Biopsia de mama con punción

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Diagnóstico rápido de la mama
  • Duración: xxxx
  • Acompañado: SI

¿Qué es?

La biopsia por punción consiste en la obtención de tejido de la lesión mediante una aguja especial que obtiene muestras de tejido de la lesión.

Cuándo  a través de una mamografía  o ecografía, se encuentra una zona de la mama que es anormal, se debe analizar al microscopio para saber si se trata de  una lesión benigna o maligna.

Una biopsia consiste en la obtención de unas muestras de tejido de la zona sospechosa para que el patólogo las examine y pueda  dar un diagnóstico  de certeza.

¿Para qué sirve?

Con una biopsia se obtienen muestras de tejido de la zona sospechosa para que el patólogo las examine y pueda dar un diagnóstico certero. Estas muestras se obtienen a través de una punción que según el criterio médico se hará con aguja fina o aguja gruesa.

¿Cómo he de prepararme?

Antes de la realización de la prueba, deberás pasar 4 horas de ayuno y con las pruebas de coagulación recientes, que deben estar hechas en un término no superior a los 30 días antes de hacer la punción.

Como precaución, no deberás tomar medicamentos anticoagulantes durante la semana anterior a la exploración.

¿Cómo se realiza?

Para la realización de una biopsia de mama con punción, se introduce una aguja, que puede ser guiada por mamografía (punción estereotáxica) o ecografía a criterio del radiólogo. Una vez finalizado el procedimiento, se realizará compresión sobre la zona biopsiada para evitar la aparición de hematomas.

La Biopsia por Ecografía está indicada en lesiones visibles por ecografía y palpables. Se localizará la zona donde se encuentra la lesión, se administrará anestesia local y se extraerán muestras bajo control ecográfico. Pueden ser necesarias una o varias punciones. 
Si la lesión solo  se viera en la mamografía y no en la ecografía, entonces el procedimiento de Biopsia  sería  guiado mediante el equipo de Estereotaxia Digital con Mesa Prona.

¿Qué se siente?

En función de la aguja con la que se realice la punción, se administrará o no anestesia local.

La biopsia con aguja fina se lleva a cabo utilizando una aguja muy fina, la cual debe de causar un mínimo de o ningún dolor.

Cuando el procedimiento se lleva a cabo con aguja gruesa, se hace uso de anestesia local. Aparte de la punción de inyección de la anestesia local, no se debe de sentir ningún dolor. Si sientes dolor, debes hacérnoslo saber inmediatamente.

Recuperación

Después de la realización de la prueba es probable que notes dolor, que suele ser moderado. En caso necesario podrán administrarse analgésicos. 

También la aparición de un hematoma es normal y suele reabsorberse solo en unos días sin más problemas.

La infección de la zona es extremadamente infrecuente por la asepsia con la que se prepara el campo de punción. No obstante, si apareciese enrojecimiento o hinchazón de la mama, se deberá acudir a su médico para instaurar el tratamiento adecuado.

¿Qué riesgos tiene una biopsia de mama con punción?

Después del procedimiento puede que el área esté un poco dolorida y con mínimo hematoma, pero no existen otros efectos secundarios relevantes.

Si estás nerviosa/o o ansiosa/o sobre la forma en que se llevará a cabo el procedimiento, tu médico te dará más detalles sobre el mismo.