Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia.
Si desea más información consulte nuestra política de cookies

Sala de prensa

X
18.09.18

La tecnología permite hacer un traje a medida en patología prostática

Las nuevas técnicas como la terapia Rezum (Vapor de Agua) o la Aquablation robótica garantizan la preservación de la eyaculación en la mayoría de los casos.

El equipo de especialistas de Urología del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca quiere poner el énfasis en el empoderamiento de los hombres que padecen algún tipo de problema en la próstata: gracias al avance de las tecnologías, actualmente estos pacientes encuentran una gran variedad de soluciones adaptadas a sus necesidades.


El paciente tiene capacidad para elegir qué tipo de tratamiento encaja más con sus necesidades y preferencias

Las patologías más comunes que afectan a la próstata son la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP), la Prostatitis y el cáncer, que presenta una tasa de supervivencia de más del 95% si se diagnostica a tiempo.
 

En el caso del diagnóstico, por ejemplo, los pacientes pueden optar por varias pruebas, como son la resonancia magnética multiparamétrica, que evita el 27% de las biopsias en hombres con riesgo de cáncer de próstata; el test SeletMDX, una prueba de orina no invasiva que permite medir la cantidad de genes asociados a un teórico tumor agresivo ; o la biopsia de fusión de imagen, que ofrece un mapeo prostático que guía al especialista durante la biopsia para recoger las muestras solo de las zonas detectadas como sospechosas o tumorales en la resonancia magnética.
 
En cuanto a los tratamientos, en aquellos pacientes que presentan cáncer de próstata, pero quieren mantener activa su función sexual y miccional al 100%, se pueden realizar terapias focales (crioterapia, HIFU o Nanoknife), que ofrecen seguridad oncológica a la vez que preservan la capacidad sexual. Así mismo, la cirugía robótica Da Vinci también ofrece muy buenos resultados y permite controlar la enfermedad, con una minina invasión.
 
“Datos como el tamaño de la próstata, las preferencias por mantener función sexual eyaculatoria, la edad del paciente, nos permiten barajar un abanico de técnicas diversas” señala Juan Ignacio Martínez-Salamanca, responsable del servicio de Urología del Hospital Vithas Nisa Pardo de Aravaca.
 
Para tratar la Hiperplasia Benigna de Próstata sintomática existen opciones como el láser verde y la enucleación con Láser Holmium (HOLEP) muy seguras y consolidadas y entre las más actuales se encuentran la terapia Rezum, en la que se emplea vapor de agua para el tratamiento y garantiza prácticamente el 100% de la preservación de la eyaculación, realizándose de manera ambulatoria o la revolucionaria técnica denominada Aquablation, en la que un robot elimina el tejido prostático preservando la eyaculación en más del 90% de los pacientes tratados.

Añadir a TwitterAñadir a FacebookAñadir a Google Bookmarks