Unidad de Reproducción Humana Asistida

Unidad de Reproducción Humana Asistida

Descripción

La Unidad de Reproducción Humana Asistida trata la infertilidad de la pareja, tanto de causa femenina, como de causa masculina, mediante técnicas de reproducción asistida en las que se sustituye la reproducción natural de las parejas o mujeres que no pueden tener niños de manera natural.

Así, desde nuestra unidad estudiamos y tratamos tanto las alteraciones de la función reproductiva de las parejas, como las situaciones personales en las que es necesario recurrir a tratamientos de reproducción para lograr el embarazo, tales como la maternidad compartida o las familias monoparentales.

¿Por qué escoger nuestros centros?

La Unidad de Reproducción Humana de Vithas es puntera en la aplicación de métodos encaminados a mantener unas altas tasas de embarazo, minimizando el riesgo de gestaciones múltiples y maximizado las posibilidades de obtener recién nacidos sanos. Todo ello dentro de un ambiente hospitalario y con el respaldo de un grupo fuerte como es Vithas.

La Unidad está formada por un equipo de profesionales especializado en ofrecer a nuestros pacientes todas las técnicas de reproducción asistida que nos ofrecen los avances científicos en la actualidad.

Ponemos a disposición de nuestros pacientes los conocimientos médicos, la tecnología de vanguardia en laboratorio y la genética para obtener siempre las máximas posibilidades de embarazo con el mínimo riesgo.

Cada paciente o pareja que acude a nuestra Unidad se trata de forma individualizada y se convierte en un reto para nosotros, adaptándonos a sus circunstancias en todos los aspectos.

Tratamientos

Estudio de Fertilidad

Cada paciente o pareja que acude a la Unidad de Reproducción realizará una primera consulta donde se valora cada caso de forma individual mediante una historia clínica, exploración y ecografía; y se solicitan las correspondientes pruebas complementarias.

Una vez realizado el estudio, se concluirá la técnica más adecuada en cada caso. Esto lo decide el equipo médico junto a los pacientes. Individualizando cada caso, de forma personalizada y siempre con el consentimiento informado de los mismo.

¿Para quién está indicado?

Se considera normal un período de tiempo de un año para que una pareja consiga el embarazo, cuando ha transcurrido este tiempo de relaciones desprotegidas es prudente realizar una consulta especializada para ver si existe algún problema de esterilidad.

Si bien, hay algunos supuestos en los que es prudente consultar antes de un año:

- Antecedentes de patología ginecológica y urológica

- Edad materna avanzada

- Antecedentes familiares de enfermedades hereditarias

Se habla de esterilidad cuando una pareja no logra embarazo y de infertilidad cuando tras haber conseguido un embarazo éste no llega a término.

En la Unidad de Reproducción Humana Asistida de Vithas también se aborda este problema y se recomienda consultar en caso de haber padecido dos pérdidas gestacionales.

Fecundación in vitro

La Fecundación in Vitro es la técnica de reproducción asistida por excelencia.

Se trata de la fecundación del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio.

Una vez la fecundación del óvulo da lugar a los embriones, éstos se transfieren al útero materno

¿Para quién está indicado?

La fecundación in vitro se recomienda cuando se detecta en la pareja algún problema que no permita la fecundación de forma natural en la trompa de Falopio.

Se lleva a cabo cuando, a pesar de que no hay una causa evidente, no se ha logrado el embarazo mediante técnicas más sencillas como la inseminación, o cuando tras un tiempo prolongado de esterilidad.

De forma general las indicaciones más frecuentes son:

- Ausencia de permeabilidad tubárica

- Alteración seminal

- Endometriosis

- Edad materna avanzada

- Fracaso de otras técnicas

Se habla de esterilidad cuando una pareja no logra embarazo y de infertilidad cuando tras haber conseguido un embarazo éste no llega a término.

En la Unidad de Reproducción Humana Asistida de Vithas también se aborda este problema y se recomienda consultar en caso de haber padecido dos pérdidas gestacionales.

Fecundación in vitro con óvulos de donante

Es la técnica de reproducción asistida en la cual la fecundación in vitro se realiza con los ovocitos de una donante joven, sana y anónima, para posteriormente transferir los embriones a la paciente receptora.

La donación de óvulos es el proceso mediante el cual una mujer fértil dona sus óvulos de manera anónima con el fin de que otras mujeres puedan cumplir el sueño de la maternidad.

La donante de óvulos es una mujer sana, de entre 18 y 35 años, además del estudio ginecológico y la entrevista psicológica, se realizan pruebas serológicas y genéticas para confirmar su buen estado de salud.

En primer lugar, la donante se someterá a la estimulación y punción ovárica. En el laboratorio, esos óvulos, serán fecundados con la muestra seminal. Ahora es la receptora quien recibirá un tratamiento para prepararse para la transferencia embrionaria.

