Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
13.02.18

Avances en reconstrucción mamaria

Hablamos con el Dr. Manuel Sancho, experto en cirugía plástica y reparadora en el Hospital Vithas San José de Vitoria

A medida que los tratamientos quirúrgicos y de radiación evolucionan y mejoran los resultados en cuanto a supervivencia para las pacientes con cáncer de mama, también surgen nuevas técnicas para la reconstrucción mamaria, tanto funcionales como estéticos. Hablamos sobre los avances en reconstrucción mamaria con el Dr. Manuel Sancho, experto en cirugía plástica y reparadora en el Hospital Vithas San José de Vitoria. El Hospital Vithas San José pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos.
 
¿En qué consiste la cirugía celular en mamas?
 
Me parece más correcto hablar de la utilización complementaria de células grasas del propio paciente. Es lo conocido en Cirugía Plástica como lipoinjertos o microinjertos grasos.
 
Se trata de utilizar grasa extraída de otra localización, mediante cánulas específicas, de pequeño tamaño, para no dañar las células grasas.
Después se procesa o enriquece de diferentes maneras, para poder utilizar ese tejido graso en las zonas que necesite la paciente para conseguir aportar el volumen y forma que necesite.
 
No solo utilizamos está técnica en casos de reconstrucción mamaria por cáncer de mama. También ha demostrado utilidad en algunos casos de hipoplasia mamaria y mama tuberosa, así como en casos seleccionados de aumento mamario o de manera complementaria al uso de implantes mamarios.
 
¿De dónde se coge el tejido de la paciente y qué beneficios tiene para la reconstrucción de las mamas?
 
Hay muchas opciones; puede extraerse de la zona periumbilical, muslos y otras dependiendo de dónde estén los sobrantes de grasa en cada paciente.
 
La pequeña cicatriz es de unos milímetros de tamaño y queda oculta en el ombligo o algún pliegue de la piel.
 
La utilización de grasa procesada a modo de microinjertos nos permite tratar zonas hundidas o irregularidades después de cirugía conservadora, tumorectomias, o cuadrantectomías, o como complemento para mejorar resultados después de otros métodos de reconstrucción y Cirugía Plástica Mamaria.
 
Además, es un procedimiento seguro, realizado en quirófano, pero poco invasivo, muchas veces realizado sin necesidad de ingreso hospitalario, y puede repetirse a lo largo de toda la vida del paciente para mejorar o mantener el resultado en el tiempo.
 
Además de estos tejidos, ¿siempre es imprescindible una prótesis?
 
Hay 2 caminos en la Cirugía Plástica mamaria para Reconstrucción; por un lado, las técnicas basadas en el uso de materiales sintéticos, es decir, los expansores y los implantes mamarios.
 
Por otro lado, las técnicas que utilizan tejidos del propio paciente, denominada reconstrucción Autóloga. En este apartado podemos contemplar el uso de injertos grasos y tejidos abdominales o dorsales, entre otros.
 
Depende de las necesidades concretas de cada paciente, su tipo de piel, si ha habido radioterapia, sus tejidos donantes y sus preferencias personales una vez valoradas riesgos y beneficios de cada procedimiento.
 
Aparte de la obtención de tejido graso, ¿existen otros avances en la reconstrucción de las mamas que podamos mencionar?
 
Aparte de la formación excelente de muchos de nuestros especialistas y los desarrollos de los sistemas ópticos y la microcirugía aplicada a reconstrucción mamaria y al tratamiento del linfedema, creo que un gran avance es la mejor educación sanitaria de nuestra población y su seguimiento de programas de prevención y diagnóstico precoz.
 
Es el camino que aumentará la supervivencia y hará necesarios tratamientos oncológicos menos agresivos y una Cirugía Plástica y Reparadora de menor complejidad.
 
Hay más acceso a la información, que permite al paciente valorar mejor las opciones y participar en la toma decisiones.
 
Pero la clave es la colaboración de diferentes profesionales cirujanos oncológicos, cirujanos plásticos, oncólogos, psicólogos etc.), para planificar los procedimientos con un objetivo común: resultados óptimos, proporcionados y seguros para mejorar la calidad de vida de nuestra paciente.
 
