Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
01.02.17

La cirugía erradica el epitelioma basocelular de forma definitiva

El epitelioma es un tumor de la piel que se manifiesta como una lesión visible, y que no desaparece, en zonas expuestas al sol. El tratamiento de elección para erradicarlo es la cirugía. El 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el cáncer. La prevención y el diagnóstico temprano son fundamentales para conseguir un buen pronóstico.


Madrid, 1 de febrero de 2017.- El epitelioma es un tumor de la piel, una lesión que puede aparecer en cualquier parte del cuerpo expuesta al sol, frecuentemente en el rostro. Aunque las causas que lo producen no se conocen con exactitud, el fototipo de piel influye notablemente, siendo más frecuente en personas de tez clara. También juegan un papel importante los factores genéticos.

Como señala la doctora Teresa Távora, especialista en Cirugía Plástica en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, existen dos tipos de epitelioma: los basocelulares y los epidermoides. “Los basocelulares no tienen ninguna capacidad de dar metástasis, por lo tanto, una buena cirugía, con márgenes de seguridad, erradica el problema para siempre”. En el caso de los epidermoides, “en fases avanzadas pueden dar lugar a metástasis, pero es un tumor que resulta fácil de detectar”.

La cirugía siempre es el tratamiento de elección y la realiza un especialista en Cirugía Plástica ya que, en algunos casos, son necesarias las reconstrucciones. “La técnica puede ser de cierre directo, con cicatrices muy estéticas; de cobertura mediante un colgajo, que es un desplazamiento de tejido celular subcutáneo de una zona cercana y, en último caso, ya sea por tamaño o zona, de injerto de piel”, apunta Távora.

Habitualmente es una intervención simple, que no requiere ingreso y se realiza con anestesia local. Para extirpar bien un epitelioma, como nos comenta la especialista, “hay que darle un margen mínimo de 3 milímetros”. En este sentido es fundamental conocer el tipo de lesión, para lo cual puede ser necesario hacer una biopsia previamente.

Una vez realizada la cirugía, el paciente es remitido a un especialista en Dermatología. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.

Diferencias entre epitelioma y melanoma
Existen diferentes tipos de epitelioma (nodular, cicatricial, perlado, infiltratico, etc.), por ello es complejo definir unas características comunes para todos. Puede aparecer sangrado y, lo más representativo, es que la lesión no desaparece de la piel. Su curación, aunque depende del tipo, es relativamente fácil, por ello es fundamental acudir al especialista ante cualquier duda, puesto que, cuanto antes se diagnostique, más sencilla será la intervención.

El melanoma, sin embargo, “es un tumor muy agresivo, con gran capacidad de metastatizar por las 3 vías: vía de continuidad, vía sanguínea y vía linfática”, señala la Dra. Távora.

La mejor forma de saber si un lunar es o no sospechoso de ser un melanoma es seguir el método de evaluación ABCD:
-Asimetría: mientras que los lunares o nevus benignos son redondos y simétricos, los melanomas son asimétricos.
-Borde: en el melanoma es irregular.
-Color: los lunares o nevus benignos son de color claro u oscuro pero homogéneo, mientras que los melanomas no tienen un color homogéneo.
-Diámetro: en el caso de los lunares o nevus benignos es inferior a 6 mm; en los melanomas es superior a esta cifra.

Si una mancha presenta uno o más de estos signos de alerta, o cualquier otro signo cutáneo anormal, como sangrado, enrojecimiento, picor o aumento de tamaño, puede ser sospechoso de ser un melanoma.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks