Estudio del sueño - polisomnografía

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas neurofisiológicas
  • Duración: Toda una noche
  • Acompañado: SI

¿Qué es una polisomnografía?

El estudio del sueño o polisomnografía es una prueba de diagnóstico que registra ciertas funciones corporales a medida que uno duerme o trata de dormir. Se utiliza para diagnosticar trastornos del sueño.

Hay dos estados de sueño:

  • Sueño con movimientos oculares rápidos (MOR) o sueño sincronizado. La mayor parte de la actividad de soñar ocurre durante el sueño MOR. Bajo circunstancias normales, los músculos, exceptuando los músculos de los ojos y de la respiración, no se mueven durante esta etapa del sueño.
  • El sueño sin movimientos oculares rápidos (NMOR) o sueño desincronizado tiene tres etapas que se pueden detectar por medio de las ondas cerebrales (EEG).

El sueño con movimientos oculares rápidos se alterna con el sueño sin movimientos oculares rápidos cada 90 minutos aproximadamente. Una persona con sueño normal tiene usualmente de 4 a 5 ciclos de sueño con y sin movimientos oculares rápidos durante una noche.

Un estudio del sueño o polisomnografía mide los ciclos y etapas del sueño al registrar:

  • El flujo de aire que entra y sale de los pulmones durante la respiración
  • Los niveles de oxígeno en la sangre
  • La posición del cuerpo
  • Las ondas cerebrales (EEG)
  • El esfuerzo y la frecuencia respiratoria
  • La actividad eléctrica de los músculos
  • Los movimientos oculares
  • La frecuencia cardíaca

Cuándo está indicado

De esta forma, una polisomnografía se realiza cuando el paciente presenta:

  • Somnolencia diurna (quedarse dormido durante el día)
  • Ronquidos fuertes
  • Períodos de contención de la respiración mientras duerme, seguidos por jadeos o resoplidos
  • Sueño intranquilo

El estudio del sueño también puede diagnosticar otros trastornos:

  • Trastorno del movimiento periódico de las extremidades (movimientos frecuentes de las piernas durante el sueño).
  • Trastorno de comportamiento con movimientos oculares rápidos ("actuar" físicamente sus sueños mientras duerme).

¿Cómo he de prepararme?

  • No es necesario permanecer en ayunas antes de la prueba ni después, aunque se recomienda tomar una cena ligera para dormir a gusto y evitar tomar durante todo el día café, alcohol y otras sustancias excitantes que alteren el sueño.
  • No es necesario consumir ningún medicamento antes, aunque deberás informar al médico sobre los medicamentos que estés tomando de manera regular, pues algunos podrían interferir en el sueño y alterar los resultados de la exploración.
  • El día de la prueba se ha de lavar el cabello, pero se ha de evitar el uso de lacas, lociones o cremas.
  • Si la prueba la realizas en el hospital, puedes llevar tu pijama, aunque te facilitarán uno con el que será más sencillo colocar los sensores

¿Cómo se hace?

El estudio del sueño dura toda una noche y puede realizarse en la Unidad del Sueño del Hospital o en casa, de forma ambulatoria.

Si realizas la prueba en el Hospital:

  • Deberás llegar unas dos horas antes de la hora de irse a dormir y te acostarás en una de las camas del Centro del Sueño.
  • El examen a menudo se hace durante la noche, de tal manera que se puedan estudiar los patrones de sueño normales.
  • El médico te colocará electrodos (que registran señales mientras estás despierto y durante el sueño) en el mentón, el cuero cabelludo y en el borde externo de los párpados, y unos monitores registrarán la frecuencia cardíaca y respiración.

Los sensores recogerán: el tiempo que tardas en quedarte dormido/a, el tiempo que tarda el sueño de movimiento ocular rápido, cambios en la frecuencia cardiaca o respiratoria, et

¿Qué se siente?

  • La polisomnografía es una prueba completamente inocua e indolora.
  • Ninguno de los elementos que usamos penetra en la piel y tampoco raspan.
  • Al usar materiales hipoalergénicos, pueden darse muy raros casos de molestias en la piel.

Recuperación

No es necesaria ningún tipo de recuperación especial tras la realización de un estudio del sueño.

¿Qué riesgos existen?

La polisomnografía es una exploración muy segura, totalmente exenta de riesgos, por lo que no es necesario establecer precauciones especiales.