¿Cómo vivir la Navidad con un niño con Trastorno del Espectro Autista?

¿Cómo vivir la Navidad con un niño con Trastorno del Espectro Autista?

Vithas Alicante

Compartir

El simbolismo y la magia que puede envolver a la Navidad, para los niños con Trastorno del Espectro Autista, se convierte en algo inaccesible. Vithas Medimar y Elche disponen de profesionales especializados en la detección de signos precoces de TEA y realizan un programa de tratamiento individualizado, en todos los entornos, para cada niño.

Familia, amigos, comida, regalos, luz y color… Ya llega la Navidad y, además de una entrañable tradición cargada de emociones y sensaciones, también es una época del caracterizada por tener la agenda repleta de actividades y no estar pendiente de los horarios.

“Todo esto que, para la mayoría de las personas puede resultar divertido e incluso emocionante, para los niños con Trastorno del Espectro Autista puede convertirse en un momento desagradable ya que, por sus características, normalmente, toleran mal los cambios, las aglomeraciones, la sobrestimulación visual, auditiva, olfativa… Y, si a esto, le unimos la literalidad en su comprensión de los mensajes y en la integración de las explicaciones de cualquier cosa, todo el simbolismo y la magia que puede envolver a la Navidad, para ellos se convierte en algo inaccesible”, asegura Desirée Amorós, directora del Centro Vithas Elche - Vinalopó, especializado en niños con autismo.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA), no es una enfermedad, explica Estelia Pérez, neuropsicóloga de PsicoActúa, unidad de psicología y medicina de la salud del hospital Vithas Medimar, es un trastorno neurobiológico del desarrollo que se manifiesta durante los tres primeros años de vida y dura toda la vida. Su cerebro funciona de manera distinta y, según su gravedad y habilidades afectadas, se distinguen tres grados (que corresponden a leve, moderado y grave).

Las características principales son alteraciones cualitativas de:

  • La interacción social: Experimentan dificultad para hacer amigos, para comprender reglas y normas sociales… Hay poca reciprocidad social y emocional.
  • La comunicación: Los niños con TEA grado 1 suelen hablar bien con dificultades para apreciar y utilizar normas de conversación, señales no verbales y, además, son muy literales. Los casos más severos, tienen dificultades de comprensión, no tienen intención comunicativa espontánea y hablan muy poco o nada.
  • Rigidez mental y comportamental: Pueden tener preocupaciones y temas de interés absorbentes y rituales. Además, prefieren rutinas fijas ya que los cambios provocan mucha ansiedad y pueden aparecer movimientos corporales estereotipados como aleteos, giros, balanceos o andar sin un objetivo.

 
Según Pérez, otras características frecuentes son la dificultad en el funcionamiento cognitivo (cognición social, pensamiento visual, memoria, planificar y organizar…); dificultad para integrar estímulos sensoriales (taparse los oídos, no tolerar ciertos alimentos, chuparlo todo, rechazar/buscar contacto físico, etc.); torpeza motora (fina y/o gruesa); dificultades de atención e hiperactividad; problemas de conducta y ansiedad.

El diagnóstico del TEA es clínico, es decir, no existe ninguna prueba biológica, por lo que es fundamental detectarlo cuanto antes para que la evolución sea positiva. Tanto en Vithas Medimar como en el centro Vithas Elche-Vinalopó, estamos especializados en la detección de signos precoces de TEA y utilizamos instrumentos de cribaje. Una vez detectadas las dificultades de cada persona, se instaura un programa de tratamiento individualizado en todos los entornos, lo que nos permitirá mejorar el pronóstico de los síntomas, las habilidades cognitivas, sociales y la adaptación funcional a su entorno.

Para conseguir facilitar a los niños con TEA que vivan de la forma más agradable estas fiestas, comenta Amorós, es imprescindible que los acontecimientos puedan ser previsibles y se puedan anticipar, ya que es una herramienta muy útil para la mayoría de niños y niñas con autismo. Por este motivo, recomendamos a todas sus familias que:

1.- Planificar previamente las fiestas en familia. Deben anticipar a los pequeños qué va a pasar con antelación, cuándo y cómo va a ser. Para ello, pueden anticipar verbal y visualmente lo que va a ocurrir.
“Una de las cosas que solemos recomendar a las familias que acuden a nuestro centro”, puntualiza la directora de Vithas Vinalopó, “es que creen un organizador diario, con fotos, si es posible, dividido en mañana, tarde y noche donde, con el apoyo de imágenes o pictogramas visuales, puedan explicar y anticipar qué eventos van a ocurrir, con quién, dónde vamos a estar, etc.”.
Dentro de este punto, también es importante tener en cuenta que hay que dedicar un “tiempo exclusivo” al niño, dedicando atención a sus necesidades y emociones.

2.- Explicar a los familiares, con los que vamos a compartir diferentes momentos, qué es lo que necesita nuestro hijo para sentirse cómodo. Esto implica explicarles que no es aconsejable forzarle a tener el comportamiento que socialmente se espera, como permitir que participe solamente en las actividades que le apetezca, sin tener que besar, saludar o responder a todas las peticiones, ni obligarle a probar nuevos alimentos, principalmente. Todo ello facilitará que pueda adaptarse mejor a esta nueva situación.

3.- Preparar adecuadamente los espacios. Si deseamos decorar vuestra casa en Navidad, debe hacerse poco a poco, paulatinamente y compartiendo con el niño dicha actividad, fomentando que participe e incluyendo elementos que sean tolerables para él y, sobretodo, no sobrecargando visualmente el ambiente. Es importante que el niño pueda seguir reconociendo los espacios como los habituales. Al mismo tiempo que permitirle que siga teniendo en casa o en la de vuestros familiares espacios donde poder relajarse.

4.- Planificar conjuntamente regalos y sorpresas. Contar con ellos para preparar regalos y sorpresas de otros familiares, antes de sorprenderles a ellos con alguna cosa, para que tengan experiencias previas y se habitúen un poco a ellas. A la hora de escoger los regalos, debemos tener muy presentes sus intereses, no los nuestros. Generalmente, los niños con TEA suelen tener unos intereses muy concretos, si es posible, es recomendable respetarlos y hacerles regalos que estén relacionados con ellos. Incluso, para habituarse un poco, puede ser útil envolver objetos o juguetes de su agrado y conocidos, para que el niño los desenvuelva y se exponga a esa situación con objetos conocidos y agradables para él.

5.- En cuanto a la participación en eventos familiares y/o festivos, es importante facilitarles que acudan a estos eventos con objetos, juguetes o cualquier elemento familiar para ellos y que facilite su regulación emocional. Como, por ejemplo, su juguete favorito o algo para rodar.

Y, por último, en la cabalgata de los reyes magos, que suele ser un evento con mucha estimulación sensorial y con participación de mucha gente, es importante valorar si realmente el niño va a disfrutar o no del evento antes de exponerlo a él. Y, si decidimos acudir, permitamos que él mismo administre los tiempos, las distancias y el modo de participar. Por ejemplo, si es muy sensible a los sonidos fuertes, permitirle que acuda con unos cascos.

Siguiendo estas recomendaciones, conseguiremos que vivan la Navidad que ellos necesitan y no la que estamos acostumbrados a vivir por tradición, señala Desirée Amorós.
 

El compromiso de Vithas: calidad asistencial acreditada, servicio personal y largo plazo

El compromiso estratégico de Vithas es que toda asistencia sanitaria esté avalada por los estándares de la acreditación de calidad de mayor prestigio internacional, la Joint Commission International. Tan solo 15 prestigiosos hospitales en España poseen tal acreditación y reconocimiento, y tres de ellos forman parte de Vithas, en Madrid, Málaga y Granada. Cada año Vithas atiende en más de 5.200.000 ocasiones a sus pacientes en sus 19 hospitales y 28 centros médicos Vithas Salud. Los 47 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 28 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, La Estrada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Marín, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía, y Vitoria-Gasteiz. Vithas cuenta adicionalmente con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España en la red de laboratorios Vithas Lab. Su central de compras PlazaSalud24, referente en el sector, da servicio a 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales.

Vithas posee una participación en el proyecto líder hospitalario en Baleares, la Red Asistencial Juaneda, la cual cuenta con 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personalizado va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y CriteriaCaixa, con el 20% restante.
 
Con un modelo de crecimiento basado en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones y acuerdos estratégicos.
 

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Alicante
  • Centro vithas: Hospital Vithas Medimar

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro