Electroencefalograma privación sueño / Adultos

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas neurofisiológicas
  • Duración: 20-30 minutos
  • Acompañado: SI

¿Qué es?

El Electroencefalograma (EEG) es la técnica que explora la actividad bioeléctrica cerebral en tiempo real. Su utilidad sigue siendo básica en el estudio de la epilepsia tanto en niños como adultos y como técnica de rutina en cefaleas, síncopes mareos y trastornos de conciencia, incluido el coma y la muerte cerebral.

La privación de sueño es otro mecanismo activador de las anomalías EEG. Cuando un EEG de rutina es normal y persiste la sospecha de epilepsia se debe solicitar un EEG en privación de sueño.

El videoelectroencefalograma o vídeo-EEG estudia la actividad cerebral en sincronía con la grabación en video del comportamiento y movimientos del paciente, permitiendo distinguir el origen cerebral de las anomalías motoras, convulsivas o no, diferenciando pseudocrisis de crisis verdaderas.

¿Para qué sirve?

Con esta prueba se puede identificar los ritmos normales y patológicos de la actividad cerebral. Las ondas eléctricas normales dependen del estado de vigilia o de sueño. Las ondas que se encuentran habitualmente son:

  • Vigilia: ritmos alfa, delta, beta y thetha.
  • Sueño: actividad REM y no REM (que se divide en 4 fases).
  • Estímulos: alteraciones de los ritmos anteriores cuando aparecen estímulos visuales, sonoros, dolorosos o sensitivos.

¿Cómo he de prepararme?

  • Deberá acudir a la prueba con privación de sueño de 24 horas (Sin dormir)
  • No es necesario realizar ayuno ni antes ni después de la prueba.
  • Se recomienda no ingerir bebidas excitantes desde 12 horas antes de la realización de la prueba y evitar el tabaco.
  • No es necesario acudir acompañado.
  • Debe asistir con el pelo limpio y seco. Antes de la prueba ha de evitarse el uso de acondicionadores, mascarillas y lacas al lavar el cabello.
  • Se debe informar al médico de cualquier medicación que se esté tomando, especialmente si se trata de fármacos contra la epilepsia.
  • Traer E.E.G anteriores.

¿Cómo se hace?

  • La prueba dura entre 20 y 30 minutos y se realiza de forma ambulatoria.
  • El paciente ha de sentarse en una silla, se le colocarán unos electrodos (entre 16 y 24) mediante parches adhesivos alrededor de toda la cabeza, se aplicará un gel conductor que se repartirá por el cuero cabelludo y se conectarán los electrodos a un osciloscopio que registrará la actividad cerebral.
  • El paciente deberá relajarse y cerrar los ojos para la realización del estudio en reposo, mientras que el técnico o médico esperan en la sala contigua, siempre con contacto visual, a que finalice la prueba.
  • Para detectar la actividad eléctrica cerebral correspondiente a estímulos externos realizarán diferentes experiencias sensoriales sencillas, tanto visuales como sonoras.
  • Finalizado el estudio, se retirarán los electrodos.

¿Qué se siente?

  • El electroencefalograma es una prueba completamente indolora.
  • El paciente puede sentir alguna pequeña irritación tras la retirada de los electrodos y sensación pegajosa a causa del gel capilar, que se retira de forma sencilla con un lavado.

Recuperación

  • La prueba no necesita recuperación y el paciente puede volver a su vida normal de forma inmediata.
  • No precisa hospitalización y el paciente puede volver a casa una vez finalizado el proceso.

¿Qué riesgos existen?

  • El electroencefalograma es una prueba segura y no tiene contraindicaciones ni riesgos.
  • Se puede realizar en mujeres embarazadas y en lactancia.
  • No obstante, se debe tener especial precaución en personas con crisis epilépticas.