En Navidad los niños aumentan el consumo de horas de manera excesiva delante de la pantalla

En Navidad los niños aumentan el consumo de horas de manera excesiva delante de la pantalla

Compartir

• Una sobreexposición de más de dos horas tiene efectos negativos para su salud visual

Llega época de vacaciones y en estas fechas navideñas, las cadenas ofrecen una programación muy dirigida al público infantil, lo que provoca que los niños pasen delante del televisor demasiadas horas. Esto, sumado al tiempo que utilizan la tablet o el móvil, aumenta en consideración el número de horas que el niño fuerza la vista ante una pantalla, lo que tiene efectos negativos para su salud visual.

Tal como explica Elena Santolaria, optometrista del Hospital Vithas Castellón, “pasar muchas horas delante de las pantallas puede provocar fatiga ocular, es decir astenopia, que es la respuesta de nuestro sistema visual frente a una situación que requiere un esfuerzo muscular excesivo durante un largo periodo de tiempo”. 

Por otra parte, fijar los ojos en exceso sobre una pantalla disminuye la frecuencia de parpadeo, “la correcta lubricación del ojo se produce gracias al parpadeo regular, -afirma Santolaria-, por lo que  si disminuimos su frecuencia estaremos favoreciendo la evaporación de la lágrima y por tanto una sintomatología de sequedad ocular, la cual puede ocasionar síntomas como visión borrosa tanto de lejos como de cerca que fluctúa con el parpadeo, picor o escozor de ojos junto con la sensación de arenilla dentro del ojo”. 

Otros síntomas que subraya la especialista serían una “mayor sensibilidad al enfocar de manera prolongada sobre la luz brillante de la pantalla, dificultad en los cambios de enfoque según distancias, visión de manchas en el campo visual, dolores de cabeza, mareos, dolor cervical, visión desdoblada ocasional y falta de concentración”.

Según el estudio general de medios (EGM), los niños dedican, de media, unas 4 horas y media diarias a ver la televisión. La doctora Maribel Andrés, responsable del servicio de neurofisiología de Vithas Castellón subraya que “la sobreexposición a todo tipo de pantallas es negativa para la salud y no se debería permitir a los niños permanecer más de dos horas seguidas por día. Actividades como leer, jugar o hacer ejercicio no deberían ser reemplazadas por horas frente al televisor o la tablet que son actividades más enriquecedoras para su desarrollo tanto intelectual como cognitivo y motor”. 

Además, los contenidos audiovisuales pueden tener un impacto negativo en el sueño de los niños. “Las pantallas iluminadas tienen mucho contenido de luz azul, algo que dificulta la conciliación del sueño, -agrega la doctora Andrés-; ciertas células de la retina son muy sensibles a los tonos azulados y son precisamente las que influyen más en el ritmo de secreción de melatonina (hormona que regula nuestro reloj biológico)” y afirma que “en el caso de los adolescentes, al problema de las nuevas tecnologías se suma el denominado retraso de fase. Debido a los cambios hormonales, a estas edades la melatonina se genera más tarde, por lo que de manera natural tardan más en dormirse, lo que se complica con el uso de las tecnologías”.

Para Elena Santolaria, lo recomendado es “limitar el tiempo de uso de los dispositivos electrónicos; mantener una distancia prudencial con respecto a las pantallas; ver la televisión con luz en la estancia, descansar al menos 10 minutos por cada hora de visionado y mantener una distancia de mínimo dos metros respecto al televisor”.
 

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Castellón

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro