Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
26.03.18

Un evento estresante puede actuar como desencadenante de la epilepsia

El estrés crónico también podría influir en la falta de control de la epilepsia


La propia enfermedad puede provocar estrés al paciente por los efectos incapacitantes que produce, de modo que se crea una relación bidireccional

El 26 de marzo se celebra el Día Mundial de la Epilepsia, también conocido como “Purple Day” por ser el color púrpura el que identifica esta enfermedad 

En los últimos años se han publicado diversos estudios que apuntan a la relación existente entre el estrés y la epilepsia. En concreto, se investiga la posible relación del estrés con el desarrollo inicial de la enfermedad, aunque parece más claro su papel como desencadenante de crisis epilépticas en pacientes con epilepsia conocida. Aunque los resultados no son del todo concluyentes, sí parece existir una relación entre ambos factores.

Como señala el Dr. Joaquín Ojeda, neurólogo del Hospital Vithas Nuestra Señora de América, “muchos pacientes refieren un evento estresante, por ejemplo, uno de las más comunes es la muerte de un ser querido, como factor desencadenante de sus crisis epilépticas. Por otro lado, el estrés acumulado, el estrés crónico, también podría influir en la falta de control de la epilepsia”. El reconocimiento de dichas situaciones puede suponer una mejora notable de la enfermedad.

Investigaciones recientes señalan el papel como desencadenante de convulsiones. “La epilepsia es una enfermedad neurológica crónica que se caracteriza por convulsiones recurrentes. Es habitual que los pacientes perciban el estrés como factor precipitante de las mismas, aunque, cabe señalar que no existe una evidencia científica lo suficientemente sólida y serían necesarios estudios más concluyentes. Pero sí se han correlacionado positivamente mayores niveles de estrés con la posibilidad de crisis epilépticas”, afirma el Dr. Ojeda.

En este sentido, y dado el factor impredecible de las crisis epilépticas, el especialista incide en que, “cuanto mayor sea el conocimiento de los factores precipitantes, mayor control podremos tener sobre las mismas, mejorando la calidad de vida del paciente”. El Hospital Vithas Nuestra Señora de América pertenece al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos.

Estrés y epilepsia: una relación bidireccional

El estrés y la epilepsia pueden interactuar de múltiples formas. La propia enfermedad puede provocar estrés al paciente por los efectos incapacitantes que produce: “el hecho de vivir con una enfermedad crónica, las crisis epilépticas recurrentes, convulsivas o no, pueden ser un hecho estresante en sí mismo”, apunta el Dr. Ojeda, que añade además que “la depresión y la ansiedad son comorbilidades comunes de la epilepsia y existen relaciones bidireccionales con estos trastornos”.

La eliminación efectiva de factores desencadenantes de las crisis podría reducir la frecuencia de las mismas, disminuyendo a su vez los niveles de estrés. Todo ello explica la importancia de tener en cuenta estos factores en investigación. “Recientemente se ha publicado en la revista de la Academia Americana de Neurología (Neurology), el beneficio de terapias de conducta antiestrés en la mejoría de la frecuencia de las crisis epilépticas en un grupo de 66 pacientes”, afirma el especialista.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), unos 50 millones de personas en todo el mundo padecen epilepsia, de modo que se trata de una de las patologías neurológicas más comunes.

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 5.000.000 pacientes en sus 19 hospitales y 27 centros médicos denominados Vithas Salud. Los 46 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 27 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Almuñécar, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.

Vithas cuenta con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España gracias a la red de laboratorios VithasLab y con una central de compras propia, PlazaSalud24, que como referente en el sector da servicio a más de 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales. Por último,Vithas mantiene actualmente un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks