Colonoscopia

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas digestivas
  • Duración: xxxx
  • Acompañado: SI

¿Qué es?

La colonoscopia es un procedimiento que permite observar el interior del intestino grueso. Para ello se utiliza un endoscopio, un aparato con una pequeña cámara en la punta de un tubo fino y largo.

Esta exploración permite la visión del interior del colon y el recto. En él pueden encontrarse –en ocasiones- lesiones elevadas, llamadas pólipos que pueden ser extirpadas por esta técnica sin necesidad de cirugía abierta.

¿Para qué sirve?

El procedimiento permite:

  • Observar tejido inflamado, crecimientos anormales y úlcera en todo su colon y recto.
  • Detectar señales tempranas de cáncer del colon y del recto. Puede ser parte de pruebas de rutina, que usualmente comienzan a los 50 años de edad
  • Evaluar causas de cambios inesperados en los hábitos intestinales
  • Evaluar síntomas como dolor de estómago, sangrado rectal y pérdida de peso
  • Eliminar pólipos de su colon durante una colonoscopia.

¿Cómo he de prepararme?

  • La colonoscopia requiere una limpieza cuidadosa y completa de todo el intestino grueso.
  • Para ello es necesario el empleo de laxantes potentes que vacíen de restos fecales todo el colon.
  • Habitualmente esto se hace el día previo con una de las preparaciones que le indicamos.
  • El médico indicará la más adecuada para su caso
  • Una correcta limpieza intestinal hace más confortable la exploración. Es indispensable permanecer en ayunas.

¿Cómo se hace?

  • El paciente permanecerá tumbado en la camilla de exploraciones, habitualmente sobre el costado izquierdo, con las piernas encogidas, en posición fetal.
  • El endoscopista introducirá por el ano el endoscopio y explorará el recto, sigma y el colon, mientras avanza el endoscopio hasta alcanzar el ciego.
  • En algunas ocasiones también puede explorar la parte final del intestino delgado (el ileon distal).
  • El colon es un tubo habitualmente plegado y con curvas, por lo que el explorador deberá insuflar en ocasiones una pequeña cantidad de aire para poder avanzar.
  • Los movimientos del endoscopio y la insuflación pueden provocar molestias tipo retortijón.
  • La relajación y la colaboración con el médico serán fundamentales para reducir las molestias y completar con éxito la prueba.
  • Al igual que en la gastroscopia puede ser necesario tomar biopsias, si bien esto sólo prolonga algunos segundos la exploración y no es doloroso.

¿Qué se siente?

  • Se pueden notar molestias abdominales, pero suelen ser pequeñas porque le administrarán sedantes y analgésicos.
  • Si siente dolor, se lo puede decir al médico durante la prueba.

Recuperación

  • Tras el procedimiento te sentirás somnoliento durante unas horas y es probable que no recuerdes gran parte de lo sucedido.
  • También puedes notar distensión abdominal y gases, que irás expulsando poco a poco.
  • Si te han hecho una biopsia o le han extirpado un pólipo, puedes observar restos de sangre en las heces durante unos días.
  • Es muy raro que se produzca una complicación grave por una colonoscopia.

¿Qué riesgos existen?

  • El colonoscopio puede dañar la superficie de la mucosa y originar sangrado.
  • En raras ocasiones el procedimiento puede ocasionar arritmias cardíacas.
  • Perforación del intestino con el colonoscopio de forma excepcional. 

Especialidades