Tatuar el pezón, ¿cuánto después de que la mama sea reconstruida puede hacerse? ¿Lo tatúa también el cirujano plástico en el quirófano? ¿Se le da ‘volumen’ como a un pezón normal, no se trata simplemente de dar color marrón a la piel?
 
En cuanto al pezón existen diferentes técnicas de Cirugía Plástica para reconstruirlo con piel y grasa cercanas mediante plastias o colgajos que consiguen recrear un nuevo pezón con forma y proyección adecuadas.

Los tatuajes simulando la areola son una buena opción complementaria para simular la areola o para conseguir una coloración parecida a la areola del otro pecho.

Muchas veces optamos por reconstrucciones areolares con injertos de piel que suelen oscurecerse espontáneamente o tatuarse posteriormente para mejorar la coloración. Otras pacientes que prefieren tatuar la areola sin realiza dicho injerto, pero depende de cada caso concreto.
 
En mi opinión, uno de los puntos clave en reconstrucción mamaria es que se planifique correctamente, desde el inicio del diagnóstico, incluso desde antes de la cirugía oncológica, para conseguir que el resultado final seguro y de calidad, cuyo objetivo final es que la mujer que ha pasado por este trance pueda recuperar su autoestima y hacer una vida lo más normal posible.
 
Esto tiene mucha importancia teniendo en cuenta que, gracias a los programas de detección precoz, cada vez atendemos pacientes más jóvenes que se enfrentan a este problema.

Por eso siempre recomiendo consultar con su cirujano plástico lo antes posible para informarse de todas las opciones y poder planificar conjuntamente la resección del tumor mamario y los primeros pasos de la reconstrucción.
 
El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español. Cada año atiende a más de 4.500.000 pacientes en sus 19 hospitales y 27 centros médicos.

Los 46 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional en Alicante, Almería, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Valencia, Vigo y Vitoria-Gasteiz. Posee presencia en Baleares gracias a un acuerdo estratégico con el líder hospitalario de la región, la Red Asistencial Juaneda, quien dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos. Vithas cuenta adicionalmente con el laboratorio de diagnóstico biológico Vithas Lab, con más de 300 puntos de extracción.

Las señas de identidad de Vithas son una asistencia sanitaria de calidad acreditada con estándares internacionales y un servicio personal. Posee el firme apoyo y visión de largo plazo de sus accionistas: Goodgrower, con un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento basado en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.

 
Sobre el Hospital Vithas San José
El Hospital Vithas San José dispone de dos centros de actividad: el propio hospital y el Centro de Especialidades Beato nº3. A través de ambos se articulan algunos de los programas especializados más innovadores del País Vasco, entre los que se encuentra la aplicación de técnicas endoscópicas avanzadas.
Con una inversión de 7 millones de euros para el período 2013-2016, la innovación y el servicio personalizado al paciente se sitúan en el centro y se marca al aguaponen en marcha a través de nuevos servicios: la Unidad del Sueño (febrero de 2014) y Unidad de Cirugía Artroscópica (abril de 2014). La Unidad de Asistencia a Lesionados de Tráfico, la Unidad de Obesidad, son otras de las unidades especializadas del centro vitoriano. Además, es pionero en España en el tratamiento de carcinomatosis peritoneal con un equipo de profesionales expertos en tratar los tumores malignos gastrointestinales.
Actualmente, el Hospital Vithas San José pone a disposición de los pacientes 65 camas, 6 quirófanos, 6 camas con un BOX de aislamiento en UCI y 56 despachos de consultas externas, entre otras instalaciones sanitarias. Trabaja con las principales compañías de seguros nacionales e internacionales y cuenta, entre otras especialidades, con las siguientes: Anestesiología, Aparato Digestivo, Medicina Interna, Cardiología, Angiología y Cirugía Vascular, Cirugía Cardiaca, Cirugía Estética, Plástica y Reparadora, Cirugía General y del Aparato Digestivo, Cirugía Maxilofacial, Dermatología, Ginecología, Oftalmología, O.R.L., Urología, Traumatología y Cirugía Ortopédica.
 

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks