Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
09.01.17

Un correcto estudio de la pisada previene lesiones musculares, ligamentosas y osteoarticulares

“Todos deberíamos acudir al podólogo para realizarnos una exploración, pero deben tener especial cuidado los deportistas, las personas que trabajan de pie, y cualquier persona con dolencias en pies, miembros inferiores y espalda”, afirma el doctor Adrián Castilla, podólogo en el Hospital Vithas San José de Vitoria


La biomecánica es  una disciplina científica que tiene por objeto el estudio de las estructuras de carácter mecánico que existen en el cuerpo humano. La biomecánica se interesa por el movimiento, equilibrio y los mecanismos lesionales que pueden producirse en el cuerpo humano como consecuencia de diversas acciones físicas.

Según Adrián Castilla, podólogo en el Hospital Vithas San José de Vitoria, la biomecánica se trata del estudio exhaustivo de la forma de caminar que tiene el paciente relacionado con su musculatura, sus articulaciones y la morfología de su pie. El Hospital Vithas San José pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros monográficos Vithas Salud.
 

  • Fases de exploración
Exploración en camilla: valoración articular del miembro inferior y rangos de movimiento, valoración muscular y morfológica. También se valora la existencia de una posible dismetría, es decir, si existe diferencia de longitud entre ambas piernas del paciente.

Estudio en estática: En este caso se emplea una plataforma baropodometrica computerizada de presiones con la que el especialista estudia la huella plantar y el reparto de presiones de la misma.

Por otra parte, también se realizan tests biomecánicos en bipedestación (de pie). Estas pruebas permiten evaluar aspectos muy importantes como la elasticidad, tono muscular, activación de grupos musculares, etc. del paciente.
 
Estudio en dinámica: Este estudio permite analizar el pie en movimiento y obtener datos importantes como son los puntos de presión máxima, desplazamiento del centro de presiones, rotaciones, desviaciones en los ejes biomecánicos, etc.
 
 
Una vez realizada la exploración y habiendo analizando todos los resultados obtenidos, el especialista valora la posibilidad de tratamiento. En el caso de que el paciente analizado requiera un proceso de recuperación, el tratamiento puede ir compuesto mediante plantillas ortopodológicas a medida, ejercicios de potenciación, estiramientos, etc. “siempre teniendo en cuenta las necesidades y seguridad total del paciente”, explica Castilla.

El podólogo crea un tratamiento personalizado de las dolencias del paciente, basado en los datos objetivos extraídos de las fases de exploración. A continuación, se realiza un estudio para la prevención de lesiones en miembros inferiores y columna del paciente.
 
Este especialista asesora también en la elección del calzado adecuado para cada paciente con el fin de mejorar su postura y biomecánica. Además, se optimiza el gesto deportivo en personas que practican habitualmente deporte, llegando en muchos de los casos a alargar su vida deportiva.
 
Según Castilla, nadie está exento de acudir al médico a hacerse una revisión, ya que todos deberíamos hacernos una exploración de la pisada para evitar posibles problemas de cara al futuro. Aun así, deben tener especial atención en este aspecto los deportistas, las personas que trabajan de pie, “y por supuesto, cualquier persona con dolencias en pies, miembros inferiores y espalda”, asegura el especialista.

Además, con un correcto estudio de la marcha, se pueden prevenir graves problemas como la aparición de lesiones musculares, ligamentosas y osteoarticulares “como los esguinces de repetición, metatarsalgias, fascitis plantares, espolones calcáneos, tendinitis, fracturas por estrés sobrecargas musculares, etc”, afirma Castilla.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks