Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
30.07.18

Expertos de Vithas aconsejan cómo alimentarse para mejorar la calidad de la leche materna

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna


Una dieta sana y equilibrada es fundamental para una lactancia satisfactoria y duradera

Alimentos ricos en hierro, yodo o vitaminas como la B1 e ingerir hasta 2 litros de agua diarios ayudan a preservar la calidad y cantidad de leche

Hay que evitar el consumo de bebidas alcohólicas durante la lactancia y limitar la ingesta de cafeína

Del 1 al 7 de agosto se celebra en todo el mundo la Semana Mundial de la Lactancia Materna, promovida por WABA (Alianza Mundial por la Lactancia Materna). Con ese motivo, pediatras de Vithas aconsejan qué alimentos potenciar en la dieta de las madres lactantes para mejorar la calidad de la leche materna. Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 5.000.000 pacientes en sus 19 hospitales y 28 centros médicos denominados Vithas Salud.

Según la OMS la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. Esta Organización afirma también que la lactancia materna mejora el coeficiente intelectual y la asistencia a la escuela, además de asociarse a mayores ingresos en la vida adulta.

En la leche materna se encuentra el mejor alimento para el bebé, y su composición y nutrientes se adaptan en el tiempo para proporcionarle justo lo que necesita.

Entre sus cualidades destacan la disminución de que el niño desarrolle patologías a lo largo del tiempo como obesidad, diabetes tipo 1 y tipo 2, entre otras muchas. Además, la lactancia materna tiene múltiples beneficios para la madre, ya que reduce las hemorragias postparto, el riesgo de cáncer de ovario y de mama y de padecer diabetes tipo 2. El fortalecimiento del vínculo afectivo entre la madre y el bebé también está considerado como un importante beneficio por los especialistas.

El cuidado de los aspectos nutricionales durante el periodo de gestación es muy importante. Pero este hábito es también importante mantenerlo durante la lactancia porque “una alimentación variada es fundamental para una lactancia satisfactoria y duradera”, afirma el doctor Enrique Sánchez, pediatra y neonatólogo del Vithas Parque San Antonio.

Los consejos nutricionales del especialista deben seguirse también durante el periodo de lactancia y aunque básicamente se centran en seguir una alimentación variada, rica en vitaminas y minerales, es conveniente recordar la importancia de algunos alimentos para mejorar la calidad de la leche materna en beneficio del bebé:

