento y opacificación del cristalino. Las cataratas se pueden operar cuando aún no son muy duras con anestesia local y sin ingreso, lo que resulta muy sencillo para los pacientes, que además se benefician de poder eliminar sus problemas previos de graduación: miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia, gracias a las lentes intraoculares premium de última generación.
 
Entre los mayores de 40 años tienen especial riesgo las personas con miopía o hipermetropía elevada, las que tienen antecedentes familiares de degeneración macular o glaucoma, y los pacientes diabéticos, los cuales deben realizarse revisiones anuales en el médico oftalmólogo que incluyan exploración del fondo de ojo, para evaluar el estado de la retina y el nervio óptico.
 
En definitiva, el objetivo de la OMS, al que se adhiere el Hospital Vithas San José, es promover la cultura de la salud visual. Para ello los controles médicos cada uno o dos años, son una de las medidas preventivas más aconsejadas, ya que permiten un seguimiento de la salud visual a lo largo de la vida y permiten detectar a tiempo las alteraciones iniciales propias de cada enfermedad y en cada etapa de la vida.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks