Gammagrafía

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Diagnóstico por imagen
  • Duración: xxxx
  • Acompañado: SI

¿Qué es una Gammagrafía?

La gammagrafía es una prueba de imagen –parecida a las radiografías, tomografía computarizada, resonancia magnética…–, que resulta de gran ayuda para diagnosticar ciertas enfermedades, principalmente algunas patologías del aparato endocrinológico, óseo, respiratorio y renal, aunque se puede utilizar casi en cualquier órgano del cuerpo humano.

¿Para qué sirve una Gammagrafía?

La interpretación de la prueba depende mucho del órgano que queramos estudiar y también de la sospecha diagnóstica que tengamos en mente. La prueba puede servir para detectar tumores, asegurarnos del buen funcionamiento de una glándula, identificar fallos de perfusión sanguínea, comprobar la existencia de infecciones activas, etcétera.

Estas exploraciones se pueden realizar a niños pequeños, si bien en ellos se ajusta la dosis con relación a la edad y peso corporal. La única contraindicación de las exploraciones gammagráficas es la situación de embarazo.

En la Unidad de Medicina Nuclear se pueden realizar la mayor parte de las técnicas diagnósticas gammagráficas disponibles en cualquier Unidad de Medicina Nuclear, incluidas gammagrafías ósea, tiroidea, cardiaca, renal, además de ello, tratamientos metabólicos radioisotópicos..

¿Cómo he de prepararme?

Vestir ropa cómoda, se le puede pedir que use una bata durante el examen.

Las mujeres siempre deben informar a su médico o tecnólogo si existe alguna posibilidad de que estén embarazadas o si están amamantando.

Informar al médico de alergias y de cualquier medicamento que se esté tomando, incluyendo vitaminas y suplementos de hierbas.

¿Cómo se hace?

Se realiza generalmente en forma ambulatoria, aunque también se realiza en pacientes hospitalizados. Se lo colocará en una mesa de examen.

Si es necesario, una enfermera insertará una vía periférica (catéter intravenoso) en una vena de la mano o el brazo.

En la mayoría de casos requerirá de la administración de un fármaco radiotrazador el cual se administra de manera intravenosa.

La mayor parte de estos radiotrazadores no presentan efectos secundarios ni reacciones adversas en el momento de la inyección ni posteriormente.

¿Qué se siente?

​La prueba es indolora. Sentirás el pinchazo para lo colocación de la vía y en algunos casos, leve sensación de frío al momento de la administración del fármaco.

Recuperación

Es necesario beber mucho agua tras la prueba para favorecer la eliminación del radiotrazador por vía renal.

¿Qué riesgos existen?

Pueden producirse reacciones alérgicas al fármaco, pero son infrecuentes y leves.