Conocer el estado de la musculatura y articulaciones es fundamental para comenzar a practicar el running y evitar lesiones de cadera

Conocer el estado de la musculatura y articulaciones es fundamental para comenzar a practicar el running y evitar lesiones de cadera

vithas

Compartir

· Al correr, la cadera lleva una gran carga del peso del cuerpo y tiende a sobrecargarse pudiendo aparecer dolor en la parte frontal, trasera o exterior de la misma, en la ingle o en la nalga · Las lesiones son más frecuentes en los corredores que tienen esta zona alterada previamente, en los de mayor talla o peso, en los que carecen de elasticidad o en los que entrenan en superficies muy duras y sin la suficiente amortiguación. · Es frecuente que el problema sea de las bursas, muscular o tendinoso y está más asociado a la intensidad y/o al volumen del entrenamiento o defectos en la técnica de carrera.

La situación actual del estado de alarma y las ganas de salir acompañado de un tiempo primaveral, ha implicado que muchas personas se lancen a la calle a practicar el running.  Realizar esta disciplina deportiva de forma saludable implica la preparación previa del cuerpo y la necesidad de revisiones médicas cardiovasculares para asegurarse de que el organismo esté listo para someterlo a correr. Otro factor que hay que tener en cuenta es el estado de la musculatura y las articulaciones. De hecho, es frecuente que aparezca el dolor de cadera bien en la parte frontal, trasera o exterior de la misma, en la ingle o en la nalga.

La cadera es una de las articulaciones más grandes del cuerpo y de gran rango de movimiento y flexibilidad, que se encarga de conectar el hueso del muslo (cabeza del fémur) con el acetábulo, una cavidad situada en la pelvis. Tal como explica el doctor Carlos Goncalves, traumatólogo del hospital Vithas Valencia Consuelo, la cadera es una articulaciónn diseñada para correr porque tiene superficies articulares amplias y está bien reforzada muscularmente, pero el corredor debe tener en cuenta que al correr la cadera tiene que soportar por impacto la carga del peso del cuerpo y puede tender a sobrecargarse”.

Las lesiones de cadera son más frecuentes en los corredores que tienen esta zona alterada previamente, en los de mayor talla o peso, en los que carecen de elasticidad o en los que entrenan en superficies muy duras y sin la suficiente amortiguación. Las músculo-tendinosas son las patologías más frecuentes. Una de las más comunes en corredores es la bursitis trocantérea, la sobrecarga de posas, el dolor en la espina iliaca anterosuperior, la osteopatía de pubis y el síndrome del piramidal.

Según el especialista, para correr saludablemente hay que fortalecer la musculatura no solo corriendo sino también con ejercicios realizados en gimnasio o con deportes sin impacto, así como estirar de forma adecuada. Es clave trabajar una buena estabilidad lumbo-pélvica y tonificar los músculos implicados en la carrera” y subraya los mayores riesgos vienen de las sobrecargas por impacto repetitivo, sobre todo si existen problemas previos en las superficies articulares”. Por tanto, es muy importante tanto para hombres como mujeres, trabajar a nivel muscular, -afirma el doctor Goncalves-, ya que una falta de movilidad en la cadera,  de estabilidad en la rodilla o en la parte lumbar pueden llevar al desarrollo de lesiones.”

Ante cualquier dolor en la cadera que no mejore con reposo es necesario acudir a un especialista para que realice un examen clínico y que pueda solicitar tras la visita todas las pruebas complementarias oportunas como radiografía, ecografía incluso resonancia con el objetivo de diferenciar que tipo de lesión es: si es una bursitis, una lesión musculotendinosa o de una articulación.

En ocasiones, -comenta el profesional-, con reeducar la forma del entrenamiento y fortalecer el tono muscular de las zonas afectadas es suficiente.  Muchas veces el problema es muscular o tendinoso y está más asociado a la intensidad y/o al volumen del entrenamiento o defectos en la técnica de carrera. Por ello, con realizar series más cortas al correr y asesorarse por un especialista en medicina deportiva es suficiente.  Si persisten las molestias, es necesario tratamiento con analgésico, antiinflamatorios y fisioterapia. Si el dolor es muy fuerte el especialista puede valorar las infiltraciones bien con corticoides o con plasma rico en plaquetas. En función del tipo de lesión y no hay mejoría puede ser necesario practicar una cirugía abierta o artroscópica”.

Los hospitales Vithas son hospitales seguros
 
Los 20 hospitales de Vithas son hospitales seguros para pacientes y profesionales gracias a la implantación de estrictos protocolos de seguridad frente a la covid-19. Entre las medidas implementadas destaca el establecimiento de dos circuitos diferenciados: uno para las personas con síntomas compatibles con la covid-19, y otro para el resto de pacientes.
 
Adicionalmente, suministramos mascarillas y gel hidroalcohólico a todas las personas que acudan al hospital por cualquier motivo. Además, el Grupo está realizando test masivos de detección del virus en todo el personal, que está dotado de todas las medidas de autoprotección necesarias.
 
Una seguridad que siempre ha estado reforzada gracias a que todos los hospitales Vithas implementan los estrictos protocolos de la Joint Commission International, organismo de referencia mundial que acredita la seguridad del paciente y la excelencia asistencial.
 
Para más información: https://preparadosparacuidarte.com/

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre
  • Centro vithas: Hospital Vithas Aguas Vivas
  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia Consuelo

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro