Electroneurografía del Facial y Blink Reflex

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas neurofisiológicas
  • Duración: xxxx
  • Acompañado: SI

¿Qué es?

Los estudios de neuronografía del facial y reflejo del parpadeo son técnicas especiales de electroneurografía en los que se evalúa la integridad de algunos nervios de la cara (facial y trigémino) y el reflejo corneal o reflejo del parpadeo.

Estos estudios son específicos para la evaluación y aproximación sobre el pronóstico del paciente con parálisis facial y otras patologías que involucran a los nervios craneales.

¿Para qué sirve?

  • Determinar si existe lesión en un nervio
  • Determinar el nivel de una lesión nerviosa
  • Determinar el tipo de lesión, si ésta es predominantemente axonal o desmielinizante.
  • Determinar el grado de una lesión
  • Determinar el curso temporal de una lesión (agudo, subagudo y crónico)
  • Monitorizar la evolución de la enfermedad
  • Detectar alteraciones en los nervios antes que aparezcan las manifestaciones clínicas, en las neuropatías hereditarias, por ejemplo.
  • Diferenciar entre neuropatía, afectación de la motoneurona inferior y miopatía.

¿Cómo he de prepararme?

  • El paciente debe informar al médico si es portador de algún marcapasos o cualquier otro dispositivo cardíaco.
  • El paciente debe informar al médico si está en tratamiento con algún fármaco.
  • No aplicar cremas ni maquillaje en la cara.

¿Cómo se hace?

  • Se colocan electrodos de superficie, de recepción y de estimulación, sobre la piel del paciente. En pocas situaciones se utilizan electrodos de aguja.
  • Un gel conductor se aplica sobre la piel en algunos casos para disminuir la impedancia o resistencia de los electrodos y mejorar la calidad del registro.
  • Se aplican estímulos eléctricos de intensidad y duración variables
  • Las respuestas generadas quedan registradas en el electroneuromiógrafo y son interpretadas posteriormente por el médico neurofisiólogo.

¿Qué se siente?

  • El estudio puede resultar molesta para el paciente por lo que es fundamental su colaboración.
  • El impulso eléctrico puede sentirse como una corriente o una pequeña descarga eléctrica y dependiendo de la intensidad puede resultar incómodo.
  • En cualquier caso, se tratan de intensidades de corriente muy pequeñas las utilizadas habitualmente
  • No se debe sentir ningún tipo de molestia una vez haya terminado la prueba
  • Para la electromiografía es inevitable el pinchazo con la aguja del electrodo: son agujas muy finas, pero aun así muchas veces es inevitable la incomodidad y a veces dolor.

Recuperación

  • No requiere recuperación de ningún tipo.

¿Qué riesgos existen?

  • En caso de tomar antiagregantes o anticoagulantes el riesgo de sangrado al ejecutar los pinchazos del EMG es más alto y por lo tanto hay que tenerlo en cuenta.
  • Todos estos estímulos, aunque son molestos no son peligrosos, ni producen daño posterior.