Prueba de Esfuerzo

Características de la prueba
  • Tipo de prueba: Pruebas cardiológicas
  • Duración: Entre 6 y 12 minutos
  • Acompañado: SI

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo, conocida también como ergometría, consiste en la realización de ejercicio físico en tapiz rodante o bicicleta estática con fines diagnósticos o para valorar el pronóstico de la enfermedad coronaria en estudio o ya diagnosticada anteriormente.
 
La ergometría es una prueba diagnóstica que estudia la respuesta del sistema cardiovascular (corazón y vasos sanguíneos más importantes) mientras se somete al cuerpo a un esfuerzo, ya sea físico o mediante el uso de fármacos que simulan una situación de esfuerzo.
 
La respuesta al esfuerzo se mide a través de la recogida de diferentes parámetros vitales como son las cifras de tensión arterial, el ritmo y la frecuencia cardíaca, el ritmo y la frecuencia respiratoria y el registro electrocardiográfico del corazón (electrocardiograma) durante el tiempo que dura la prueba.

¿Para qué sirve una prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo sirve para detectar alteraciones cardiovasculares y para realizar un seguimiento de las mismas. Estas alteraciones cardiovasculares únicamente aparecen ante un esfuerzo físico importante.

  • En el campo de la Cardiología, se utiliza para el estudio de pacientes con dolor torácico, alteraciones del electrocardiograma, disnea, sospecha de angina o infarto de miocardio, etcétera. En este ámbito, también permite comprobar la respuesta a diferentes tratamientos realizados en pacientes que han sufrido una angina o un infarto de miocardio.
  • En la Medicina del Deporte se emplea como prueba de screening para establecer la respuesta y la capacidad de recuperación del sistema cardiovascular al esfuerzo físico intenso y detectar posibles alteraciones.

¿Cómo he de prepararme para una prueba de esfuerzo?

Debes evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, cafeína y otros excitantes horas antes a la realización de la prueba de esfuerzo.
 
Tampoco debes realizar actividad física intensa o ejercicio físico habitual en las doce horas anteriores y deberás llevar ropa confortable y calzado cómodo para la realización de la prueba.
 
No es necesario ayuno previo ni toma de medicación especial. No obstante, debes informar a tu médico de los fármacos que estás consumiendo antes de la prueba. ¿Cómo se realiza?

El estudio se realiza en una sala acondicionada bajo la supervisión de un cardiólogo y de un enfermero. Es una prueba ambulatoria que dura de 6 a 12 minutos y no es necesario venir acompañado.
 
Se utiliza una cinta de caminar durante la prueba para medir la respuesta cardiovascular al ejercicio. Deberás desnudar brazos, piernas y tronco y se te conectará a un esfingomanómetro (aparato que mide las cifras de tensión arterial) y a un electrocardiógrafo (aparato que realiza el registro eléctrico del corazón) durante toda la prueba.
 
Finalmente, te situarás sobre la cinta de caminar para realizar la prueba de esfuerzo físico, cuya intensidad y duración variará en función de tus condiciones personales y la dolencia a estudiar.
 
Se realiza un electrocardiograma previo al inicio de la prueba, varios durante la prueba y otro al finalizar la misma.

¿Qué se siente?

La prueba de esfuerzo es indolora. Puede presentarse cansancio físico durante la misma, y en el momento en el que sienta que el cansancio empieza a ser insoportable se puede dar por finalizada la prueba.
 
Si en este proceso el paciente experimenta dolor en el pecho, falta de aire, mareo, palidez, sudoración fría o náuseas debe decírselo urgentemente al médico
 
En personas con enfermedad cardiovascular puede aparecer dolor torácico o elevación de las cifras de tensión arterial. Si se presentan estas situaciones el estudio también será suspendido.

Recuperación

La ergometría no necesita de una recuperación especial.
 
Sin embargo, consiste en realizar el mayor esfuerzo posible, alcanzando incluso el umbral del cansancio o máximo nivel de resistencia, por lo que es conveniente descansar e hidratarse en las horas posteriores a la prueba. 

¿Qué riesgo supone la realización de una ergometría?

La ergometría es una prueba segura que se realiza bajo supervisión médica. En personas sanas no suele entrañar riesgo salvo la aparición de cansancio o fatiga.
 
En el resto de casos, los médicos y especialistas los analizarán y evaluaran para determinar, si los hubiera, posibles riesgos y contraindicaciones y la conveniencia o no de realizar esta prueba.