Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
30.11.16

Psicólogos del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima presentan la lucha contra la anorexia y bulimia como un “diario de guerra” consigo mismo

Este miércoles se conmemora el Día Internacional de Luchas contra los Trastornos de la Alimentación.

Entre el 90 y el 95 por ciento de los casos se da en mujeres, aunque en los últimos años ha aumentado el diagnóstico en hombres.

Aunque se desconoce las verdaderas causas de esta enfermedad, en ocasiones la pérdida de peso se asocia con otros problemas, por lo que un aumento de talla no implica una recuperación del paciente. 

Para Pedro Santamaría, estas enfermedades “lejos de ser una condición estética, es una lucha interna en busca de la propia aceptación que cuesta gran trabajo llegar a realizar”.


Este miércoles se conmemora el Día Internacional de Lucha contra los Trastornos de la Alimentación. Con tal motivo, el psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, Pedro Santamaría Gargamala, ha publicado una nueva entrada en el blog del Hospital (http://hospitalvithasfatima.com) en la que plantea la lucha contra la anorexia y la bulimia, las principales patologías alimenticias, como un “diario de guerra” consigo mismo. El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima pertenece al grupo Vithas que cuenta en toda España con 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud.
 

La anorexia nerviosa es uno de los trastornos de la alimentación más frecuentes y se caracteriza por las inexplicables ganas de adelgazar y bajar de peso y tener una imagen distorsionada de uno mismo. La bulimia, por su parte, consiste en comer en exceso o de forma compulsiva asociado a un arrepentimiento inmediato que lleva a los pacientes a devolver inmediatamente y a someterse a todo tipo de purgas.

Ambas son trastornos muy complejos que pueden tener su origen en una personalidad perfeccionista, el miedo, la culpa, situaciones estresantes, relaciones afectivas sentimentales o personales.

Entre el 90 y el 95 por ciento de los casos se da entre mujeres; aunque cada vez se diagnostican más casos entre hombres, especialmente en la variante de intentar adelgazar por exceso de ejercicio. Del mismo modo, lo más habitual es que la enfermedad se dé entre los 12 y los 25 años, aunque es un rango de edad no excluyente.

En términos generales, las pacientes aceptan con cierta resignación que el tema de conversación con su terapeuta sea el poco peso o sus ganas de adelgazar. Pero en ocasiones, la pérdida de peso es un efecto secundario de otro problema estresante, por lo que, “el peso no siempre es lo más importante, porque, aunque aumentemos el peso, la paciente no mejorará. La solución requiere de más trabajo y mayor comprensión del momento vital de la persona”, afirma Pedro Santamaría en su post.

Responsabilidad social

La visión distorsionada del propio cuerpo es una de las características que necesita de mayor conocimiento y aceptación a nivel de toda la sociedad”, asegura el psicólogo del Hospital Vithas Fátima que señala que alude a las prácticas de la industria de la moda, cosmética y estética que buscan “modelos de determinadas medidas intentando hacer un único y válido prototipo de mujer bella” utilizando, incluso, correctores digitales en fotografías.

Por todo ello, “aparece especialmente en las pacientes más jóvenes, un sentimiento de rechazo a su físico al compararse con famosas de revistas o videoclips de música”, ya que toman “como modelo un concepto irreal, inexistente y en la búsqueda de la perfección comienza la no aceptación del propio cuerpo, aquel que tiene imperfecciones de forma natural”.

Poder abrazar al enemigo tras el espejo

Según Pedro Santamaría, “los trastornos de las conductas alimenticias, guardan estrecha relación con los trastornos de ansiedad, por lo que es común que compartan algunos síntomas físicos, pero también psicológicos, como los pensamientos obsesivos y las conductas que buscan la perfección”, por lo que, “la persona no alcanza a estar nunca satisfecha”.

El psicólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima expresa “todo mi apoyo” a todas las personas que “están luchando día a día para poder abrazar a su enemigo tras el espejo”, ya que, cree importante concienciar a la sociedad sobre “la dureza y las grandes dificultades que sufren las personas con anorexia nerviosa y bulimia”.

Lejos de ser una condición estética, es una lucha interna en busca de la propia aceptación que cuesta gran trabajo llegar a realizar”, afirma Pedro Santamaría Gargamala.

Sobre el Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima

El Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima se fundó en 1963. Actualmente cuenta con una superficie de 25.000 metros cuadrados, y pone a disposición de sus pacientes un equipamiento sanitario compuesto, entre otros, de 189 camas, 10 quirófanos (2 de CMA), 7 camas de UCI, dos piscinas de hidroterapia, tres gimnasios y 28 cabinas de fisioterapia.

Además, entre las especialidades que presta, figuran Traumatología, Unidad de Lesionados de Tráfico, Rehabilitación, Cirugía General y Digestiva, Ginecología y Obstetricia, Cirugía Maxilofacial, Plástica y Reparadora, Cirugía Cardiaca, Cirugía Torácica, Cirugía de la Mano, Medicina Interna, Medicina Nuclear, Neurocirugía, Odontología, Oncología Médica, Psiquiatría, Unidad del Sueño, Unidad de Medicina Estética, y la citada Unidad de Reproducción Humana Asistida. Dispone, además, de un área materno infantil desde la que se está impulsando la acreditación del Hospital como Amigo de la Infancia, de acuerdo con los criterios de UNICEF.

El compromiso de Vithas: calidad, innovación y largo plazo

Vithas atiende anualmente a más de 2.900.000 de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros especializados denominados Vithas Salud. Los hospitales están ubicados en Alicante, Almería, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, Lleida, Madrid, Málaga, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Los centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Elegido, Fuengirola, Málaga, Lleida, Almería y la provincia de Pontevedra, donde están emplazados los centros Vithas Salud Fisium de Pontevedra, Vilagarcía, Marín, Sanxenxo, A Estrada, y Vigo.

En Galicia, el Grupo Vithas también cuenta con los laboratorios Vithas Lab Lema&Bandín de Vigo, Pontevedra y A Coruña que constituyen, junto a su red de 300 puntos de recogida de muestras, un centro de biodiagnóstico referente en el sector.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad va unida al compromiso de inversión permanente en mejora de infraestructuras y dotaciones tecnológicas. Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, el grupo prevé consolidar su presencia nacional ya sea de manera orgánica o mediante adquisiciones.

 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks