La vacuna puede evitar hasta un 40% de fallecimientos por gripe

La vacuna puede evitar hasta un 40% de fallecimientos por gripe

Compartir

• La neumonía es la consecuencia de la gripe más temida • El periodo de contagio se establece un día antes de que aparezcan los síntomas y hasta 5 días después; en niños se alarga hasta 10 días • La fiebre alta y el dolor muscular son los síntomas diferenciadores más claros entre gripe y catarro • El Ministerio de Sanidad recomienda la vacunación entre la tercera semana de octubre y la primera de noviembre

Valencia, 22 de octubre. Durante la temporada 2018/2019, y solo en España, se atribuyeron a las gripe 6.300 defunciones, 3.500 personas fueron hospitalizadas y 2.500 tuvieron que ingresar en las unidades de cuidados intensivos. Con todo, según el Centro Nacional de Epidemiología, la vacunación en uno de los grupos de riesgo más vulnerables –mayores de 64 años- evitó en torno al 40% de los fallecimientos e ingresos en UCI. El Ministerio de Sanidad establece el período entre la tercera semana de octubre y la primera de noviembre como el idóneo para desarrollar la campaña de vacunación de la gripe en aras de adelantarse al patrón epidemiológico de la infección y optimizar su efectividad.
Grupos de riesgo
Más allá de la molestia que supone el obligado “retiro” de la rutina diaria para pasar por el ineludible proceso gripal, la gripe no es, en la inmensa mayoría de casos, una enfermedad grave.
Sin embargo, sí es cierto que existen grupos de riesgo ante posibles complicaciones que conviene no perder de vista. La neumonía es, en este sentido, la consecuencia más temida de la gripe. “Se trata de una infección de las vías respiratorias bajas (del pulmón) que puede ser grave sobre todo en niños, personas con enfermedades crónicas, enfermedades graves o en ancianos», afirma el Dr. Julián Ruiz Baixauli, responsable del Servicio de Medicina Interna del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre.
Dolor de cabeza, fiebre alta, malestar general, dolores musculares y articulares generalizados. En los más pequeños, incluso vómitos, diarreas y hasta cuadros bronquiales.  La gripe aparece como pequeños brotes generalmente a partir de noviembre. Cuando se da en mucha gente a la vez al mismo tiempo, ocurren las famosas epidemias.
Anticiparse a la gripe
La vacunación es una medida de protección muy eficaz;  evita la enfermedad hasta en el 80% de los casos y, en los que se produce, logra que sea más leve. Estos resultados, recomiendan vacunar todos los años a  las personas que tienen riesgo de poder tener complicaciones con la gripe como niños mayores de seis meses con problemas respiratorios, pacientes cardiacos, hepáticos, renales, endocrinos, problemas inmunitarios o malnutridos, adultos mayores y ancianos, personal sanitario, familiares que tengan en su casa personas de riesgo y, en las embarazadas en cualquier trimestre del embarazo, protegiéndose de esta manera  a la madre y al bebé.
Los niños entre 6 meses y 8 años deben recibir dos dosis. Los únicos niños que no deben vacunarse son aquellos que han tenido una reacción grave al huevo (anafilaxia), aunque si la alergia no es grave también podrán ponerse la vacuna, aunque eso sí, “es recomendable que permanezcan un poco más en observación en el hospital», matiza el Dr.Ruiz
Un virus distinto cada año
La capacidad de mutar del virus de la gripe hace que la vacuna varíe de temporada en temporada. “La vacuna se adapta cada año a las cepas de virus circulantes y, desde la epidemia de la gripe A, también se incluye esa cepa”.
Contagio y síntomas
El virus de la gripe es muy contagioso porque se contagia por tres vías. “Por aire, a través de las gotas de saliva expulsadas al toser o estornudar; por la mucosa oral, o por compartir cubiertos que no se han limpiado debidamente”, afirma el Dr. Ruiz.
Para evitar el contagio de la gripe:

  • es fundamental lavarse las manos
  • no coger pañuelos usados
  • estornudar o toser poniéndose un pañuelo delante
  • no compartir vasos y cubiertos
  • quedarse en casa mientras dura la enfermedad

El periodo de contagio se establece un día antes de que aparezcan los síntomas y hasta 5 días después de que se inicien. “En niños”, sin embargo, “se puede extender hasta 10 días después”, puntualiza el Dr. Baixauli.
¿Es gripe o catarro?
El tratamiento de la gripe es el de los síntomas: «cama y descanso, beber mucho y antitérmicos para la fiebre». Los antibióticos no son eficaces para luchar contra el virus y sólo serán necesarios en los casos en los que aparezcan complicaciones.
No siempre resulta fácil distinguir un catarro de la gripe. La fiebre alta que se alcanza en un proceso gripal y el dolor muscular de inicio brusco son sin duda las diferencias más marcadas.
 

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre
  • Centro vithas: Hospital Vithas Aguas Vivas
  • Centro vithas: Hospital Vithas Valencia Consuelo

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro