Saltar al contenido principal

Porque no hay nada más importante que cuidar tu salud, accede aquí a una completa guía de consejos, avalada por los profesionales de Vithas, que te ayudará a mejorar tus hábitos y a llevar un estilo de vida saludable.

El insomnio a partir de los 40

Aunque el insomnio puede aparecer a cualquier edad, su prevalencia es mucho más frecuente a partir de los 40 años, y sobre todo en mujeres.

Uno de los factores precipitantes más frecuentes suele ser el stress, que puede incidir y originar insomnio sobre todo en las personas más predispuestas o vulnerables: las que están en un estado de permanente activación o alerta, las que llevan agendas de trabajo poco compatibles con el descanso, cuando coincide con un problema profesional o familiar o durante el periodo de cría de los hijos, etc.

No obstante, el origen del insomnio suele ser, en la mayoría de los casos, multifactorial.

¿Cuáles son las causas?

Entre los factores capaces de precipitar o cronificar un insomnio podemos encontrar un trastorno de ansiedad, un humor depresivo o cualquier enfermedad del sueño (apneas, síndrome de piernas inquieta…).

Hay más factores que producen alteraciones en el sueño (dolor en la fibromialgia o de algunas enfermedades crónicas), aparición de cambios en los patrones de sueño propios de la edad (dormimos menos horas y el sueño se vuelve más superficial y fragmentado), o incluso la toma de algunos fármacos que pueden dificultar el sueño, etc.

A medida que nos vamos haciendo mayores más probable es que tengamos o padezcamos uno o varios de estos trastornos, lo que explicaría también en parte el motivo por el que el insomnio es más frecuente en las personas mayores.

¿Cómo mejorarlo?

En el tratamiento del insomnio cada día adquiere más importancia (por encima incluso del tratamiento farmacológico) la Higiene de Sueño y lo que en Medicina del Sueño llamamos Técnicas Cognitivo-Conductuales basadas en normas y hábitos saludables.

Además de los consejos habituales (que se pueden encontrar en muchas revistas o páginas de internet) que nos recomiendan no tomar bebidas estimulantes durante la tarde-noche, evitar siestas prolongadas, no llevarse el móvil o la tablet a la habitación, etc., deberíamos recordar y cuidar especialmente dos puntos importantes:

Intentar relajarse y desconectar al menos 1 o 2 horas antes de ir a la cama (los problemas, el trabajo pendiente, las preocupaciones…a partir de cierta hora hay que dejarlos ya para la mañana siguiente).
Mantener unos horarios de sueño-vigilia regulares (sobre todo a la hora de levantarse), estableciendo unas rutinas previas al momento de acostarse y permaneciendo en la cama el tiempo suficiente, pero no más, adaptado a nuestras circunstancias y con un número de horas con las que nosotros nos sintamos bien y plenamente activos durante el día.

LEER MÁS

Las dietas milagro no existen

05/02/2018

“Es un problema que la población tienda cada vez más autoevaluar de manera autodidacta su salud con información pseudocientífica sobre nutrición. Las dietas siempre deben ir prescritas por un dietista” afirma Leila Perez Venturino, responsable del servicio de nutrición y dietética del Hospital Vithas San José.

¿Quién diría que no a un milagro? Leila Perez Venturino, nutricionista y dietista en el Hospital Vithas San José de Vitoria nos explica por qué nunca debemos creer en las dietas milagro: “Esta dinámica es imposible porque hay muchos factores que confluyen a la hora de ganar peso y que deben ser tenidos en cuenta a la hora de perderlos. Debemos de ser conscientes de que no hay atajos, ni milagros en este camino. La única solución es recibir ayuda profesional y hacer reeducación alimentaria para que se produzca ese cambio de hábitos y estilo de vida necesarios, para conseguir un peso saludable que podamos mantenerlo en el tiempo”, añade la especialista.

No existe ninguna lista de alimentos buenos y malos. Todos los humanos tenemos necesidades de nutrientes, vitaminas, minerales que para ser cubiertas necesitan de una amplia cantidad de alimentos, de lo contrario nuestra dieta seria deficiente. Además, es muy importante controlar que el descenso de peso no sea muy rápido, ya que, de ser así, “nos está indicando que no es grasa principalmente lo que estamos perdiendo, sino que hay pérdida de agua y masa muscular”, aclara Leila.

Los profesionales sanitarios especialistas y especialmente los dietistas-nutricionistas, son los que deben prescribir las dietas de manera personalizada. “Cada vez la población es más proclive a autoevaluar y a cuidar su salud contrastando, de forma autónoma y autodidacta, informaciones sobre diferentes posibilidades de tratamiento. Pese a que, sin lugar a dudas, este hecho representa un síntoma de que la población se interesa más por su salud, también la hace más vulnerable a acceder a la “información pseudocientífica” relacionada con la alimentación y la nutrición”, afirma Leila.

Una dieta que tiene como objetivo bajar de peso debe producir un balance negativo; es decir, aportar menos de lo que la persona necesite. Sin embargo, no deben producirse restricciones muy severas de energía porque esto puede alterar nuestro metabolismo y caer en el efecto “yo-yo´´ con la recuperación posterior del peso. “Una dieta muy estricta es insostenible en el tiempo tanto a nivel físico como mental. Cuando se le prepara una dieta a una persona para perder peso, además de calcular la energía que tendrá dicha dieta en función de sus características personales, se tiene en cuenta que lo máximo recomendable es perder aproximadamente ½ kg por semana”, aconseja la nutricionista.

Las dietas basadas en eliminar grupos enteros de alimentos traen más daños que beneficios, una dieta, aunque sea para bajar de peso, debe cumplir con el objetivo de preservar nuestra salud y por ello debe estar compuesta por todos ellos, en la porción y frecuencia justas.  Según Leila, sólo es necesario quitar grupos de alimentos cuando hay una razón de fuerza mayor como puede ser una alergia, una intolerancia, una enfermedad metabólica, etc. “y por supuesto que cualquier patología, debe ir acompañada de su correspondiente diagnóstico médico”. “Solo consumiendo alimentos de todos los grupos podremos obtener todos los nutrientes que necesita nuestro organismo: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales” añade la nutricionista.

Por otra parte, es indispensable que una dieta sea personalizada, para que contemple todas las variables necesarias para ser elaborada, entre ellas: edad, sexo, actividad física, preferencias y aversiones alimentarias, horarios, situación fisiológica, estado de salud, etc.

LEER MÁS

¿Qué método de depilación es mejor?

30/01/2018

La mayoría de civilizaciones han practicado técnicas de depilación. A lo largo de los siglos, múltiples culturas han asociado la depilación con una mayor higiene y belleza.

Podríamos decir que el mejor método de depilación depende de las características y necesidades de la persona, de la localización o de implicaciones económicas.

Cualquier método de depilación puede ser agresivo si se realiza de forma inadecuada. El rasuradoelimina solo la parte visible del folículo, por lo que no suele ser un método doloroso, pero tampoco tiene una duración prolongada ni es definitivo.

 La cera es uno de los métodos de depilación más utilizados desde la antigüedad. Es barato y efectivo, y tiene una duración prolongada, pero no es definitivo y es doloroso.

Las distintas técnicas de fuentes de luz como láser y Luz Pulsada Intensa (LPI) son altamente efectivas, en muchos casos definitivas, y no se asocian a problemas si se realizan de la forma correcta.

Tipos de depilación y complicaciones

  • Rasurado: No está indicada en casos de infección cutánea ni en procesos que cursen con solución de continuidad de la piel como erosiones o úlceras. Algunas enfermedades dermatológicas ampollosas y porfirias pueden cursar con fragilidad cutánea y se desaconseja su uso también.
  • Cera: No se recomienda la cera caliente en pacientes con patología varicosa, así como en enfermedades cutáneas con pérdida de integridad de la piel (heridas, erosiones, úlceras) o con procesos inflamatorios dermatológicos activos como eczema, psoriasis, liquen plano o bien infecciones.  En las enfermedades dermatológicas que asocian fragilidad cutánea también se desaconseja utilizar estos métodos.
  • Láser/Luz Pulsada Intensa: Las técnicas que utilizan fuentes de luz suelen ser poco o nada efectivas en el pelo con color blanco o claro, por lo que no se considera un buen tratamiento en estos casos. Los fototipos más oscuros y las pieles bronceadas están contraindicados para la mayoría de láseres excepto para el de Alejandrita. La toma de fármacos fotosensibilizantes, llevar marcapasos, estar embarazada o presentar una infección activa también desaconsejan el uso de estas técnicas.

¿Cera caliente o fría?

 La depilación con cera caliente se considera más efectiva que la cera fría, si bien suele requerir un proceso más lento para su aplicación y puede provocar dolor y/o quemaduras.

La depilación con bandas de cera fría se considera un buen método para depilación en verano, ensucia menos y además tiene la ventaja de que estas bandas se desechan tras su uso. Como inconvenientes, no elimina bien los pelos de pequeño tamaño.

¿Existe algún método eficaz para evitar que el vello se enquiste?

El crecimiento del vello tras el rasurado puede provocar una pseudofoliculitis, al dirigirse su crecimiento hacia la propia piel. No existen métodos infalibles para evitar este proceso, pero sí que hay una serie de recomendaciones que mejoran el resultado en la depilación con cuchilla.

Es recomendable utilizar agua templada antes de la depilación para que el rasurado sea menos doloroso, así como jabón o un gel de rasurado para favorecer la hidratación de la piel. Después de la depilación se recomienda utilizar agua fría, puesto que tiene efecto calmante.

Respecto a las cuchillas, evita aquellas que no sean para depilación y utiliza siempre cuchillas nuevas.

Recomendaciones para depilación láser

La principal recomendación para la mayoría de láseres o LPI  antes del tratamiento es que la piel no esté bronceada. Además, debe estar rasurada, limpia y seca. El uso de cremas anestésicas puede ser recomendable en los pacientes más sensibles, pero solo en zonas concretas.

Después del tratamiento es recomendable utilizar cremas hidratantes varias veces al día durante las primeras 1-2 semanas, además de protegerse del sol. Cuando salga de nuevo el vello, utilizar sólo depilación por rasurado hasta la siguiente sesión.

¿Qué productos no se deberían utilizar después de una depilación?

En general es importante evitar la exposición solar y evitar productos o técnicas exfoliantes o que aumenten la posibilidad de dañar la zona. Hay que recordar que hemos sometido la piel a una agresión.

LEER MÁS

8 consejos alimenticios para que 2018 no se te indigeste

16/01/2018

Concluidas las fiestas navideñas, toca volver a la rutina y, cómo no, también a los famosos propósitos para el nuevo año. Cuando hablamos de nuestra alimentación, y por ende de nuestra salud, debemos prestar especial atención a una serie de pautas cuya aplicación no debe ser fruto de estos voluntariosos y, por norma general, poco realistas objetivos, sino que deben acompañarnos en nuestro día a día. Por esta razón hoy te traigo 8 tips muy concretos que te pueden servir de guía para que vayas modificando gradualmente la forma en la que te alimentas.

  • Deja a un lado tu repentina culpabilidad y vete día a día.

Cuando hablamos de alimentación y navidad, la mayoría de nosotros solemos pasar de 0 a 100 o, mejor dicho, de 100 a 0 en cuanto concluyen estos días festivos. Si hemos cometido excesos navideños no podemos compensarlos con hábitos o decisiones drásticas y poco saludables. Debemos ir adaptándonos a nuestras nuevas rutinas de una manera progresiva, natural y, sobre todo, planificada.

  • Sustituye la mayor parte de grasas saturadas por aceite de oliva.

Intenta que este producto ´tan nuestro´ esté presente en la mayoría de tus comidas, pero siempre en cantidades moderadas ya que, aunque sea una grasa buena, no hay que excederse con las calorías puras.

De esta forma conseguirás reducir la cantidad diaria de ácidos grasos saturados ingeridos en casi un 70%. Lo notará tu salud (reduce los niveles de colesterol sanguíneo) pero también tu estómago el cual, no lo olvides, viene de unas semanas navideñas de bastante descontrol.
 

  • Sí, has oído bien: realiza más comidas… pero menos copiosas.

Concentrar tu alimentación diaria en dos o tres ingestas no es recomendable ya que, de esta forma, dificultamos una correcta distribución diaria de las calorías y los nutrientes. Al realizar más comidas y en menos cantidades evitaremos los típicos atracones antes de comer o cenar y, lo que es más importante, unas oscilaciones muy grandes en nuestra glucemia que acarrean notables acumulaciones de grasa.

  • Frutas y lácteos para el almuerzo y la merienda.

Al hilo de lo comentado en el punto anterior, es fundamental que repartamos las comidas y recuperemos nuestros almuerzos y meriendas, pero huyendo siempre de la bollería y los dulces. Una pieza de fruta o un yogurt servirán para saciar nuestro apetito y evitar los mencionados atracones en la comida o la cena

  • Sustituye la sal por especias.

Puesto que los alimentos que consumimos ya tienen suficiente sal, evita añadir más y recurre a diferentes especias que evitarán la pérdida de sabor y, además, te proporcionarán más beneficios. Comino, eneldo, azafrán, jengibre u orégano son especias que pueden reemplazar a la sal común, siendo además beneficiosas para reducir la presión arterial y dar sabor a las comidas.

  • Presta mucha atención al desayuno.

Los beneficios de realizar un desayuno completo y equilibrado cada día son incontables. Un desayuno compuesto por lácteos, cereales y fruta pondrá en marcha nuestro cuerpo, y le proporcionará la energía necesaria para rendir al máximo durante toda la mañana.

  • Reduce la ingesta de carne.

Las navidades son fechas muy proclives al repunte en el consumo de carnes rojas y embutidos, lo cual genera numerosos contratiempos en forma de acidez o subida de los índices de colesterol y glucémicos. Tras estas fechas te recomiendo que reduzcas el consumo de este tipo de alimentos encontrando sustitutos como el pescado azul que aporta la misma calidad de proteína, y omega 3 que reduce el colesterol malo.

  • … y encuentra en las legumbres a tus nuevas aliadas.

Las legumbres pueden aportar, junto con moderadas cantidades de huevo, lácteos o pescado los requerimientos proteicos necesarios para tener una alimentación equilibrada. Además, nos saciaremos antes con la fibra que aportan y mejorarán nuestro tránsito intestinal.

LEER MÁS

Cómo prevenir la Osteoporosis

11/01/2018

La Dra. Cristina Medrano, reumatóloga del Hospital Medimar Internacional nos ayuda a prevenir la Osteoporosis.

Es conveniente llevar una dieta rica en lácteos, especialmente en adolescencia cuando se acumula la mayor parte del calcio de nuestros huesos, y en la menopausia cuando se empieza a perder masa ósea. El ejercicio de caminar es un estímulo natural para formar hueso. Debemos evitar el alcohol y tabaco, que además de todos sus efectos conocidos son tóxicos también para las células óseas.

El hueso es un tejido vivo, que se regenera constantemente a lo largo e la vida. En la adolescencia vamos ganando densidad ósea, alacanzando el pico máximo de masa ósea los 30 años. A partir de la menopausia la destrucción de hueso se acelera, y el hueso se forma no llega a ser suficiente para reponerlo. Es entonces cuando aparece la osteoporosis.

La prueba que mide la densidad de calcio del hueso se llama densitometría y es recomendable realizarla a partir de la menopausia, especialmente si existen antecedentes familiares de fractura de cadera. También su médico se la puede indicar si padece otras enfermedades o toma fármacos que favorecen la osteoporosis, como los corticoides. El estudio lo complementaremos con un análisis de vitamina D y minerales.

  • ¿Cúales son las enfermedades más comunes en las mujeres en relación a sus huesos?

La más importantes es la osteoporosis. Es conocida como la “epidemia silenciosa” porque afecta a un tercio de las mujeres tras la menopausia y no da síntomas, hasta que aparece la fractura. Las fracturas características de la menopausia son la de antebrazo o Colles, y las vertebrales. Si no se trata la osteoporosis, aparecerá más tarde la fractura de cadera, temida pues ocasiona mortalidad o invalidez en la mitad de los pacientes mayores que la sufren. Tras la menopausia también aumenta la frecuencia de artrosis y artritis reumatoide.

  • ¿El calcio y la vitamina D son claves para prevenir la osteoporosis?

Son imprescindibles, pero no suficientes. Podemos tomar el calcio natural de los alimentos, principalmente de los lácteos, o bien suplementar con pastillas de calcio con vitamina D. Pero una vez que aparece la osteoporosis postmenopáusica, no son suficientes, y hay que añadir alguno de los “fijadores de calcio” para mejorar la osteoporosis y disminuir el riesgo de fractura. Existen fármacos en forma de pastillas diaria, semanal, mensual, inyectables, y todos ellos mejoran la osteoporosis y bajan el riesgo de que aparezca una fractura.

  • ¿Cuándo es recomendable tomar suplementos de estos dos nutrientes?

Siempre que la dieta no aporte la cantidad diaria recomendada, que varía en función de la edad. Por ello su médico le adaptará el suplemento que necesita en función de la cantidad de leche, queso y yogur que toma cada día. Existen diversos preparados y es conveniente vigilar los niveles de vitamina D con análisis pues el déficit de vitamina D es muy común en España.

El tratamiento de la osteoporosis se basa en tres pilares fundamentales: el primero una dieta rica en calcio y vitamina D (lácteos); el segundo es caminar, pues el estímulo mecánico de caminar estimula el “osteoblasto”, que es la célula que forma huesos; y el tercero, en el caso necesario, existen varios medicamentos muy eficaces para “fijar” el calcio al hueso, que mejoran la densidad ósea y disminuyen claramente el riesgo de las temidas fracturas. ¡Hoy en día podemos prevernirlas con el tratamiento adecuado!.

LEER MÁS

Cuidados de la piel en invierno

20/12/2017

Nuestra piel sufre durante el invierno una serie de procesos que la agreden, tales como el frío, el viento, así como cambios bruscos de temperatura, la sequedad de los aires acondicionados, etc.

El frío produce vasoconstricción, y por tanto disminuye el riego sanguíneo y la hidratación de la dermis. En general todas las pieles sufren, sobre todo las zonas más expuestas como la cara y manos, y esto se acentúa más aún en pieles finas o débiles, en dermatitis atópica, pieles mayores o agredidas, pudiendo derivar incluso en rosácea y cuperosis.

La nariz, la frente o la barbilla, que suelen presentar una piel más grasa, aguantan mejor las agresiones del invierno, mientras que las mejillas resultan más afectadas, al igual que los labios, cuya finísima piel puede agrietarse.

  • Cómo cuidar tu piel en invierno

Es imprescindible una buena hidratación, tanto interna (bebiendo agua) como externa a través de cremas y tratamientos medicoestéticos, estos son los que más nos ayudan tanto reparando y tratando la piel como protegiendo y previniendo de los efectos del frío.

El producto imprescindible: el ácido hialurónico, es el producto más importante y eficaz en la hidratación de la piel, existen varios tipos, y diferentes pautas de tratamiento siendo la más adecuada para el invierno, la hidratación profunda de 8 meses de duración, técnica de mesoterapia con un ácido hialurónico no reticulado y acompañado de vitaminas, oligoelementos y minerales.

Con ello conseguimos, hidratar, reparar, un efecto seborregulador en pieles mixtas y tratar pequeñas agresiones faciales.

LEER MÁS

Cómo cambia la actividad sexual con la edad

13/12/2017 

El Dr. Bartolomé Lloret, urólogo, Director de Centro de Salud para el Hombre del Hospital Vithas Medimar Internacional nos ayuda a entender como tratar la actividad sexual a cierta edad.

Hasta hace pocos años se creía que la edad marcaba el final del placer sexual tanto masculino como femenino, debido a que la sexualidad se justificaba por un solo fin, la reproducción.

Este es el clima en que fueron educados nuestros padres, y aunque el cambio es lento, y progresivo, se debe aaceptar que la sexualidad en la edad adulta sólo responde al puro deseo de sentir placer, de gozar, de abrazarse a otro cuerpo, de querer.

Durante siglos se relacionó la sexualidad con la reproducción, negándole de esta manera el disfrute de la sexualidad a “la persona mayor”. Muchas personas, particularmente jóvenes, siguen viendo la actividad sexual como una facultad que se va desgastando hasta perder todo interés en aquellos que han superado los 60 años, se supone que el deseo siempre se desvanece con la edad. Esta etapa de la vida es valorada como ausente de manifestaciones sexuales.

Son muchos, los pacientes jóvenes, entre 50 y 60 años que vienen a la consulta por problemas de disfunción eréctil y tiene serias dudas de si es su edad la causa de la disfunción que padecen. Si tenemos en cuenta que mñas de un 30% de varones a partir de los 50 años van a padecer problemas de disfunción eréctil y que segú las últimas encuestas más de un 90% de ellos no saben la causa de su problema es fácil achacar a la edad el orgien de sus dificultades con la erección.

En las personas mayores la actividad sexual, no es entendida necesariamente como actividad orientada al coito, sino, en un sentido mucho más amplio; se trata del placer del contacto corporal global y la comunicación, así como la seguridad emocional que da el sentirse querido.

Desde el punto de vista fisiológico, los procesos de envejecimiento sexual comienzan hacia los 20 0 35 años, y siguen un proceso lento, muy variable de unas personas a otras. Es cierto que con la edad aparecen una serie de factores negativos como pueden ser determinadas enfermedades, ingesta de determinados fármacos, hábitos tóxicos… que influyen negativamente sobre la erección y en estos casos la disfunción no puede ser achacable a la edad.

La realidad es que el envejecimiento produce ciertos cambios en la fisiología sexual, pero comparado con otros cambios propios de la edad como el ajuste ocular o la capacidad vital, estos cambios son pequeños, la función sexual, vista desde el ángulo del acto sexual, no de la reproducción, se mantiene mucho mejor que otras funciones.

Vamos a analizar los cambios en la actividad sexual que podríamos considerar normales conforme avanza la edad.

Caracterización de la actividad sexual en el adulto mayor.

Cambios en la actividad sexual en el sexo masculino:

1) Se produce una disminución paulatina de la actividad sexual. Es decir, la frecuencia de las erecciones será menor aumentando lo que llamamos el tiempo de latencia. El tiempo de latencia es el necesario para volver a situar a punto los mecanismos que intervienen en la erección.

Hasta los 30 años es fácil poder conseguir una segunda erección rápidamente, pero cuesta cada vez más conforme aumenta la edad. Cuesta más llegar a la erección y durante esta es relativamente frecuente que pierda intensidad.

2) Disminución de la fortaleza y frecuencia de las contracciones de la musculatura estriada de la pelvis. Durante la erección no sólo participaban los músculos del pene, también lo hacen la musculatura perineal. Por ello con la edad la turgencia, la fuerza del pene disminuye.

3) Apreciación subjetiva de una menor intensidad de placer derivada del orgasmo. El placer durante la relación sexual y el orgasmo son menos intenso que en la persona joven.

4) En algunos caso se instaura la eyaculación precoz. Probablemente como mecanismo de defensa, compensatorio. En otros casos se produce el efecto contrario, cuesta más conseguir la eyaculación.

5) Disminuyen las erecciones nocturnas tanto en intensidad como en frecuencia.

6) Disminuye la cantidad de esperma debida al envejecimiento de la glándula prostática y las vesículas seminales, donde se produce el 90% del líquido espermático.

  • ¿Cuándo deberíamos preocuparnos?

Hemos descrito los cambios más habituales que ocurren durante la edad adulta pero esta alteraciones aun siendo fisiológicas, naturales no dejan de ser un inconveniente para mantener una actividad sexual satisfactorio.

Si los cambios que usted ha podido leer en este artículo empiezan a ocurrir antes de los 50 años debe asistir a la consulta de un urólogo-andrólogo. Posiblemente no tenga ningún problema ningún problema pero un estudio sencillo puede evaluar si estos cambios son normales o secundarios a alguna alteración.

No hay porque renunciar a la relación sexual, hoy en día disponemos de medios, tanto farmacológicos como físicos para poder mejorar la erección de una forma segura y eficaz, prácticamente sin efectos secundarios.

Si necesita más información puede acceder a la web: www.saludhombre.es

 

LEER MÁS

Cómo evitar los resfriados en Invierno

07/12/2017

Mantener la casa ventilada, cuidar la higiene personal, lavarse mucho las manos, y no abusar de la calefacción, son clave para prevenir el resfriado. Comer mucha fruta y estar bien hidratados fortalecen las defensas de nuestro cuerpo. También practicar ejercicio y descansar correctamente. Para evitar el contagio, utilizar pañuelos de papel a la hora de toser y estornudar, y tirarlos directamente a la basura. Evitar el contacto de las manos en ojos y nariz, y los espacios cerrados y muy transitados.

La llegada del frío, la humedad, y los cambios de temperatura hacen que el invierno sea la época del año en la que más frecuentes son los resfriados. Las defensas de nuestro cuerpo bajan y nos hace más susceptibles a poder contraer este virus, por eso, el Hospital Vithas San José te ofrece unos consejos para prevenir el temido y frecuente resfriado.

Mantener la casa a temperaturas estables sin mucho calor, ventilar el hogar, cambiar frecuentemente la ropa que utilizamos en casa y las sábanas, y mantener la habitación limpia, son pequeñas rutinas a las que debemos habituarnos en el invierno.

  • Mantener la higiene personal es la mejor manera de estar sano y no enfermar
  • Ventilar la casa unos minutos al día, aunque nos resulte algo incómodo, para que desaparezca la concentración de microorganismos que puedan favorecer el contagio.
  • Mantener lo más limpio posible las estancias de la casa con productos desinfectantes, y los materiales que utilizamos en ella, como el pijama, las sábanas, las toallas, etc.
  • Mantener estable la temperatura del hogarLa temperatura ideal para el humano varía entre los 21°C y los 23°C.
  • Utilizar ropa que nos abrigue bien para salir a la calle. Nuestro cuerpo no asimila bien los cambios de temperatura bruscos, y bajan nuestras defensas. Llevar tapada la nariz y la boca es importante ya que es la entrada principal de bacterias.
  • Una dieta rica en frutas y, sobre todo, la hidratación, son claves para mantener nuestro organismo fuerte y evitar así un posible resfriado.
  • Un buen descanso es fundamental. Organiza tu tiempo de descanso y no duermas menos de 6 horas.
  • El ejercicio físico moderado y regular activará tus defensas, lo que hará que el cuerpo se encuentre más fuerte frente al virus

Cómo evitar el contagio

  • Mantener nuestro cuerpo limpio. Ducharnos más a menudo y, sobre todo, lavarnos las manos, con jabón y abundantemente, durante aproximadamente 20 segundos. En el caso de que sean niños, recuerda la importancia de realizar este paso.
  • Los pañuelos que utilicemos deben ser de papel, y deben ser depositados en la basura inmediatamente después de utilizarlos.
  • Taparnos boca y nariz completamente cada vez que tosamos o estornudemos.
  • Evitar el contacto de las manos con los ojos y la nariz. Esta forma de contagio es muy común, por lo que debemos procurar que las manos y la cara entren en contacto lo menos posible.
  • Evitar los espacios cerrados con mucha gente. Es preferible salir a la calle a tomar el aire que exponerse al contagio en lugares abarrotados.

Desafortunadamente, los resfriados no se pueden prevenir completamente. Sin embargo, teniendo en cuenta y llevando a cabo los consejos anteriores, reforzaremos nuestro sistema inmunitario para reducir la probabilidad de sufrir enfermedades e infecciones de este tipo

LEER MÁS

Cuando el deporte deja de ser salud

30/11/2017

Cuando el deporte deja de ser salud: dietas, suplementos y sustancias para aumentar el rendimiento. Artículo de la Dra. Lola Arenas, Jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Vithas Perpetuo Internacional. 

El culto por un “cuerpo perfecto” se ha instalado en nuestra sociedad. Hasta el 90 por ciento de los deportistas, incluso amateurs, usan suplementos nutricionales y siguen sus propias dietas sin asesoramiento médico, principalmente porque se pueden comprar libremente y las consideran “sustancias naturales”, lo que no equivale a “libres de peligro”.

Muchos “dogmas dietéticos” del mundo del deporte carecen de evidencia científica.

Un atleta de resistencia tiene un requerimiento proteico y energético diario más alto, y debe aumentar la ingesta de proteínas a 1,2-1,7 g / kg / día, y consumir conjuntamente 8-10 g / kg / día de hidratos de carbono.  Sin embargo, una dieta prolongada con alta carga proteica puede dañar el funcionamiento del colon y la mucosa gástrica.

El consumo elevado de suplementos de colina o L-carnitina para perder grasa, una sola dosis de suplemento de L-carnitina puede contener 1.500 miligramos, el equivalente a más de 1,5 kilos de carne de vaca, genera niveles elevados de toxinas  que aceleran la enfermedad cardiovascular y la progresión de la enfermedad renal, y, en el caso de personas que han sido trasplantadas de riñón, el retorno temprano a la hemodiálisis.

El consumo de altas dosis de vitaminas y minerales, como la vitamina A, Niacina, Zinc y selenio, y durante largos periodos también puede producir toxicidad, con síntomas como náuseas, vómitos o diarrea, aumento de enzimas hepáticas y ulcera péptica. Y de la dieta y suplementos nutricionales al consumo de fármacos y sustancias diversas para elevar el rendimiento hay solo un paso.

Durante los últimos 4 años el número de complicaciones hepáticas y renales que precisan hospitalización e incluso diálisis asociadas a esteroides anabolizantes se ha triplicado con un aumento del 1% al 8% con respecto a los 15 años previos: fallo hepático y aumento de bilirrubina, nefropatía biliar aguda, glomeruloesclerosis focal y segmentaria, y nefropatía tubulointersticial. Las pruebas renales de un estudio de la universidad de Columbia revelaron que nueve de los diez culturistas desarrollaron una condición llamada glomeruloesclerosis focal y segmentaria, un tipo de cicatriz en los riñones, que producía pérdida de proteínas en orina e importantes reducciones en la función renal.

Esta enfermedad se produce cuando los riñones están sobrecargados de trabajo, y es parecida a la que se observa en pacientes con obesidad mórbida, pero parece ser aún más grave.Se estima que el riesgo de mortalidad entre usuarios crónicos de esteroides anabolizantes es 4,6 veces mayor que en la población normal ajustada por edad.

La creatina, otro producto utilizado para aumentar la masa muscular y mejorar el rendimiento atlético, aumenta los niveles de creatinina, pero lo hace de manera independiente a la función renal, por lo que unos análisis en los que la concentración de creatinina es alta puede reflejar daños renales o reflejar suplementación con creatina. Sería deseable que un nefrólogo analizara la situación y diferenciara entre ambas situaciones.

Actualmente del 6 al 10% de los clientes de un gimnasio consumen estas sustancias, convencidos que los beneficios del uso superan a los inconvenientes, que “creen” conocer bien, y se arriesgan sin supervisión médica, combinando diferentes sustancias, y a dosis muy superiores a las de la práctica clínica habitual.  Sin duda, es una patología emergente generada por los nuevos valores de nuestra sociedad.

LEER MÁS

Donar Óvulos, impulsar la vida

22/11/2017

Artículo de la Dra. Isabel Moragues Espinosa de los Monteros, Co-Directora de Vithas Fertility Center del Hospital Vithas Perpetuo Internacional sobre la concienciación en la donación de óvulos.

¿Existe algo más gratificante que ayudar a otras personas a conseguir el sueño de formar una familia?  España es uno de los países europeos en los que se realizan más donaciones de óvulos y esperma y ésta es una gran noticia para aquellos pacientes que deben realizar una fecundación in vitro con donación de gametos, ya que España se sitúa en la cabeza de Europa en lo que a estas técnicas y especialistas se refiere, lo que nos da un plus de experiencia y saber hacer respecto a nuestros vecinos europeos.

El retraso de la edad materna, el estrés, enfermedades hereditarias o la contaminación, son factores que han hecho que quedarse embarazada, en ocasiones, pase a ser un proceso difícil y frustrante. La Unidad de Fertilidad de Vithas Perpetuo, Vithas Fertility Center, recomienda que tras un año buscando embarazo sin un resultado positivo, se acuda a un centro de reproducción asistida, para que, mediante un chequeo, se pueda determinar si hay algún problema y si es así, buscar la solución más adecuada.

Además, para facilitar los primeros pasos en éste proceso la unidad ofrece el Fertility Test gratuito, que incluye una primera visita con el especialista para desarrollar una historia clínica, un seminograma para conocer las características seminales del varón y el test AMH que mide los niveles sanguíneos de la hormona antimüleriana, un marcador muy preciso de la reserva ovárica actual de la mujer.

Las principales causas para recurrir a la fecundación in vitro con donación de óvulos o esperma pueden estar relacionados con problemas severos en el factor masculino; el riesgo de transmitir enfermedades genéticas hereditarias; ovarios afuncionales; carencia de ovarios; o simplemente, que la mujer decide ser madre soltera por elección.

La donación es esencial para que muchos pacientes puedan cumplir el sueño de ser padres. Un acto altruista que, junto a un proceso sencillo e indoloro, abre las puertas a que otras personas puedan dar uno de los pasos más importantes en su vida.

LEER MÁS