La copa menstrual, una opción ecológica para la mujer en edad fértil

La copa menstrual, una opción ecológica para la mujer en edad fértil

Compartir

Hoy en día la mujer tiene la posibilidad de elegir una opción ecológica que es la copa menstrual.

Dentro de los productos de higiene menstrual mas utilizados en edad fértil como los tampones compresas o salvaslips, hoy en día la mujer tiene la posibilidad de elegir una opción ecológica que es la copa menstrual. La copa menstrual es un dispositivo que se introduce en la vagina durante la menstruación, adaptándose a sus músculos y permitiendo la recogida de la sangre menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre, más bien, se queda contenida en su interior hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido.

La doctora Sandra Ortega, ginecóloga del Hospital Vithas Castellón, explica su utilización y beneficios. Según la especialista, “existen diferentes marcas y tallas, algunas con aplicadores para facilitar su introducción y caja esterilizadora. La elección de la talla varía según la constitución física y el deporte que se ejerza, si se ha tenido o no un parto o si se ha sometido la mujer a una cesárea”. 

Beneficios 

Para su fabricación se utilizan silicona quirúrgica o silicona de grado médico. Tal como afirma la especialista, “este material es flexible, no araña ni seca las paredes de la vagina y además no favorece la proliferación de microorganismos en su superficie o infecciones urinarias” , y agrega  “esto implica que se reduzca el riesgo de candidiasis recurrentes, cistitis recurrentes y vaginosis bacterianas”.

Además, no modifica el PH vaginal y no interfiere en la flora vaginal por lo que no altera la barrera de defensa natural, disminuye el riesgo de dermatitis vulvar irritativa o alérgica, vulvovaginitis y sequedad”, asegura la profesional. 

Otra de las ventajas es que es reutilizable, por lo que hay que lavarla tras su uso y esterilizarla una vez al mes ya que actúa recolectando, no absorbiendo el flujo menstrual. “Se estima que puede albergar hasta cinco veces más flujo que los métodos tradicionales. Por su eficacia, hay más horas de protección sin pérdidas de flujo durante su uso. Se puede utilizar hasta 12 horas y dormir con ella”, confirma la doctora y subraya “es una solución sostenible, cómoda, con bajos efectos medioambientales en comparación con tampones y compresas, y un claro ahorro de dinero”.
 

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Castellón

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro