Una buena higiene postural evitaría los dolores de espalda que padece más del 50% de los menores en España

Una buena higiene postural evitaría los dolores de espalda que padece más del 50% de los menores en España

vithas

Compartir

• Los malos hábitos posturales en menores pueden derivar a la larga en una serie de problemas crónicos que afectan a su vida de adulto • Para los niños y adultos es muy recomendable la natación, ya que se trata de una actividad física completa y sin apenas impacto sobre nuestro cuerpo • Llevar sobrepeso en la espalda o sentarse incorrectamente en la silla puede producir fatiga muscular o dolor de cuello

Los malos hábitos posturales en menores pueden derivar a la larga en una serie de problemas crónicos que afecten a su vida de adulto.  Según la Asociación Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SECOT), antes de los 15 años, el 51% de los niños y el 69% de las niñas ya han experimentado dolor de espalda en su vida. Por ello, el ejercicio físico y el deporte son rutinas indispensables en el año escolar para prevenir el dolor de espalda y hombros en los niños.
 
La adquisición de malos hábitos posturales como estar mucho tiempo en la misma posición, movimientos repetitivos, posturas forzadas y mantenidas, realización de actividades que requieran fuerza o sedentarismo, pueden desencadenar principalmente dolores de espalda, de ahí que corregirlos y adecuar el estilo de vida reducirá y evitará el dolor.
 
Tal como subraya el doctor Nebot, traumatólogo de los Hospitales Vithas Castellón y Vithas  Valencia Consuelo, “la importancia de "moverse" tanto en niños como adultos es clave para evitar dolores musculoesqueléticos y prevenir futuros problemas posturales” y comenta “ la higiene postural es una de las pautas menos trabajadas en nuestros días y sin embargo es muy importante para desarrollar nuestra vida diaria. La espalda es una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre a la hora de realizar las diversas actividades cotidianas y, de igual forma, con la que menos hábitos saludables tenemos”.
 
La higiene postural es por tanto fundamental para mitigar problemas musculares o de espalda en el futuro “por ello, -afirma el profesional-, los escolares han de aprender qué postura deben tener al sentarse frente al pupitre en clase, cómo llevar la maleta y cuál es el peso adecuado según su edad y envergadura, qué postura deben tener frente a la televisión o el ordenador y cómo deben hacer uso de las tabletas y móviles, entre otras cosas”.
 
Otra de las claves para evitar futuras problemas traumatológicos es practicar deporte ya que fortalece la musculatura de la espalda, además de proporcionar una saludable forma física y psíquica. “De esta forma, -comenta el doctor Nebot-, la espalda se hace más potente, resistente y elástica. Para los niños y adultos es muy recomendable la natación, ya que se trata de una actividad física completa y sin apenas impacto sobre nuestro cuerpo, lo que reduce el número de lesiones”.
 
Elección de la mochila escolar
 
La elección correcta de las mochilas escolares es clave para evitar contracturas, alteraciones posturales, incluso patologías como la escoliosis ya que la sobrecarga de peso produce dolor y problemas de espalda y hombros. Según la Asociación de Pediatría y la Asociación Española de Productos para la Infancia, el peso de la mochila no debiera superar el 15% del peso corporal del niño. Tal como explica el doctor Nebot “las mochilas escolares muy pesadas, imponen un excesivo esfuerzo en la espalda y hombros de los niños, lo que les causa sobreesfuerzo y fatiga muscular. Además, este sobrepeso les conduce a adoptar hábitos posturales incorrectos desde muy pequeños”.
 
Según el especialista, “lo ideal es llevar en la mochila solo lo que se necesita diariamente el niño. Poco peso, que no sobrepase el 10% del peso corporal del niño, y que se pueda graduar según la talla de éste. La mochila en sí no hace ningún daño, el problema es cuando pesa en exceso. Además, hay que colgarla con las dos asas a los hombros, en la zona dorsal, llegando hasta las lumbares, pero nunca colgando por debajo de estos segmentos de la columna vertebral, es decir, que la parte inferior no esté debajo de la cintura y la superior sobre el cuello. Por otra parte, yo recomiendo que el soporte lumbar de la mochila sea acolchado”.
 
Otro factor a tener en cuenta es educar a los niños a la hora de cargar con la mochila realizando el levantamiento de la mochila de una forma adecuada, “es decir, doblando las rodillas y haciendo fuerza con las piernas en el momento de colocar la mochila a la espalda”, concluye el doctor Nebot.
 

Datos de la noticia

  • Centro vithas: Hospital Vithas Castellón

Noticias relacionadas

Ponte en contacto con nuestro
departamento de comunicación
Encuentra el responsable de comunicación
de cada centro