  • Beber 1’5-2 litros de agua al día: es fundamental en el periodo de lactancia, «si se quiere preservar la calidad y cantidad de leche y con ello el estado nutricional del niño y de la madre, ya que conviene recordar que la leche es 85% agua en su composición» explica el doctor Enrique Sánchez. El Hospital Vithas Parque San Antonio se encuentra en la Fase 3 para la consecución de la acreditación IHAN, sello de calidad que tiene como principal propósito fomentar el periodo de lactancia materna durante el mayor periodo de tiempo posible. 
  • Vitamina B1 o tiamina: incluida en frutos secos (pistachos, avellanas), lomo, carne magra de cerdo, legumbres, huevos, etc. Es un nutriente esencial para el metabolismo de los hidratos de carbono ya que ayuda a transformar los carbohidratos en energía para el cuerpo. «La vitamina B1 es una vitamina hidrosoluble cuya deficiencia origina síntomas neuromusculares y cardiacos graves. Las necesidades diarias son superiores durante el embarazo y la lactancia (1,5mg/día) y son fácilmente obtenibles por medio de una dieta variada sin necesidades de suplementos en un principio», afirma el doctor Sánchez.
  • El yodo: el yodo es un componente de las células que genera la glándula tiroides y es beneficioso porque es un oligoelemento nutricional necesario para múltiples funciones vitales. Lo encontramos en alimentos que provienen del mar, como la sal yodada, el pescado y el marisco. «Su deficiencia afecta la función tiroidea y al rendimiento cognitivo del lactante. Las necesidades diarias, de 100 a 150 microgramos diarios, suben en embarazo y lactancia a 250-300 microgramos, por lo que la mayoría de expertos recomiendan suplementos entre 100 y 200 microgramos al día», explica el facultativo del Hospital Vithas Parque San Antonio.
  • El hierro: «la anemia durante la gestación es principalmente dilucional, a pesar de lo cual, casi siempre se suelen prescribir suplementos de hierro a la gestante, con lo cual sus depósitos están más que garantizados para la lactancia», afirma Francisco Domínguez Ortega. Jefe de Servicio de Pediatría Hospital Vithas Santa Catalina. «Si a ello añadimos la escasa excreción de hierro en la leche materna, prácticamente nos queda recomendar una ingesta equilibrada para el soporte de la madre», añade este facultativo.
  • Evita alimentos que pueden provocar flatulencias en el bebé como coliflor, brócoli, garbanzos, coles. «Estos alimentos puedes sustituirlos por calabacín, zanahorias, zumos de frutas que también aportan vitaminas, y minerales», asegura la doctora Aramburu del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima. Además, alimentos como las coles, el ajo, las cebollas y, principalmente los espárragos, «modifican el sabor de la leche materna al contener sustancias volátiles o aceites esenciales, pero esa variabilidad no tiene que ser negativa, dado que puede adaptar al bebé a sabores distintos. Salvo que produzca un rechazo evidente de la leche materna, no deben ser evitados sistemáticamente», explica el Dr. Domínguez Ortega. Jefe de Servicio de Pediatría Hospital Vithas Santa Catalina.
  • Las bebidas alcohólicas, mejor mantenerlas al margen de la dieta: no se deben tomar bebidas alcohólicas, ni una copa de vino, ni una caña, carecen de aportes nutricionales, vitaminas, y «el consumo de alcohol durante la lactancia materna está contraindicado porque pasa rápidamente a la leche materna y altera el desarrollo cerebral del bebé, puede producir sueño y disminuye la producción de leche; también modifica el olor de la leche y el niño puede rechazarlo», explica la doctora Portugués del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima. «La ingesta de alcohol debe ser evitada, aunque parece haber indicios razonables que facultan la ingestión de bebidas, sobre todo cerveza 0,0% o con concentraciones inferiores al 1%. Aunque el tiempo de extinción del alcohol en sangre ingerido por la madre depende de factores como el peso corporal y la cantidad ingerida, se recomienda detener la lactancia materna por un tiempo de 2,5 horas tras la ingesta de 10-12 gramos de alcohol, equivalentes a 1 cerveza de 330 ml, una copa de vino o una copa de alcohol de alta graduación (40º)», añade Francisco Domínguez Ortega. Jefe de Servicio de Pediatría Hospital Vithas Santa Catalina. Además, «no olvidemos que existen numerosas recomendaciones internacionales sobre evitar el colecho sin se ingiere alcohol», concluye este facultativo.
  • «Para evitar estados de irritabilidad y falta de sueño en el bebé se debe evitar una ingesta elevada de cafeína, más de tres tazas de café, chocolate o té o bebidas con cola, porque se difunde por la leche materna», afirma el Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Vithas Santa Catalina.
  • Y, por último, ¡date un capricho! Si tienes un cumpleaños, un encuentro con amigos y compartís unos deliciosos postres, no te preocupes. Como en cualquier dieta, el consumo moderado de dulces no es perjudicial para la leche materna. Según la doctora Aramburu, del Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima, «lo ideal es que la madre no supere las 2.300-2.500 calorías porque lo importante en una dieta sana y equilibrada, tal como recomienda el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría».
 
El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

Vithas es el primer operador sanitario de capital 100% español y el segundo a nivel nacional. Cada año atiende a más de 5.000.000 pacientes en sus 19 hospitales y 28 centros médicos denominados Vithas Salud. Los 47 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 28 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Almuñecar, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz.

Vithas cuenta con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España gracias a la red de laboratorios Vithas Lab y con una central de compras propia, PlazaSalud24, que como referente en el sector da servicio a más de 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales. Por último, Vithas mantiene actualmente un acuerdo estratégico en Baleares con la Red Asistencial Juaneda que dispone de 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personal va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y grupo ‘la Caixa’, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento que se basa en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks