Controlar la hipertensión es fundamental para evitar el desarrollo de patologías renales

Controlar la hipertensión es fundamental para evitar el desarrollo de patologías renales

vithas

Compartir

• La presión arterial alta es la segunda causa de insuficiencia renal • El control de la hipertensión se consigue disminuyendo el consumo de sal y alcohol, dejando de fumar y practicando hábitos de vida saludables

El próximo 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, una efeméride instaurada por la Sociedad Internacional de Nefrología (ISN) y la Federación Internacional de Fundaciones Renales (IFKF) creada para generar conciencia en la detección precoz de cualquier patología renal.

El desarrollo de esta patología está fuertemente relacionado con la tensión arterial. Tal como subraya el doctor Manuel Angoso de Guzmán, nefrólogo del hospital Vithas Valencia Consuelo, “la insuficiencia renal está asociada con la   hipertensión arterial y, a su vez, esa elevación de la tensión arterial hace que se produzca una daño progresivo del riñón acelerando de forma significativa la insuficiencia renal ”.

Según el especialista, “la presión arterial alta hace que el corazón trabaje con más resistencia con lo que se produce un crecimiento  de las paredes del mismo. Por otra parte, esa presión elevada dentro de las arterias va a producir unas lesiones importantes en la pared de los vasos quen, con el tiempo, puede dañar los vasos sanguíneos de muchos órganos importantes como el cerebro, corazón y los riñones. Otros factores prevenibles que pueden afectar a la función de los riñones son la obesidad, la diabetes, el tener un ácido úrico muy elevado y la ingesta de fármacos nefrotóxicos siendo el grupo de fármaco más importante la de los antiinflamatorios no esteroideos”.

Como las personas con presión arterial alta corren más riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica y por lo general no hay señales ni síntomas de que la presión arterial está demasiado alta, para el especialista “es importante controlarla regularmente, en especial si se tiene antecedentes familiares”, y puntualiza “la presión arterial es una de las principales causas de ataques cardíacos, derrames cerebrales y enfermedad renal crónica. Controlar la presión arterial alta reduce el riesgo de estas complicaciones”.

El doctor Angoso hace especial hincapié en la prevención, “controlar la presión arterial, el perder  peso, practicar una actividad física moderada de 20-30 minutos todos los días, seguir una dieta mediterránea, evitar los  productos precocinados (por tener una elevada concentración de sal ), dejar de fumar y disminuir el consumo de sal y alcohol en muy importante”, comenta el profesional y subraya “aunque la presión arterial alta no se puede curar, sí se puede controlar”.

¿Cómo puedo saber si tengo daño a los riñones?

Los exámenes de sangre y orina muestran si los riñones están eliminando bien las impurezas del cuerpo. “Se realizan exámenes de creatinina y urea en la sangre, -comenta el doctor Angoso-; si existe una elevación de la creatinina y/o de la urea en  sangre  esto quiere decir que se tiene un  daño en los riñones.  En los análisis de orina si aparece proteinuria, es decir, proteína en la orina, es indicador de que existe un alteración en el filtro del riñón. La aparición de proteinuria está asociada a un incremento en las enfermedades del corazón y  con una daño mayor de los vasos sanguíneos”.

La importancia, por tanto, de la realización de controles anuales o semestrales rutinarios un análisis de sangre y sedimento urinario es clave “y en el caso de pacientes hipertensos con enfermedad renal crónica (ERC), el llevar un control exhaustivo de la presión arterial (PA) para minimizar la progresión es fundamental”.

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre
  • Centro vithas: Hospital Vithas Aguas Vivas
  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia Consuelo

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro