Expertos de Vithas Alicante recomiendan el juego como mejor herramienta para el desarrollo intelectual, emocional, motor y social del bebé

Expertos de Vithas Alicante recomiendan el juego como mejor herramienta para el desarrollo intelectual, emocional, motor y social del bebé

Vithas Alicante

Compartir

Se aconseja hacer lo posible para que el niño desarrolle en su primer año de vida cuatro movimientos fundamentales a nivel psicomotor: voltearse, balancearse, arrastrarse y gatear.

La maduración y el desarrollo de los niños se basa en el aprendizaje y este es el resultado de la práctica repetitiva y de la experiencia, según expertos del centro de daño cerebral Vithas Elche Vinalopó y del Hospital Vithas Medimar.

El cerebro del niño está diseñado para aprender a través del juego, explica Amorós, directora del centro de daño cerebral Vithas Elche Vinalopó. Por lo tanto, “desde el inicio de la vida, jugando con ellos, podremos facilitarles su desarrollo intelectual, emocional, motor y social”.

El primer año de vida es clave en el desarrollo

Todas las etapas del bebé son fascinantes, cada nuevo logro supone una alegría y un avance madurativo que va alcanzando el niño, algo que damos por sentado que se producirá de forma natural, pero que no siempre es así.

El control del cuerpo y del movimiento, explica Saúl López, psicomotricista de PsicoActúa, Unidad de Psicología y Medicina del Hospital Vithas Medimar, no pueden lograrse plenamente sin haber completado satisfactoriamente los grandes hitos motores del primer año de vida, de los cuales se recomienda en la medida de lo posible no saltarse ninguno de ellos.

“Lo mejor es no intervenir en las posturas del bebé, sino permitir que él mismo vaya conquistando los hitos motores en su maduración física”. Todo comienza por ofrecer al bebé la oportunidad de poder desarrollarse plenamente, “y esta oportunidad se llama movimiento y se realiza en el suelo”.

Una rica experiencia motriz dará lugar a un adecuado control postural y a la automatización de las funciones más básicas para que el cerebro se pueda dedicar a funciones más elaboradas.

Para que el bebé pueda desarrollarse a nivel psicomotor adecuadamente necesita:

- Ser tocado (masaje), ser abrazado (cogerle en brazos), ser mecido, y tener espacio y oportunidad para moverse libremente.
 
- Debemos hacer lo posible para que el niño desarrolle en su primer año de vida cuatro movimientos fundamentales a nivel psicomotor: voltearse, balancearse, arrastrarse y gatear.

A modo de resumen, según América Mojica, responsable del área de fisioterapia de este centro altamente especializado de Elche, los hitos más importantes durante el primer año de vida del bebé son:

Durante las primeras semanas de vida, el recién nacido pasa mucho tiempo durmiendo, la interacción con el entorno o el resto de personas está muy limitada y, cuando están despiertos, empiezan a mover los brazos y las piernas sin ninguna finalidad.

Por otra parte, la actividad cognitiva es muy escasa y es en un momento donde lo más importante es que, el bebé, adquiera confianza y seguridad con el mundo que le rodea.

Se recomienda, en los momentos que esté despierto, hablarle mucho, con un tono de voz suave y amable, intentando conectar con su emoción. En esta etapa, no hay cerebro racional con el que razonar, que se alcanzará aproximadamente al año de vida, por lo que es momento de centrarse fundamentalmente en satisfacer sus necesidades básicas y reconfortarle.

Del segundo al cuarto mes de vida, el bebé dirige las manitas al centro de su cuerpo, centra la visión, la cabeza está alineada con su ombligo y pelvis. Si se encuentra boca arriba, patalea con las piernas y, finalizando esta etapa, boca abajo, levanta la cabeza apoyando los antebrazos.

Del cuarto al sexto mes, el bebé perfecciona cómo levantar la cabeza, mientras se encuentra boca abajo, para buscar cosas que le llaman la atención. Por ello, es importante seguir estimulándole con objetos, como los propuestos en la etapa anterior, pero, en esta ocasión, intentando que los siga visualmente y que realice giros de la cabeza.

Al cogerlo en brazos es bueno verticalizarlo. Durante el paseo irá sentado en la silla y, al cambiarle el pañal o vestirlo, es conveniente realizar giros con él para que mejore los volteos que, posteriormente, hará por sí solo.

Del sexto a al noveno mes es probable que consiga pasar de tumbado boca abajo a sentado y de sentado en el suelo a ponerse a "cuatro patas". En ocasiones, algunos niños empiezan en esta etapa a arrastrarse por el suelo para llegar a algún juguete.

Con todos estos avances motores, la capacidad de moverse en el espacio y de explorarlo se multiplica y se amplía también la cantidad de estímulos con los que puede interactuar y, por lo tanto, la cantidad de oportunidades de estimulación es mayor.

Durante estos meses, es un buen momento para empezar a jugar al "escondite", esconder objetos y que él los busque o, si utiliza trona, ir escondiendo objetos debajo de recipientes o jugar al “cucú “, ya puede buscar objetos fuera de su alcance visual.

Para fomentar el lenguaje es recomendable utilizar cuentos con animales e imitar sus onomatopeyas, ya que así el niño empezará a asociarlo y, posteriormente, a imitarlos.

De los diez meses hasta el año de vida les encanta moverse, explorar y cambiar continuamente de posición. Realizan una marcha muy inmadura que tienen que ir puliendo poco a poco. Y, aunque es la etapa de las caídas, es importante dejar que se muevan, jugar con ellos y seguirlos de cerca porque están aprendiendo a moverse y a explorar su entorno.

El compromiso de Vithas: calidad sanitaria acreditada, servicio personal y visión de largo plazo

El compromiso estratégico de Vithas es que toda asistencia sanitaria esté avalada por los estándares de la acreditación de calidad de mayor prestigio internacional, la Joint Commission International. Tan solo 15 prestigiosos hospitales en España poseen tal acreditación y reconocimiento, y tres de ellos forman parte de Vithas, en Madrid, Málaga y Granada. Cada año Vithas atiende en más de 5.200.000 ocasiones a sus pacientes en sus 20 hospitales y 28 centros médicos Vithas Salud. Los 48 centros se encuentran distribuidos a lo largo de todo el territorio nacional y destacan los hospitales de Alicante, Almería, Benalmádena, Castellón, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Sevilla, Tenerife, Vigo, Valencia y Vitoria-Gasteiz. Los 28 centros Vithas Salud se encuentran en Alicante, Elche, El Ejido, Fuengirola, Granada, Las Palmas de Gran Canaria, Lleida, Madrid, Málaga, Nerja, Pontevedra, Rincón de la Victoria, Sanxenxo, Sevilla, Torre del Mar, Torremolinos, Vilagarcía de Arousa, y Vitoria-Gasteiz. Vithas cuenta adicionalmente con más de 300 puntos de extracción repartidos por toda España en la red de laboratorios Vithas Lab. Su central de compras PlazaSalud24, referente en el sector, da servicio a 39 hospitales, 35 centros médicos y 20 clínicas dentales.

Vithas posee una participación en el proyecto líder hospitalario en Baleares, la Red Asistencial Juaneda, la cual cuenta con 5 hospitales y una amplia red de centros médicos repartidos por toda la región.

La apuesta de Vithas por una asistencia sanitaria de calidad acreditada y un servicio personalizado va unida al firme apoyo y visión de largo plazo de los accionistas de Vithas: Goodgrower, quien controla un 80% del capital, y CriteriaCaixa, con el 20% restante.

Con un modelo de crecimiento basado en la diversificación geográfica y la sostenibilidad, Vithas prevé seguir consolidando su presencia nacional tanto con la apertura de nuevos centros como mediante adquisiciones y acuerdos estratégicos.

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Alicante
  • Centro vithas: Hospital Vithas Medimar

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro