Vithas NeuroRHB recuerda que la intervención médica urgente en las primeras horas de un ictus puede reducir en un 30% las complicaciones

Vithas NeuroRHB recuerda que la intervención médica urgente en las primeras horas de un ictus puede reducir en un 30% las complicaciones

vithas

Compartir

• Las principales secuelas de un ictus son las alteraciones en la conciencia, físicas, logopédicas, en la cognición y de conducta • La rehabilitación individualizada, al igual que la actuación ante los primeros síntomas de un ictus, debe ser precoz

La presencia del coronavirus en la sociedad no ha hecho desaparecer otras patologías graves que deben ser tratadas inmediatamente, como los infartos o los ictus, sin embargo, las estadísticas sanitarias han demostrado que muchos enfermos han rehusado acudir a un centro sanitario o a urgencias por miedo a la covid-19.

Por la experiencia vivida y los rebrotes actuales existentes en todo el país, Vithas NeuroRHB quiere recordar que dos de cada tres personas que sobreviven a un ictus presentan algún tipo de secuela, en muchos casos discapacitante, y que esta situación se agrava si existe un tiempo de respuesta excesivo y, con ello, un retraso en su abordaje desde urgencias.

Según la doctora Belén Moliner, directora médico de este servicio de neurorrehabilitación de referencia nacional e internacional ubicado en Vithas Valencia Consuelo y Vithas Aguas Vivas, “los ictus, accidentes cerebrovasculares o infartos cerebrales pueden presentarse en forma de síntomas diversos en función de la magnitud y la localización que presenten” y agrega que “si afectan a zonas cerebrales muy pequeñas, pueden aparecer en forma de clínica poco llamativa, como malestar general, sensación de náuseas o mareos y tendencia al sueño. Mientras que, si las zonas afectadas son más grandes, pueden presentarse en forma de torcedura de la comisura bucal, pérdida de fuerza repentina del brazo y la pierna de una parte del cuerpo, dificultades para hablar, y dificultades en la visión. Estos síntomas pueden aparecer de manera única o conjunta”.

En la actualidad, según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el número de accidentes cerebrovasculares es de 200 casos por cada 100.000 habitantes y año. “Mientras que, en España, -puntualiza Moliner-, el número de españoles  que sufren este tipo de daño cerebral se aproxima a los 120.000 anuales. Por ello, recomienda que, ante cualquier señal de alarma, sea acuda de manera urgente a un servicio hospitalario de urgencias ya que la intervención médica urgente en las primeras horas de un ictus puede reducir en un 30% las complicaciones”.

“La intervención médica desde el primer momento reduce notablemente el impacto que provoca el ictus sobre la funcionalidad a largo plazo -asegura la doctora- y por ello, mejora el pronóstico de manera exponencial y la calidad de vida. Además, los hospitales Vithas son espacios seguros y estamos altamente especializados tanto en el tratamiento del ictus en la fase aguda como en la subaguda, que es la que corresponde al periodo de neurorrehabilitación”.

Por su parte, la doctora Carolina Colomer, directora clínica de Vithas NeuroRHB, asegura que, desde el inicio de la pandemia hasta la fecha, “en hospitales Vithas se ha atendido y se atiende a personas que han sufrido un ictus y que presentan síntomas derivados de este, tanto en régimen de ingreso como de forma ambulatoria, sin interrupción alguna en su plan de tratamiento. Ya que, al igual que la actuación ante los primeros síntomas de un ictus debe ser precoz, también lo ha de ser su rehabilitación”.

Tal como subraya la especialista, “las principales secuelas de un ictus son las alteraciones en la conciencia, físicas, logopédicas, en la cognición y de conducta. Todas ellas implican en su conjunto una funcionalidad alterada y un nivel de autonomía mermado. Por ello, para adaptarnos a las necesidades individuales de cada persona realizamos una valoración exhaustiva y ajustamos las técnicas y el protocolo de abordaje más óptimo para cada paciente, desde distintos enfoques”.

En Vithas Consuelo Valencia y Vithas Aguas Vivas, dependiendo de las características clínicas y de la cronicidad del paciente, puede ser atendido desde distintas áreas de intervención con una periodicidad regular y más extendida en el tiempo o ser incluidos en un programa intensivo, para abordar un síntoma en concreto, con una duración más corta en el tiempo y con varias sesiones diarias desde el área terapéutica específica que se dedique a rehabilitar el síntoma que queremos abordar.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros
 
Los 19 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.
 
Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.
 
Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.
 
Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/


 [DC1]Lo sustituiría por “pacientes”, puede que muchos no sean españoles pero que sí sean atendidos aquí, siempre que a la doctora le parezca oportuno ya que es su declaración

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Aguas Vivas
  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia Consuelo
  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro