Potenciales Evocados Somatosensoriales (PESS)

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas neurofisiológicas
  • Duración: Entre 1 y 2 horas
  • Acompañado: SI

¿Qué son los potenciales evocados somestésicos o somatosensoriales?

Los potenciales evocados somestésicos o somatosensoriales examinan las vías sensitivas desde el nervio periférico hasta la corteza, permitiendo localizar el nivel de afectación a lo largo de las mismas y complementando a la electromiografía - electroneurografía.

¿Para qué sirven los Potenciales Evocados Somatosensoriales?

Son muy útiles en la evaluación de la esclerosis múltiple y en las enfermedades de la parte posterior de la médula espinal. Son también muy utilizados para monitorización neurofisiológica intraoperatoria.

¿Cómo he de prepararme?

  • Te recomendarán haber dormido poco la noche anterior, excepto si se trata de una prueba de potenciales evocados visuales, en cuyo caso debes llegar bien descansado.
  • Evita las bebidas con cafeína el día antes de la prueba.
  • No te pongas cremas ni lociones el día de la prueba en la zona del cuerpo que te vayan a estudiar, tampoco laca, mascarillas o gomina en el pelo.
  • No hace falta permanecer en ayunas antes de la prueba ni después.
  • No hace falta tomar medicación previa.
  • No es necesario venir acompañado.

¿Cómo se realiza la prueba?

  • El estudio de potenciales evocados dura de 1 a 2 horas y se realiza en la Unidad de Neurofisiología, sin necesidad de ingreso.
  • El paciente deberá recostarse en una cama o un sillón cómodo. y se colocará una serie de electrodos pegados a la piel con un gel; en el cuero cabelludo también utilizarán un gel, pero los electrodos se suelen poner ensamblados en una gorra para que su colocación sea más fácil.
  • Una vez colocados todos los electrodos se te estimulará por distintas vías, según el órgano sensorial a estudiar, y notarás pequeñas descargas eléctricas, muy poco molestas, en las zonas de la piel que se tienen que estudiar. Durante todo ese tiempo el técnico, que está realizando la prueba te dará órdenes sencillas, como que cierres los ojos o que respires profundamente.
  • Una vez finalizada la prueba se retirarán los electrodos uno a uno. Se limpiará de nuevo la zona para retirar el gel.

¿Qué se siente?

  • La prueba es totalmente indolora.
  • Puedes sentir alguna molestia en la colocación del gel o los electrodos.
  • Notarás unos ligeros calambres (sensación de hormigueo) debido a los estímulos (corrientes) eléctricos que se le aplicarán.

Recuperación

  • No precisa de recuperación. Tras la prueba podrás volver a hacer tu vida normal.

¿Qué riesgos existen?

  • El estudio de potenciales evocados es una prueba muy poco invasiva y no suele suponer ningún riesgo para las personas que la realizan.
  • El estudio de potenciales evocados visuales debe realizarse con cautela en personas que hayan sufrido ataques epilépticos previos.