¿Para quién está indicado?

La fecundación in vitro con óvulos de donante u ovodonación va dirigida a aquellas mujeres que no pueden conseguir un embarazo con éxito con sus propios óvulos.

Esta circunstancia puede darse en mujeres con menopausia precoz, o baja reserva ovárica en la que los tratamientos con ovocitos propios no han sido exitosos.

Inseminación con semen conyugal

La inseminación artificial es un tratamiento de reproducción. Consiste en realizar un control del ciclo ovulatorio de la mujer para introducir, en el aparato reproductor femenino, en el momento de mayor fertilidad del ciclo, una muestra de semen de la pareja, con el objetivo de conseguir un embarazo.

La muestra de semen se prepara en el laboratorio. De esta forma se concentra el mayor número posible de espermatozoides móviles en un pequeño volumen de medio específico.

Posteriormente dicha muestra se coloca, mediante un catéter, en el interior del útero, coincidiendo con la ovulación natural u ovulación estimulada de la paciente.

Este proceso se realiza sin anestesia ni sedación ya que es un proceso completamente indoloro.

¿Para quién está indicado?

La inseminación artificial con semen conyugal es un tratamiento indicado para parejas jóvenes, con poco tiempo de esterilidad y causas de esterilidad muy leves, dado que es una técnica con una tasa de embarazo relativamente baja.

Antes del tratamiento, es necesario confirmar que el espermiograma tenga una concentración y movilidad suficiente.

Además, se confirma, también, que la anatomía de la mujer es normal, es decir que las trompas de Falopio son permeables.

Inseminación con semen de donante

La inseminación artificial es un tratamiento de reproducción. Consiste en realizar un control del ciclo ovulatorio de la mujer para introducir, en el aparato reproductor femenino, en el momento de mayor fertilidad del ciclo, una muestra de semen de donante, con el objetivo de conseguir un embarazo.

La muestra de semen de donante se prepara en el laboratorio. De esta forma se concentra el mayor número posible de espermatozoides móviles en un pequeño volumen de medio específico para colocarlos, posteriormente, mediante un catéter en el interior del útero, coincidiendo con la ovulación natural o estimulada de la paciente.

El donante de semen será un varón sano. Para confirmarlo se realizan diferentes estudios, como las pruebas serológicas y genéticas y el estudio seminal. Este proceso se realiza sin anestesia ni sedación ya que es un proceso completamente indoloro.

¿Para quién está indicado?

La inseminación artificial con semen de donante es el método más elegido para aquellas mujeres sin pareja masculina que deseen quedarse embarazadas.

También es muy utilizado para casos de parejas en las que existe un problema seminal severo que no responde bien a otras técnicas más complejas.

De todas formas, la donación de gametos es siempre una alternativa cuando existen enfermedades hereditarias en la pareja.

Preservación de la fertilidad

Actualmente, la vitrificación de óvulos se realiza principalmente por el deseo de la mujer de posponer la maternidad por razones sociales.

Otras causas son:

- La preservación de la fertilidaden mujeres con alguna patología médica que obligue a demorar la maternidad por la incompatibilidad del tratamiento durante el embarazo (puede ser la solución en casos de cáncer)

- Antes de cirugía ovárica o en el contexto de un tratamiento de reproducción asistida cuando no es posible la recogida de muestra seminal tras la estimulación u otros eventos no previstos.

Para llevar a cabo la vitrificación de óvulos, la mujer ha de someterse a un tratamiento de estimulación y punción ovárica para poder extraer los ovocitos y vitrificarlos.

La vitrificación de ovocitos es una técnica de preservación que consiste en emplear velocidades extremas de enfriamiento junto con una solución crioprotectora. El citoplasma se vuelve muy viscoso, solidifica formando una estructura de características físicas similares al vidrio así se evita la formación de cristales de hielo.

En el caso del semen, la indicación para una congelación es casi siempre médica, ya que el paso del tiempo no es un factor determinante en la pérdida de calidad seminal.

Por ello, esta es una buena opción antes de someterse a un proceso que pueda alterar la calidad seminal, bien por cirugía o algún tratamiento que repercuta en la fertilidad posterior (vasectomía, quimioterapia, radioterapia…).

Vitrificación de embriones

Es la técnica de congelación más novedosa y de mayor éxito en reproducción asistida. Es utilizada habitualmente en Fecundación in vitro, para que los embriones que no han sido transferidos en un ciclo se puedan mantener óptimamente en nuestros bancos de embriones.

La vitrificación es una técnica que consiste en la congelación ultrarrápida que evita la formación de cristales de hielo en el interior celular. Con ello se consiguen unas tasas de supervivencia embrionaria mucho mayor.

¿Para quién está indicado?

Este proceso está indicado para hombres y mujeres que deseen retrasar su maternidad por causas sociales o médicas.

Inicialmente se aplicaba básicamente a pacientes con cáncer, pero en la actualidad se ha extendido a cualquier otra enfermedad que pueda comprometer la fertilidad futura de los pacientes.

La vitrificación de ovocitos es una técnica ventajosa en mujeres menores de 35 años, ya que a esta edad el pronóstico obstétrico es mejor, es decir, es más probable lograr un número adecuado de ovocitos tras la estimulación.

Además, por encima de esta franja de edad se ha demostrado empeoramiento de la calidad ovocitaria, debe realizarse una valoración individualizada en función de la reserva ovárica de la mujer.

En Vithas contamos con un banco de gametos donde poder custodiar tus ovocitos o semen hasta que llegue el momento de ser madre.

Consulta de Consejo Genético

Vithas ofrece a sus usuarios la Consulta de Consejo Genético, con la que se podrá minimizar las posibilidades de transmitir enfermedades genéticas de padres a hijos.

En ocasiones, desconocemos o no estamos seguros de la carga genética que portamos y que podemos transmitir a nuestros hijos e hijas.

Hoy en día los avances en genética nos permiten hacer un estudio personalizado de cada uno de los progenitores de un futuro bebé para reducir al mínimo la posibilidad de transmitir una enfermedad de carácter hereditario al bebé.

Vithas ofrece un asesoramiento genético personalizado. Se realiza una valoración de si existe en la familia alguna enfermedad de carácter hereditario, se determina la probabilidad de riesgo en la descendencia y se estudia que se puede hacer para evitar el riesgo en la descendencia.

Para ello, disponemos de los test moleculares más avanzados en el estudio del genoma humano.

Entre los servicios que ofertamos, está el test de portadores, indicado para aquellos progenitores que antes del embarazo quieren disminuir al máximo el riego de tener un hijo/a afectado/a por enfermedades monogénicas no detectables a través de la historia familiar y que se pueden trasmitir de forma oculta durante generaciones.

También realizamos estudios citogenéticos que permiten analizar la existencia de anomalías cromosómicas, detectando un gran número de enfermedades, como el síndrome de Down, Patau, Edwars….

La Unidad de Reproducción Humana Asistida de Vithas está especializada en diagnóstico genético preimplantacional por el cual se estudia y se diferencian los embriones normales de los anómalos, de tal forma que se transfieren a la mujer solamente los que estén libres de las anomalías genéticas estudiadas.

Por otro lado, una vez conseguido el embarazo, dispones de un test prenatal no invasivo que desde la semana 10 de embarazo puede detectar la existencia de alguna anomalía cromosómica en el feto con una sensibilidad del 99.9%.

¿Para quién está indicado?

La Consulta de Consejo Genético está indicada para cualquier mujer o pareja que tenga sospechas de que puede ser portadora de alguna enfermedad hereditaria, o simplemente, que quiera minimizar las posibilidades de transmisión de estas enfermedades.

Diagnóstico genético preimplantacional

El diagnóstico genético preimplantacional DGP consiste en analizar genéticamente los embriones procedentes de un ciclo de fecundación in vitro.

Mediante esta técnica se pueden analizar alteraciones de tipo cromosómico o monogénicas. Las alteraciones cromosómicas son responsables de abortos o síndromes con malformaciones congénitas, algunos ejemplos son el Síndrome de Edwards, síndrome de Patau o síndrome de Down.

Las enfermedades monogénicas son aquellas que se producen por una mutación puntual en un gen. Algunos ejemplos de enfermedades monogénicas son la hemofilia, la fibrosis quística, atrofia medular espinal, síndrome de X frágil etc.

Cuando existe una enfermedad hereditaria o una alteración genética transmisible, con el diagnóstico genético preimplantacional, se puede realizar un análisis genético de los embriones en el laboratorio, y de este modo transferir al útero un embrión libre de la alteración a estudio.

El DGP se realiza mediante el análisis molecular del embrión. Para realizarlo es necesario tomar una muestra de biopsia embrionaria en el tercer o quinto día de desarrollo embrionario.

¿Para quién está indicado?

El diagnóstico genético preimplantacional está destinado a cualquier paciente con alto riesgo de transmitir alteraciones genéticas o cromosómicas a la descendencia.

Médicos

Ver todos

Especialidades

Centros Vithas

Encuentra tu centro Vithas entre más de 20 hospitales y 20 centros médicos. Selecciona un centro para conocer la información:

Todos

¿No tienes seguro de salud?

Benefíciate de un servicio rápido y sin esperas, en el que cuentas además con un asesor personal que te acompaña, te guía y te asesora en todo momento, para que tú sólo te preocupes por lo que realmente importa, TU SALUD, y con unas condiciones económicas excelentes.

Quiero informarme

Noticias relacionadas